¿Buscas hoteles baratos en Valladolid? A continuación tienes una selección de algunos de los mejores alojamientos de la capital de Castilla y León para que puedas disfrutar de tu estancia en la ciudad vallisoletana.

Los mejores hoteles de Valladolid

Para ayudarte a elegir en función de tus necesidades, a continuación tienes un mapa en el que puedes ver TODOS los hoteles disponibles en Valladolid, así podrás filtrar por localización o precio en función de las fechas a las que vallas. Encontrarás el hotel que buscas, seguro:

Hoteles baratos en Valladolid
Booking.com

Hoteles de 2 estrellas en Valladolid

Hotel Ibis Valladolid

Hotel Ibis Valladolid

Hotel Roma Valladolid

Hotel Roma Valladolid

Ibis Valladolid

hotel Ibis Valladolid

Estuve alojado en este hotel desde el pasado 15 de mayo hasta el 18 con motivo de un congreso que tuvimos de mi trabajo, y la verdad es que es un hotel que está bastante bien.

Se encuentra muy bien situado pues esta en la salida 120 de la autovía y cerca de Mercaolid. El hotel está casi a las afueras, cerca de carretera Palencia, de forma que podemos ir sin tener ninguna preocupación en coche, porque el aparcamiento que tiene es muy bueno, y podemos dejar el coche allí sin ningún problema, pero también nos lleva el taxi, e incluso si pillamos una hora decente nos lleva el autobús, estando la parada bastante cerca.

Es bastante acogedor, el personal sobre todo bastante agradable dispuesto en todo momento a ayudarte en lo que sea habitaciones bastante limpias y sencillas. El baño bueno pues con lo justo, sobrecito de champú y gel, peine y poco mas.

Hotel Ibis Valladolid

Hotel Ibis Valladolid

El desayuno tipo buffet, y te puedes poner hasta arriba de comer, aunque puedes tomarlo sencillo si quieres también .

Aconsejo este hotel si os gusta estar fuera de la ciudad, y queréis tranquilidad y no necesitáis demasiado lujo.

Ah¡ el parking gratuito exterior y si no hay sitio puedes aparcar por algún sitio cercano al hotel sin problemas.

Insisto os lo recomiendo ya que saldréis bastante contentos de él. Si no os queréis gastar dinero esto es lo que necesitáis.

Hotel Roma

Hotel Roma valladolid

El hotel está situado en el centro de Valladolid, y cuando digo centro es puro centro, está como a una manzana de la plaza mayor, que es el centro de la ciudad por excelencia, situado en una calle llamada Héroes del Alcázar, es una calle peatonal llena de tiendas y restaurantes.

Está situado en la zona de compras, de echo hay un corte inglés a escasos metros, por lo que para visitar la ciudad es un lugar ideal para desplazarte.

Dispone de un restaurante muy selecto y por lo visto bastante conocido en la ciudad, yo no tuve el privilegio de conocerlo, pero conocidos de allí me comentaron que aunque es un poco caro, se come muy bien y es de muy buena calidad, lo que sí conocí fue su desayuno buffet, bastante surtido. Recuerdo que había fruta, cereales, bollería, yogures, colacao, cafés, tés, tostadas, zumos……la verdad es que el desayuno fue espectacular y me puse tanto las botas que a la hora de la comida ya estaba lleno y no me entraba nada.

Además de restaurante el hotel dispone de sala de banquetes y salones de reuniones para congresos y demás.

No os puedo decir si tiene parking el hotel o no, porque en las dos ocasiones que fui no fue en coche sino en autocar, pero si el hotel tuviera parking os lo recomendaría coger, porque en la zona del hotel es complicadísimo encontrar aparcamiento, ya que muchas calles son peatonales y las que no lo son son de zona azul, así que si vais, llamad y preguntad si lo tienen, porque así es quitáis un problema de encima.

El hotel en si es pequeño porque solo tiene 2 plantas que yo recuerde, espero no confundirme pero como está en la zona más antigua de la ciudad debió ser un edificio viejo que más tarde rehabilitaron.

Hotel Roma Valladolid

Hotel Roma Valladolid

Las habitaciones son muy bonitas, como se suele decir de casa de muñecas, muebles de madera, pintadas así como de color beis anaranjado, cortinas blancas todo como muy coqueto y elegante pero sin extravagancias.

La habitación tenia una cama y ambos lados mesitas de madera, en una de ellas recuerdo que había un pequeño florero, después había también una mesita con la tv justo enfrente de la tv y otra mesa y silla de escritorio.
El mobiliario en general era clásico, comparándolo con los nuevos hoteles más modernistas y más minimalistas, pero el estado de los muebles no se veía para nada viejo sino todo lo contrario o quizás muy bien cuidados.

La habitación dispone de aire acondicionado, calefacción, teléfono, secador y de baño completo por cierto, está muy bien ya que no es muy grande pero no es claustrofóbico como he visto en otros sitios, tenía una pequeña bañera con cortina y en la zona del espejo creo que era todo como de mármol gris y blanco en general era un baño muy aceptable.

