Castillo de Tirana

Actividades que te recomendamos

Por fin el sol se ha decidido a salir después de lo que me ha parecido un siglo de lluvias incesantes, ayer la tarde empezaba a mostrar el cielo que se escondía detrás de grises nubes, así que, cámara en mano, una vez más me fui en misión de turista para conocer el «Castillo de Justiniano»

Cuando pregunté un poco acerca del Castillo, nadie sabía de qué estaba hablando, pero yo estaba segurísima de que por toda la ciudad había visto carteles en los que se anunciaba un «Castle», después de un rato, dedujimos que el castillo en cuestión era lo que aquí se llama «Kalaja e Tiranes» (Castillo de Tirana ¿A qué mola el albanés?). Una vez identificado el «sujeto», la siguiente pregunta que hizo la sobrina mayor de mi novio fue: ¿Quieres escribir sobre «eso»? La pregunta me sorprendió un poco al principio, aunque después lo entendí…

¿Dónde se encuentra KALAJA E TIRANES?

Dicen que este castillo es el corazón de la ciudad, y no dudo que así sea, ya que se encuentra en pleno centro de la ciudad, a escados tres minutos de la Plaza de Skanderbeg y a un minuto del Parku Rinia. De hecho, yendo desde la plaza, por la acera en la que tenemos a nuestra izquierda la mezquita, al abandonar la plaza, es la primera calle de la izquierda, al llegar a la calle, nos vamos a encontrar un cartel que nos indica que ese es el lugar ( la calle se llama en realidad Murat Toptani, pero aquí la mayor parte de la población no sabe el nombre de las calles).

La calle Murat Toptani ha sido reformada recientemente y actualmente presenta un suelo de adoquines blancos y una excelente iluminación, es una calle peatonal que termina en un pequeño parque que llega hasta la calle George Bush.

El castillo está en una calle en la que encontramos muchos bares y un cine, enfrente del castillo podemos ver un alto rascacielos de cristal que pertenece a Infosoft.

Cómo es el castillo de Justiniano (Kalaja e Tiranes)

Como ya dije antes, cuando hice publica mi intención de escribir sobre este castillo las caras de todos los que lo oyeron fue de sorpresa total, los motivos los descubrí más tarde: Por un lado, al llegar al «Castillo» me encontré con que, en realidad, lo único que podemos ver es la pared de una muralla, y cuatro puertas, de esas cuatro puertas, solo hay una que está abierta, pertenece a un hotel y carece de todo interés salvo que te vayas a alojar en el sitio en cuestión. Por otro lado, el castillo ha sido descubierto hace poco, y en realidad lo que hay no es un castillo, si no los restos de lo que fue un castillo, pero la mayor parte de los restos no pueden ser aún visitados, por lo tanto nos encontramos con una pared con cuatro puertas y poco más.

Hoteles baratos cerca de Castillo de Tirana
Booking.com

Siendo un poco más técnica, describiré lo que actualmente podemos ver cuando visitamos nos desplazamos hasta allí:

  • Muros del Castillo y cuatro puertas: se trata de una pared de unos quince metros de largo en la que vemos cuatro puertas con arcos de medio punto.
  • Parte de la base de una antigua muralla, recientemente descubierta, se trata de la base de lo que debió ser parte de la muralla exterior.
  • Base de una torre circular: También la han descubierto hace poco.

Nota: Los trabajos de excavación están siendo financiados por la Unión Europea, ya que, según Europa, este castillo forma parte de la Historia antigua de Europa.

Buscando algo de información por internet, he descubierto que el Emperador Justiniano era de origen albanés (lo que antes era «Iliria», y que construyó este castillo, que posiblemente se llamara Tirkan , entorno al año 500, aunque la zona que actualmente ocupa la capital albana no tuvo especial importancia hasta después de 1500.

Mi opinión

Kalaja e Tiranes

Empezaré diciendo que es ver una piedra, y «me emociono», de hecho, a pesar de lo poco que en realidad tiene que ofrecer aún este castillo, todavía estuve un buen rato contemplando la muralla y la base de la torre, aunque debo reconocer que la visita decepciona bastante ya que cuando uno ve por toda la ciudad carteles que indican un «Castillo», nos imaginamos algo «más», en realidad, y según me han dicho, dentro de un tiempo se podrá visitar por dentro, pero, teniendo en cuenta como está Europa ahora, creo que ese momento se hará esperar todavía bastante.

Para lo que actualmente se puede ver, creo que harían mucho mejor no publicitando tanto con carteles indicativos y dejando simplemente que los turistas «descubrieran» este lugar, el hecho de que creen expectativas de poder ver un castillo hacen que te sientas defraudado cuando al llegar descubres que en realidad se trata solo de una muralla y puertas cerradas, en cambio si no te esperas nada, poder ver parte de la historia de Roma y uno de sus emperadores más famosos, puede resultar algo que nos deje con muy buena impresión.

En mi opinión podría mejorarse un poco si a parte de la vista hubiera un cartel informativo sobre la historia del castillo y un esbozo de lo que piensan que fue la zona, o la planta o algo que hiciera que los turistas tuvieran la sensación de que los albaneses «venden» bien lo que tienen.

Sobre por qué no se saben las calles (y ya de paso porque enfrente del Castillo hay un rascacielos). Como en toda Europa, en Albania hay mucha corrupción política, y como digo en todas mis opiniones, en los últimos veinte años el plan urbanístico ha brillado por su ausencia, por lo tanto, aparecen casas en los sitios más insospechados y la organización de la ciudad es caótica e ilógica, por lo tanto, la mejor forma para orientarse y para saber donde está un determinado edificio es saber qué hay cerca, y por lo tanto, no se hace necesario saber el nombre de esta u otra calle.

Por ejemplo, pasa orientarnos sobre la localización del castillo, lo más seguro es que nos dijeran «Por detrás de Teatro Nacional» o «En frente de Infosoft». Este caos a la hora de construir edificios unido a la corrupción han hecho que aparezcan rascacielos de grandes empresas junto a edificios con gran valor histórico (ya os he hablado de las vistas desde la Plaza de Skanderbeg y el edificio «en medio» o del edificio que han construido en el Parque Grande). Una pena, porque ahora es difícil «reorganizar» la ciudad, aunque he podido ver que se están poniendo serios y ahora no permiten construir casas nuevas sin los correspondientes permisos.

Otra cosa: ¿Os ha pasado alguna vez que en vuestro pueblo o ciudad hay algo que veis tan a menudo que casi no le dais valor y viene alguien de fuera y os «descubre» la maravilla que en realidad tenéis delante? Creo que es lo que está pasando estos días aquí, viendo mis fotos y mis impresiones, la familia de mi novio empieza a ver con otros ojos algunas de las cosas que tienen en la ciudad.

Resumiendo, siempre es bonito poder ver lo que queda como legado de nuestra historia como Europa, sin embargo esta visita ofrece mucho menos de lo que esperamos. Espero que en el futuro se pueda visitar también por dentro, y que la visita merezca la pena.

Imagen | Ardit Ajdini

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.