Montes Korab

A pesar de tener orígenes albaneses, mi novio tiene más bien poco de «shqiptar» , sin embargo, se siente muy orgulloso de tener por tierra de nacimiento el mismo lugar en el que nació Skanderbeg, ya sabéis, el héroe albanés que luchó contra los otomanos y, es que, cuando hablamos de pueblos minúsculos, y en los que todos son medio familia, uno no puede menos que fantasear con la idea de que el heróe nacional es pariente tuyo, aunque sea lejano; pero más allá del hecho de que mi opinión de hoy sea sobre el lugar que vio nacer al fuerte Skanderbeg, cuando tus raíces están en un lugar tan bonito como este, es normal que se le llene la boca al decir: » Mis abuelos nacieron en Kalaja e Dodes, en la falda del monte más alto de Albania »

Dónde están Los Montes Korab

Los Montes Korab se encuentran en Albania, en una región llamada Diber, en la comarca de Kalaja e Dodes, aquí se encuentra la montaña más alta de Albania, cuya cima a 2.764 m marca la frontera entre Albania y Macedonia.

Los Montes Korab forman parte de una cadena montañosa con tres cumbres que superan los 2.700m, entre ellos en más importante es el Monte Korab.

Cómo llegar

Para llegar desde la parte albanesa, la forma más fácil de llegar hasta allí es por la autopista Tirana-Kukes, el viaje se realiza en unas tres horas, a partir de Kukes han construido recientemente una autovía Kukes-Kalaja e Dodes; a pesar de que la autovía está en muy buenas condiciones, al tratarse de una carretera de montaña, hay muchas curvas, por lo tanto, para aquellos que se mareen con facilidad (como la que suscribe) recomiendo tomar algo contra el mareo.

También se puede llegar por la carretera Tirana-Peshkopi, pero la carretera es mucho peor, ya que aunque están trabajando para construir una autovía, de momento, los trabajos solo avanzan en momentos antes de las elecciones. A partir de Peshkopi, la carretera se hace más dificil aún, conviertiéndose en un camino de tierra.

¿Qué hacer en Los Montes Korab?

Se trata de una zona montañosa con naturaleza virgen. Lo mejor que podemos hacer es acampar en la zona y disfrutar de la naturaleza… aquí os dejo algunas alternativas interesantes, para todos los gustos:

Hoteles baratos cerca de Montes Korab
Booking.com
  • Nos encontramos con tres picos con una altura que supera los 2.700 m, si estamos en buena forma, subir hasta las cimas caminando es una experiencia increíble. Además, tenemos muy buenos caminos de tierra en muy buenas condiciones. También podemos subir en coche, porque recientemente han arreglado los caminos.
  • Disfrutar de la fauna, nos encontramos con amplias zonas de altos pastos, quizás más que la flora destaque la fauna, en esta zona podemos ver: águilas, cabras montesas, jabalíes…* Ya he dicho en más de una opinión que Albania es un país con un alto índice de corrupción, y en esta zona, la caza está permitida durante todo el año. De hecho, en otoño hay una partida de cazadores italianos que van todos los años.

Un poco de historia

Montes de Albania

Esta zona es una de las más curiosas de toda Albania, y también de los Balcanes, fue un lugar de luchas entre turcos y albaneses, y de hecho, es uno de los lugares en los que la cultura turca se ve más presente (los habitantes de esta región son musulmanes y las mujeres tienen una forma muy particular de vestir, de la que luego hablaré).

De esta zona es originario el mismísimo Skanderbeg, de que hablé en una de mis opiniones sobre Tirana. Cuando los turcos invadieron lo que era la antigua Albania, se llevaron, junto con otros niños, a Skanderbeg, que fue criado por un noble turco, cuando se hizo mayor, Skanderbeg pudo ver lo que los turcos habían hecho en su país, y se rebeló contra los turcos. (la historia no termina bien, después de la muerte de Skanderbeg, los turcos se asentaron en la región y estuvieron en ella durante más de cuatrocientos años). Según la leyenda, escondidos en estas montañas hay tesoros que dejaron los turcos, aún hoy, de vez en cuando grupos de extranjeros se acercan hasta el lugar con la esperanza de hacerse ricos encontrando alguna de las joyas que los turcos dejaron.