La primera vez que estuve, tuve un problema con la reserva pero rápidamente lo solucionaron muy educadamente y gentilmente, los empleados son un poco secos pero en general no tuve problema ninguno con ellos, todo lo contrario de echo les pedí ayuda para encontrar en un mapa una calle que buscaba y no solo me la señalaron si no me dijeron la forma de ir más rápidamente.

La habitación no es que fuera de mi gusto, porque era la típica habitación clásica, tipo casa de muñecas y yo que soy un forofo de la sencillez y la elegancia del minimalismo pues como que no me llamó mucho la atención, pero bueno está muy bien cuidada y tenía todos los detalles imprescindibles.

La limpieza de la habitación y del baño era muy buena, además por lo visto debían de tener habitaciones para fumadores, porque me preguntaron si fumaba y la verdad es que la habitación que me dieron no había ni rastro del olor que deja el tabaco en las habitaciones y es una cosa que no soporto, porque si encima que pago tengo que dormir en un sitio donde alguien ha fumado…

La localización del hotel, pues imaginaros en pleno centro de Valladolid, en una calle peatonal en zona de tiendas y restaurantes pues en la gloria no me hizo falta ninguna coger ni buses ni taxis a todos los sitios fui a pata. Encima Valladolid como es tan plano pues es una gozada pasear por esta ciudad.

Por cierto otro de sus mejores puntos fue el silencio, no se oye nada de la calle y eso que es una calle bastante transitada y con las habitaciones de los lados pasa igualmente lo mismo, y claro a los que tenemos el sueño ligero pues es una verdadera bendición.

El precio muy barato, yo las dos veces que estuve alojado allí, la verdad es que eran en temporada baja y me costo yo creo que entre 50 y 60 euros, por lo que no me parece nada caro, sobre todo por ser Valladolid que te cobran los hoteles como si estuvieras en Londres, normalmente suelo coger hoteles que tienen bonos de viaje pero en aquel momento los que tenían en Valladolid no les quedaban habitaciones y preguntando a gente de allí me lo recomendaron y la verdad es que en general me quedé muy satisfecho.

Hoteles de 3 estrellas en Valladolid

Tryp Valladolid Sofia Parquesol

Tryp Valladolid Sofia Parquesol

Washington Parquesol Suites

Washington Parquesol Suites

Hotel Boutique Catedral

Hotel Boutique Catedral

Hotel Zentral Parque

Hotel Zentral Parque

Voy a intentar reflejar en esta opinión, el tipo de información que busco cada vez que entro a saber algo de un hotel por si me alojo en él. De entrada y a modo de resumen, puedo decirte que mi opinión es positiva, con lo que a continuación paso a exponerte los motivos por lo que pienso que este hotel puede ser una buena opción si quieres alojarte en Valladolid.

Valladolid es una ciudad que gracias al AVE está ahora a solo 55 minutos de la capital madrileña. Pero que si vas por tu cuenta en coche, son poco más de dos horas de camino (unos 200 kilómetros). Es por tanto una muy buena opción si quieres conocer en un fin de semana una ciudad próxima a Madrid sin tener que hacer grandes desplazamientos.

El Ayuntamiento de Valladolid, no se si porque se celebra actualmente el aniversario número cien de la construcción del edificio en que se encuentra el Ayuntamiento, está realizando una importante campaña para dar a conocer su ciudad.

Para ello incluye en su oferta hotelera la tarjeta Valladolid-card, que permite durante un día entrar de modo gratuito en la mayor parte de los museos de la ciudad, viajar en el autobús turístico e incluso dar un paseo en barco por el Pisuerga.

Y en contra de lo que había escuchado, la oferta cultural de Valladolid es mucho mayor de lo que parece, por lo que en un día por mucho que corras no te va a ser posible poder hacerlo todo. De hecho el recorrido en barco no lo hicimos y algunos de los museos o se nos quedaron sin ver o tuvimos que hacerlo en el domingo.

Cuando quieres conocer una ciudad, es importante la ubicación del hotel y la de este es muy buena, pues si bien no está en el mismo centro, la distancia al mismo es corta. Frente a él está le Jardín Campo Viejo, y atravesándolo en poco más de cinco minutos te encuentras en la Plaza Zorrilla, entrada al casco histórico de la ciudad y al lado de la cual encuentras la Oficina de Información de Turismo, en la que puedes obtener la tarjeta Valladolid-Card.

Cinco minutos de paseo a través de la calle Santiago te llevan a la Plaza Mayor de Valladolid. En total es pues un paseo de menos de quince minutos, sin ningún tipo de dificultad pues es completamente llano.

Por otra parte, si quieres moverte por esta zona de Valladolid, quieras o no tendrás que caminar, pues además de ser todo zona azul, o metes el coche en un parking, o de costará mucho aparcar. Máxime porque muchas de las calles por las que vas a caminar son peatonales.

El hotel se encuentra en plena zona azul. Dispone de parking para sus clientes (12,50 €), al que se accede por un lateral del hotel y mediante la tarjeta de la habitación, introduces el coche en un ascensor que te baja hasta el garaje.

Lo que no resultó nada fácil fue localizar el hotel, pues no aparece en ninguno de los carteles indicadores. Tampoco encontrábamos un indicador para la estación de autobuses, pues el hotel se encuentra justo al lado de esta. Finalmente tras un recorrido nocturno de reconocimiento de la ciudad, ideal para una noche de viernes, cansado de viaje y de semana, llegamos al hotel.

No hicimos ninguna comida en el hotel, ni siquiera el desayuno, pues no estaba incluido en el precio. Y este es otro de los puntos de los que quiero hablar, porque el precio de los desayunos en los hoteles suele ser abusivo, no bajando nunca de diez euros por persona. Por ese precio en cualquier cafetería puedes hacer un desayuno pantagruélico.

El problema radica en que en algunas zonas, no existe ninguna cafetería cercana o esta abre a horarios muy tardíos (por lo menos para mi que suelo levantarme temprano), por lo que la posibilidad de desayunar cerca del hotel es para mi importante.

Ese problema no existe en este hotel, pues a menos de cincuenta metros está la estación de autobuses, con una cafetería que permanece abierta las 24 horas del día. Los desayunos pr0piamente dichos los sirven a partir de las 7 de la mañana.

Pero si te apetece una cafetería más cómoda y acogedora, en la propia acera del hotel, en el cruce con el Paseo de Zorrilla, encontrarás otra cafetería que abre a las 8 de la mañana (los festivos a las 9) con un ambiente y un trato maravilloso y más económica, pues el desayuno incluyendo bollería (o pincho de tortilla) y zumo no llegaba a los dos euros.

Dicho todo lo anterior, entremos en el hotel, con una amplísima recepción, decorada con un estilo sencillo y agradable. Como muy agradable es el trato del personal de recepción.

Nos dieron una habitación en el piso 9, que es el último piso del Hotel, con vistas a la estación de autobuses y a la ciudad de Valladolid. El suelo es de terraza en la entrada a la habitación y el resto es de tarima, sin ningún tipo de moqueta ni alfombras, con lo que a mi mujer y a mi que las odiamos en los hoteles, este detalle nos encanta.

La habitación es amplia, con dos camas separadas por una mesilla y con una decoración muy sencilla, con apenas un cuadro y unos apliques de luz en las camas y sin ningún espejo en toda la habitación.

El televisor es grande y situado en alto, con televisión por cable, pero sin teletexto (por extraño que pueda parecer. Una mesa, un sofá y una silla, completan el mobiliario de la habitación, que cuenta también con un armario empotrado de dimensiones aceptables.

Una puerta-ventana da acceso a la terraza, muy amplia y desde la que puede contemplarse como decía Valladolid (la zona nueva) pues no en vano estamos en el piso noveno. Si bien la limpieza en la habitación era impecable, aquí en la terraza había restos de colillas, señal de que hacía tiempo que no la limpiaban. Colillas que seguramente se deben a que la habitación es para no fumadores, con lo que probablemente algún desesperado se saldría fuera a la terraza para fumar.

Lo que realmente nos dejó impresionados fue el cuarto de baño. Siguiendo una moderna tradición de ahorro, tanto el gel como del jabón, se encuentran en la bañera y en el lavabo en aparatos dispensadores.

Y ahorro también en los pasillos, con luces inteligentes que van encendiéndose a tu paso.

No se si porque no había demasiada gente en el hotel, o porque estaba bien insonorizado, el caso es que no es escuchaban ruidos molestos en el hotel, y por supuesto ningún ruido de la calle (aunque tratándose de un noveno, esto es menos valorable).

Aunque no lo utilicé, me consta que tienen sistema wifi en el hotel, porque un cliente lo estaba solicitando.

En resumen un buen hotel, con un trato agradable, con una relación calidad-precio muy buena, pues nos costó 60 € la noche incluyendo la tarjeta Valladolid-Card.

Hotel Mozart

Hotel Mozart valladolid

La mayoría de compañías que van al teatro más de un día se quedan a dormir en el Mozart, y comen allí y demás, y nos contratan a los que estamos en el teatro para hacerles los recados o llevarles las bolsas, porque aunque allí hay botones, no están todo el día pendientes de lo que ellos necesitan.

Si vemos el hotel por fuera, aunque sólo tenga tres estrellas pensaremos que tiene más, porque su arquitectura es perfecta y su diseño fenomenal, ya que es de piedra lacada muy bien puesta y pulida, en la entrada tenemos un porche con una terraza en la que nos podremos tomar una copa una cerveza o sentarnos a tomar el sol.

Si entramos encontraremos el vestíbulo, que es muy lujoso, tiene el suelo de mármol y alfombra de terciopelo, con un recepcionista y dos botones por si acaso, aunque uno de ellos es el aparcacoches.

El hotel tiene sólo tres plantas, y no muy grandes, pero como estamos en el centro de Valladolid, y en esa zona los edificios (salvo el corte inglés) no deben de tener más plantas pues no nos podemos quejar.

La primera planta es la más cara y la que más lujo tiene, con una suite que cuesta 350€ euros noche, yo he entrado, pero a llevarle un traje a Quique Camoiras.

La segunda planta es menos lujosa, pero también es carilla, tiene 12 habitaciones bien estructuradas y grandes, y además encargan mujeres a domicilio (o al menos eso me dijo un actor conocido de cuyo nombre no quiero acordarme). Aquí dormir una noche cuesta 115€

La tercera planta diremos que es la de pobres y la que yo más conozco, puesto que las compañías vienen a trabajar y si se ahorran un duro con la manutención de sus actores pues mucho mejor, y es que de dormir en la primera planta a dormir en la tercera hay 80 euros por noche de diferencia.

También tengo que deciros que el Mozart tiene enfrente de su hotel una planta entera de cocheras para uso de sus clientes, y con un aparcacoches y todo si te hace falta, lo que no sé es lo que cobrarán por este servicio.

Lo dicho, si venís a Valladolid un fin de semana, quedaros en el Mozart, que tenéis lujo en el centro de Valladolid.

La Mota

La Mota medina del campo

Este hotel está en Medina del Campo , es el mejor de la ciudad de Medina del Campo en la provincia de Valladolid , la relación calidad precio es correcta para los bolsillos de tamaño mediano , cuenta con una gastronomía de la zona digna de probar.

Si se hospedan en este hotel aconsejo visitar el Castillo de la Mota , donde estuvo recluida Juana la Loca , que según la historia se volvió loca por los celos que tenía de su esposo Felipe el Hermoso .

Cuando den una vuelta por la ciudad , hay que tener presente que por un tratado desde el tiempo de los Reyes Católicos , en esta ciudad los jueves es festivo y los domingos es laborable , a efectos de bancos y comercios , es conveniente indicarlo para los visitantes que acuden en Jueves.

En el Hotel La Mota de esta ciudad se aloja mucho turismo que va hacía La Coruña .

Espero que les sirva de ayuda está recomendación.

Torre de Sila

Torre de Sila tordesillas

Yo nunca me pierdo las fiestas de Tordesillas porque voy a casa de varios amigos míos, pero este año vinieron muchos amigos de Bilbao y varios colegas y yo nos quedamos sin sitio en la casa, asi que nos tocó buscarnos un sitio, pensamos en un camping, porque los precios de El montico son algo caros, así que miramos y el Torre de Sila era bastante más económico, y no porque ofrezca menos prestaciones, menos lujos sí, porque este tiene tres estrellas, pero para lo que lo queríamos realmente nos sobraba hotel.

El hotel está situado en una buena zona en Tordesillas, porque está situado en la carretera de Madrid que viene de La Coruña, así que a cualquier viajero le pilla de paso.

El hotel no es muy grande, ya que tiene veintinueve habitaciones, pero para lo que es yo creo que es más que suficiente, porque Tordesillas no es Marbella, ni Torremolinos ni nada por el estilo.

Dentro de las habitaciones hay que decir que tienen tonos grises que ayudan realmente bien para que los que tengan estrees se relajen, por otra parte hay habitaciones totalmente adaptadas para discapacitados, lo que me parece realmente bien porque no deja de ser un avance social, también hay habitaciones para fumadores, así que si no fumais no tendreis problemas de humos.

Tenemos teléfono individual, Televisión, calefacción, aire acondicionado, y minibar, yo de esto no use mucho porque sólo venía la hotel a cenar, y a dormir una hora.

Tenemos wifi en todo el hotel por si lo necesitamos para trabajar o porque estemos enganchados al mismo, pero lo que más me gusta del hotel es la cafetería, porque es muy vistosa, y sobre todo, hay tres camareras que están buenísimas, sólo por ello te tomas un café o una caña.

El restaurante del hotel se llama alacena, pudiendo ir a papear sin necesidad de estar en el hotel, en el ofrecen productos típicos de Castilla y León y a un buen precio.

Admite reservas telefónicas y por internet, a mi por la estancia a media pensión me cobraban 23 euros al día, que no me parece un precio muy caro.

Si vais a Tordesillas pasad por este hotel que vuestro cuerpo os lo agradecerá

Hotel Ribera del Duero

hotel ribera del duero

Mi principal experiencia con el Hotel Ribera Duero de Peñafiel es que celebré mi boda en este hotel. El hotel es una fabrica de harinas reconstruida y su estructura tiene un encanto especial.

Se trata de un hotel de tres estrellas pero con comodidades que podrían hacerlo superar esta categoría. El hotel consta de 27 habitaciones, 22 dobles, 4 individuales y una suite. Además tiene una cafeteria en la que se pueden consumir raciones, bocadillos, etc. Un restaurante con menu del día y a la carta y varias salas para celebraciones que cubren un rango de hasta unas 350 personas.

Cómo he comentado anteriormente yo celebré mi boda en este hotel y todo fue estupendo. La carta para elegir menú para la boda es bastante amplia y con precios diversos por lo que se puede ajustar el presupuesto. Si quieres cóctel de bienvenida puedes celebrarlo en un salón o en los jardines si el tiempo es bueno. La comida es de excelente calidad, el pescado es espectacular y tienen un maestro asador si lo que quieres como plato de carne es el típico lechazo asado de Peñafiel. Además ofrecen la posibilidad de poner platos especiales a invitados con alergias alimenticias.

Hotel Ribera del Duero

Hotel Ribera del Duero

El salón principal tiene un aire medieval ya que su interior es de madera y piedra. Las mesas pueden ser redondas o alargadas aunque si son redondas el número de comensales esta más limitado con un máximo de 12.

Con la comida está incluida la discoteca en el hotel y tienes dos opciones para las copas, barra libre o mediante tickets a los invitados diferenciados en ticket de refresco o de cubata. El principal fallo a mi juicio es la discoteca porque es muy oscura, pero tienes baile asegurado para rato y con posibilidad de elegir tú mismo la música.

Si celebras la boda en el Hotel te regalan la noche de bodas en la suite (abuardillada en madera y con jacuzzi) y te invitan a cenar en tu primer aniversario. Para los invitados que necesiten habitación hacen un descuento del 20% en el precio de las habitaciones. En mi caso, o me dijeron eso por quedar bien, o todos los invitados que durmieron en el hotel salieron muy satisfechos. El hotel también ofrece ayuda turística a los visitantes concertando visitas a ciertas bodegas de la zona y algunas actividades.

En resumen, mi experiencia con este hotel es excelente aunque he de reconocer que se reduce casi exclusivamente a la celebración de la boda y en ese aspecto lo considero muy recomendable.

Tryp Valladolid Sofía Parquesol

Tryp Valladolid Sofía Parquesol

Mi llegada fue bastante tardía y aún así me recibieron bastante bien, no hubo problemas al alojarme y al entrar en mi habitación todo estaba en bastante correcto orden. Todo bastante limpio y todavía tenía la prensa del día… que me ayudó a dormirme leyéndola un ratito. Sólo me pusieron alguna pega por la hora para abrir el garage pero yo creo que era para ganarse una propina 😉

La televisión es de buena calidad y el mando no estaba tan manoseado como suele ser habitual, quizás tuve la suerte de ser de los primeros en utilizarlo. Además los canales estaban bien sintonizados, lo cual es un alivio, el ahorrarte unos minutos en estar programando tu mismo la programación.

El desayuno es el típico de buffet, comes lo que te apetece, en mi caso fue normalito (cafe, fruta algún bollo). Todo fresco y parece que de buena calidad.

Las comidas no puedo decir, ni siquiera sé si daban comidas.

Tryp Valladolid Sofía Parquesol

Tryp Valladolid Sofía Parquesol

Sólo cené una vez allí y estuvo bastante bien (sobre todo porque pagaba la empresa 🙂 ); los entrantes y el pescado al horno estaban buenísimos, todo ello regado por un vino de Rueda. Vamos, el/la cocinero/a es muy bueno.

El ambiente es moderno, es decir, líneas muy rectas en plan arquitectura moderna. A mi me suelen gustar más clásicos, como los paradores, ya que me parecen más acogedores, pero a pesar de eso el ambiente llevaba a descansar. Incluso el florero tenía unas florecillas (no naturales, pero bueno) que alegraban la habitación.

Su situación es en un sitio bastante tranquilo, no muy lejos de una de las carreteras de salida de la ciudad (yo trabajaba en las afueras en esos días).

En resumen: Para una visita como la mía por motivos de trabajo en las afueras me vino perfecto. Pero para visitar la ciudad quizás quede algo lejos del centro para ir andando.

Hoteles de 4 estrellas en Valladolid

Nexus Valladolid Suites & Hotel

Nexus Valladolid Suites & Hotel

NH Ciudad de Valladolid

NH Ciudad de Valladolid

ELE Enara Boutique Hotel

ELE Enara Boutique Hotel

Silken Juan de Austria

Silken Juan de Austria

NH Valladolid Bálago

NH Valladolid Bálago

Hotel Boutique Gareus

Hotel Boutique Gareus

Hotel Olid

Hotel Olid valladolid

He estado en un par de ocasiones alojada en este hotel, sobretodo en las fiestas de Valladolid que, hace tiempo nos solíamos reunir toda la familia en casa de mi tía, pero claro, no cabemos todos, por consiguiente debemos buscarnos un hotel por la zona, y como el Olid es uno de los hoteles que cae cerquita, las dos veces que me he hospedado en hotel en Valladolid, ha sido en este.

Las habitaciones son una pasada. Son amplias y exteriores y muy bien equipadas.

El colchón de la cama es muy cómodo y ancho e individual. Supongo que en este hotel tendrán bastantes habitaciones con cama de matrimonio, ya que es un 4 estrellas, pero siempre las hemos cogido individuales por eso de que están con el primo o la tía.. A ambos lados de las camas había una mesita de noche, con diferentes interruptores y lamparita individual, por si te apetece leer o levantarte a media noche.

Las vistas pueden ser, o bien a la calle (preferiblemente) o bien a un patio interior donde verás a los vecinos de los alrededores colgar la ropa. Las vistas al patio no son nada bonitas, sin embargo a la calle están muy bien aunque veas los edificios de enfrente.

La televisión no es demasiado grande, más o menos como en casi todos los hoteles, pero está bien y tiene canales vía satélite.

También la hora de salida puede ser más tardía, en vez de a las 12 h podremos salir a las 16 horas, eso sí, diciéndolo en recepción a nuestra llegada y siempre y cuando el hotel no esté completamente lleno.

Hay un escritorio amplio donde poder dejar el libro de viaje, o el bolso, o la botella de agua (siempre llevo encima estas cosas xD), aunque para gente de negocios también se puede dejar el portátil, porque el escritorio es bastante grandecito.

El baño está muy bien y reponen los jabones cada día, da igual si te lo has acabado o no, puesto que, aunque esté a medias el último mini-champú, te reponen uno nuevo. Además consta de secador de pared para el pelo y tiene buena potencia.

También hay un armario donde encontraremos la caja fuerte, alguna manta y donde poder poner la ropa. Ah! Y en el escritorio también hay cajoncitos para poder dejar la ropa o lo que queramos, además del mini-bar.

La primera vez que me alojé en este hotel me llamó la atención el que había un hombre abriendo la puerta a los huéspedes. Me resultó curioso pues nunca había estado en un hotel que tuviese este servicio.

La recepción es bastante amplia y luminosa. El trato del personal fue amable y cordial, muy atentos y simpáticos.

En la misma recepción hay una barra donde sirven cafés, con taburetes y también diversos sofás con mesitas donde poder tomar un desayuno, o incluso merendar si se prefiere.

Además el hotel consta de un gimnasio, no muy grande pero sí espacioso, por lo que puede ser utilizado por los huéspedes sin ningún tipo de cargo.

Consta de varios ascensores, y creo recordar que en la planta baja había una especie de discotequilla hotelera, pero nunca fui de noche.

Asimismo consta de parking privado, lo comento porque la calle y los alrededores suelen estar bastante repletos de coches, cosa que hace que estés dando vueltas arriba y abajo hasta poder aparcar.

Respecto a la comida no os puedo hablar porque nos íbamos a casa de mi tía o por los alrededores de tapeo, sin embargo sí me tomé un café en el bar que anteriormente os describí, que está en recepción. El café está bien aunque es algo caro.

La ubicación es perfecta. No solo porque a nosotros nos fuese genial ya que está muy cerca de la casa de mi tía, sino porque a unos 5 minutos está la Plaza Mayor, al otro lado la Plaza San Miguel y no cae muy lejos San Pablo ni de la calle Santiago, que está repleta de tiendas como Zara, Mango o incluso El Corte Inglés.

Además el campo grande queda a unos 10-15 minutos caminando, por lo tanto el paseo Zorrilla igual.

El hotel está en pleno centro, todo al lado.. ¿Qué te apetece ir a cenar? Justo enfrente hay un restaurante llamado Pradera que está muy muy bien. ¿Qué te apetece ir de tapeo? Por la Plaza Mayor y alrededores encontraremos muchísimos locales de este estilo como la Tahona o la Tasquita o la Mejillonera. ¿Qué quieres marchita de noche? En la calle paralela encontraremos un montón de bares y locales nocturnos, y cerca de la Plaza Mayor una discoteca llamada Bagur o, no muy lejos, a unos 15 minutos, está Cantarranas, calle repleta de bares y pubs.

Como ubicación le doy un sobresaliente y, si pudiese poner más nota, sería la máxima.

Conexiones con los transportes también muy buena puesto que hay buses por los alrededores y una parada de taxis justo enfrente del hotel.

En definitiva, un hotel más de recomendado, con un precio elevado pero que vale la pena.

Termal Balneario de Olmedo

hotel Termal Balneario de Olmedo

Ya hace tiempo de las vacaciones de verano y todavía falta un «ratico» para Navidades, así que el cuerpo se merece un fin de semana de relax, y que mejor que un Balneario….

Os quiero hablar sobre el Hotel Balneario VILLA DE OLMEDO, que se encuentra en Olmedo en la provincia de Valladolid. La dirección del mismo es: Pago de Sancti Spiritus, sin número.

Como apunte histórico, este hotel fue construido sobre las ruinas de un antiguo convento, el de Sancti Spiritus, del siglo XII. Como anécdota, en este convento se albergaron Santa Teresa de Jesús y Juana «La loca»…

Este hotel puede ser un lugar de descanso y relax, como os dije antes, además de poder relajarnos gracias al balneario, tanto en eventos de empresas (esas que cuidan mucho a sus empleados…) y celebrar un momento especial (que este es mi caso, un bonito aniversario). Y el marco donde se sitúa, sigue induciendo a disfrutar y a relajarse…

Este hotel Balneario Villa Olmedo es de cuatro estrellas (4*). Tiene tres edificios, uno de ellos es el antiguo convento que se complementa con las edificaciones nuevas.

Como dije es hotel y balneario, son servicios independientes que ofrece el hotel, es decir, te puedes alojar sin usar el balneario (menuda pena, también) o si eres de la zona o te alojas en otro sitio, puedes ir solo al balneario y disfrutar de sus servicios.

El hotel tiene 82 habitaciones, que entre las cuales cuatro son suites. Todas disponen de un equipamiento muy moderno, en las habitaciones además podemos conectarnos a Internet y a la televisión vía satélite. (En mi modesta opinión, si vas en plan de relax..lo de la televisión vale…porque para dormir y eso, bien, pero si se va a descansar, se va a descansar también de Internet y de todo…).

Termal Balneario de Olmedo

Termal Balneario de Olmedo

Como el hotel está orientado a la relajación y el descanso, han estudiado la iluminación y el entorno de la habitación, como la suavidad de los tejidos de las sabanas, unas almohadas muy cómodas, y el diseño moderno de la habitación, y todo esto para crear un clima que incite al descanso.

El hotel ofrece un Restaurante: El Hontanar. Posee una riquísima carta astronómica especializada en la cocina regional. Este servicio esta abierta al público. El hotel también ofrece una cafetería para disfrutar de un buen desayuno o cafecito después de comer. La Bodega La Bodeguita, donde se puede degustar de un buen vino.

Como comenté al principio, este hotel no solo es para «parejitas», también puede albergar eventos, ya que esta provisto de unos maravillosos salones. Estos salones tienen unos 500 metros cuadrados, de gran versatilidad para celebrar fiestas de carácter laboral, social como familiar. Es una zona que dispone de ADSL WI-FI, y equipados con medios audiovisuales.

En estos salones se puede celebrar Banquetes con menús especiales y al gusto. Si quieres puedes celebrar tu boda allí, ya que tiene espacios amplios al aire libre. Y eventos de empresa, así de paso poder descansar de esas monótonas reuniones.

Dentro de las instalaciones además hay gimnasio, sala de juegos para los más pequeños, pista de paddle, piscina exterior y jardines extraordinarios que enmarcan a este hotel en el «paraíso».

El balneario de la Olmeda

Esta dotado de técnicas muy avanzadas en la aplicación de sus aguas mineromedicinales. Y entre sus ofertas tiene: baños de vapor, chorros a presión, bañeras de hidromasaje y burbujas, inhalaciones, aerosoles, lodos, parafangos, ducha circular, masajes bajo la ducha, masaje manual, gimnasio, centro de estética y rayos UVA.

  • Claustro termal: cuenta con dos piscinas activas de agua mineromedicinal, una interior y otra exterior, camas y asientos individuales de masaje con burbujas, serie en línea de chorros relajantes, jacuzzis, cortinas y cañones de agua, con zonas de reposo además. Este servicio se da entre las 10 y las 14h, y de las 16h hasta las 21h. El precio normal es de 30 euros los adultos y 21 los niños. Dispone de abono mensual, anual, y bono de diez sesiones.
  • Patio mudéjar: circuito guiado. Comenzamos con una ducha de Bienvenida con efecto peeling, saunas secas y mixtas con terapia del color, pozas de agua mineromedicinales de frió y calor, duchas Bitérmica y de esencias, baño turco, cortina suave de lluvia y una sala de reposo con fuego natural. El precio es de 30 euros. Y con posibilidad de un bono de 10 sesiones.
  • Tratamientos: el balneario, con su centro de estética ofrece variados programas de tratamiento de belleza. Tenemos los faciales: masaje facial, limpieza de cutis, higiene de espalda, tratamientos: hidratante, depurativo, equilibrante antiacné, antienvejecimiento, pieles sensibles y despigmentante. Sus precios oscilan entre los 35 y 65 euros. Otros servicios especiales de manicura, pedicura y asesoramiento. Depilaciones. Sesiones de maquillaje.

Cerca del hotel podemos realizar muchas actividades de deporte, entre ellas: Vuelos en Ultraligeros, rutas a caballo y clases de equitación, rutas en piragua por el río Duratón, rutas de senderismo,…Nosotros no realizamos ninguna, así que no os puedo decir nada sobre ellas, pero te informan de las mismas en el hotel.

Bueno, creo que con toda esta información os he podido dar, además de mucha envida…sana claro, una información amplia sobre este hotel que a nosotros nos encanto, ya que además de todas las prestaciones que tiene, la limpieza y el trato es un elemento también a destacar.

Hotel Spa Convento Las Claras

Spa Convento Las Claras

Por si alguien no lo sabe en Peñafiel tiene el museo del vino en el Castillo, y sobre todo se está construyendo una bodega en Protos, y yo he estado trabajando en una empresa de aislamientos acústicos en la bodega de Protos, y me he tenido que quedar en el hotel, y como estaba subencionado por autoridades pues la empresa nos alojaba en este hotel de las claras que se encuentre en el barrio de la judería de Peñafiel.

En primer lugar tengo que decir que aunque Peñafiel no es un pueblo grande, el hotel está en el centro, como os he dicho está por la judería y a mi me pillaba a cinco minutos andando del lugar de trabajo.

Pero el hotel es un lujoso convento de clausura que ha sido reformado a base de pasta y que se han dejado bastantes euros en el y que tenemos unos patios y jardines para pasear y estar tranquilos durante días, además de ser un lugar muy acogedor y muy tranquilo, por lo que es ideal para los clientes que vayan allí por negocios como era mi caso.

En el hotel podemos disfrutar de nuestras habitaciones con todo tipo de muebles de lujo, tenemos teléfono fijo, televisor con canal satélite digital o digital plus (como se llame ahora), y sobre todo tenemos conexión a internet por si necesitamos trabajar con él, pero es que además tenemos wifi por todo el hotel por si queremos trabajar en el patio.

Hotel Spa Convento Las Claras

Hotel Spa Convento Las Claras

Por lo demás tengo que decir que los empleados están muy bien instruidos, son muy serviciales y muy profesionales, además de estar todo el tiempo pendientes de los clientes, de tal modo que cuando entremos en el comedor enseguida nos atienden, que hablando de la comida tengo que decir que es de los mejores hoteles en los que he comido.

Pero es que tenemos cancha de tenis por si queremos relajarnos, tenemos peluquería por si no nos ha dado tiempo a ir a la misma y tenemos unos pelajos que para que, tenemos parking para dejar nuestro vehículo, y si no llevamos vehículo y nos hace falta nos lo alquilan que son muy majos.

Tenemos un spa para relajarnos, una zona de estar y de lectura, y una sala de business por si tenemos que hacer negocios, incluso tenemos a nuestra disposición una sala de juntas para hacer alguna presentación y similar.

Si vais a Peñafiel hospedaros en éste hotel que aunque sea algo carillo va a merecer la pena.

Jardín de la Abadía

hotel Jardín de la Abadía

Cuando me invitaron a una boda en el Jardín de la Abadía no podía pensar lo que me iba a encontrar allí, porque pensaba que sería un hotelucho o un hostal de tres al cuarto, y resulta que no es así, porque lo ha comprado una multinacional de los hoteles y lo ha convertido en un hotel de cuatro estrellas de los mejores en los que he estado.

Este hotel antiguamente era una Abadía de monjes cistercienses, bastante grande por cierto, situada en una colina en la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda, y esta multinacional, lo ha convertido en un hotel elegante, y de lujo, con una decoración medieval muy bonita.

Yo conocí el hotel en la comida y un picnic que nos ofertaron en una boda, y tengo que decir que quedé congratulado totalmente, porque el lujo y la servicialidad de los camareros fue palpable, aparte de decir que fue la boda en la que mejor he comido, tanto en cantidad como en calidad.

El hotel es grande, pero grande grande, porque el monasterio es enorme, y los pasillos son enormes, al igual que la decoración medieval que le han querido dar con esos pasillos tan anchos (claro el monasterio es de piedra y es lo que tienen), y adornado con esas alfombras de terciopelo rojo como las nobiliarias medievales y con el techo y los muebles de madera envejecida, que tanto me gusta a mi, sobre todo en las vigas.

Por no decir que tiene cuatro jardines con césped, fuentes, olivos y bancos que son ideales para realizar picnics o para pasear con la novia por allí, son magníficos.

Hotel Jardín de la Abadía

Hotel Jardín de la Abadía

Por otra parte tenemos un bar para tomarnos algo enorme, por no decir excesivo, te puedes tomar lo que quieras y siempre de calidad, pero pagando claro, además el bar da a un patio como el que os he comentado para que nos podamos tomar algo en la terraza, es ideal para los días de buen tiempo.

En la planta baja tenemos seis salas, para unos 100 comensales que son ideales para cenas de empresa y reservados para bodas, bautizos y comuniones, y luego otras dos salas con capacidad como mínimo para 350 personas, están muy bien detalladas y tienen su minidiscoteca ahí para pasarlo bien, estas dos salas son ideales para comidas de asociaciones o para comidas de multinacionales.

En éstas salas tengo que decir que también hay una barra de bar por si queremos tomarnos algo, y los camareros van impolutos y te tratan de manera que te crees importante, pero la comida está también muy bien, ya que el lechazo, el tostón, el solomillo y los chuletones son elegantes, de lo mejor que he comido y el marisco también es muy bueno, así como los platos de pescado, y los postres son también buenos, aunque yo sólo he probado la tarta nupcial, pero el sorbete de limón lo hacen muy bien.

Si hablamos de habitaciones hay muchas y de muchos tipos, están las individuales de 75 euros la noche, las dobles, que creo que cuestan 110 euros, y luego están las de lujo que son 170 euros sin jacuzzi y 250 euros con jacuzzi, yo no me lo puedo permitir, pero para el que se lo pueda permitir se lo recomiendo

Para mi gusto es un sitio ideal para ir a tomarse una caña en las terrazas o para ir a comer un día de propintento, ya que está sólo a 6 kilómetros de Valladolid.

Silken Juan de Austria

hotel Silken Juan de Austria

Hotel funcional, con excelente trato y siempre todo en orden. Me he alojado en este hotel varias veces a lo largo de los últimos 4 años. Siempre lo he hecho en fines de semana.

El hotel se encuentra en una de las mejores zonas de Valladolid, aunque eso sí, algo alejado del centro (unos 20 minutos andando a buen paso).

Se trata de un hotel destinado principalmente a ejecutivos (tipo NH). Por ello, no dispone de ninguna instalación fuera de lo común. Habitaciones bien equipadas (wifi, galán de noche con plancha pantalón, caja fuerte…), de buena calidad y sin nada especial a destacar.

Hotel Silken Juan de Austria

Hotel Silken Juan de Austria

La atención es excelente, tienen muy buen equipo humano que siempre están dispuestos a ayudar con una sonrisa.

Nunca he encontrado nada que no haya estado funcionando correctamente. Creo que la relación calidad-precio es muy buena y por ello siempre que voy a Valladolid elijo este hotel.

Buen hotel y a buen precio. Si no importa quedarse algo alejado del centro, una muy buena opción.

Hoteles de 5 estrellas en Valladolid

AC Hotel Palacio de Santa Ana, a Marriott Lifestyle Hotel

AC Hotel Palacio de Santa Ana, a Marriott Lifestyle Hotel