Ha sido zona clave en distintas guerras, incluso en la reciente guerra de Kosovo, en esta zona hubo un frente. Durante la época de la dictadura, se construyeron búnqueres en todo el país, al ser esta una zona de frontera, es muy frecuente encontrar búnqueres mientras subimos las montañas.

Actualmente, esta es una de las zonas más cerradas del país, con un dialecto propio, y con una forma de vida que «choca» con la mentalidad general del país, es una región pobre económicamente hablando, pero con una gran riqueza natural y cultural.

La cultura del lugar

Como decía un poco más arriba, esta es una zona con una cultura particular. Las gentes del lugar están acostumbradas a tratar entre ellas, pero muy poco con las de otros lugares, ya que a partir de octubre las nieves (que llegan a los dos metros) hacen que la zona quede aislada hasta marzo.

Los habitantes de Kalaja e Dodes viven en pequeñas villas, se trata más bien de agrupaciones de casas, que por lo general pertenecen a la misma familia, y se dedican a la agricultura y a la ganadería principalmente, son famosas en toda Albania las manzanas y las alubias de esta zona, aunque también se cultiva el maíz; por lo que se refiere a la ganadería, encontramos vacas y ovejas. Durante primavera y verano, los montes se alquilan para el ganado de trashumancia, por eso es frecuente encontrar ovejas.

Las casas son muy sencillas, y en ellas encontramos lo básico, llama sobre todo la atención la tradicional piel de macho cabrío que se encuentra en la estancia principal de la casa, y sobre la que se sientas los hombres, tanto para comer, como para descansar. En estas salas, en la actualidad, también hay sofás y sillones que reservan para las visitas. Tradicionalmente, cuando una mujer se casa, abandona la casa paterna para ir a la de la familia del marido, la recién casada es la que se encargará de atender la casa y a la familia del marido, aunque hoy en día este tipo de prácticas son cada vez menos frecuentes porque los jóvenes se dedican a estudiar y en los pueblos permanecen solo las personas mayores. Las mujeres tienen una forma muy particular de vestir, con llamativos y floreados pantalones de tipo «cagón», en la cabeza llevan un pañuelo de color blanco, el cabello siempre recogido en una larga trenza.

Durante los meses de verano, mientras cuidan del rebaño, los jóvenes se dedican a recoger flores y plantas de uso medicinal, que después venden en la capital, y con la que se fabrican medicinas.

A pesar de tratarse de una zona que pasa la mitad del año aislada, las gentes de este lugar son muy hospitalarias y les encanta tener invitados en casa y agasajarlos con lo mejor de la comida de la zona.

Información extra

  • El mejor momento para visitar la zona sería entre mayo y mediados de septiembre.
  • Se trata de una zona fresca, y en las cumbres podemos encontrar nieve todo el año, así que se recomienda llevar ropa de abrigo.
  • No es necesario llevar agua, ya que esta brota de la tierra, aunque sí recomendaría llevar alguna cantimplora o botella vacía.
  • Imprescindibles son el calzado cómodo, las gafas de Sol y el protector solar, recomiendo además, llevar prismáticos.
  • En la zona no hay hoteles, ni hostales ni ningún tipo de alojamiento público.
  • No se necesita ningún tipo de permiso para acampar en la zona, ni tampoco para hacer fuego.
  • En toda la zona solo hay un bar, que hace también las veces de tienda, pero lo que en él podemos encontrar son productos de primera necesidad, café de tipo «turco» y aguardiente. Así que, si vamos a pasar unos días en la zona, es importante asegurarse de que llevamos todo lo necesario.
  • En verano el lugar se llena de turistas de todo el mundo, sobre todo alemanes, norteamericanos, ingleses y suizos. También hay un gran número de turistas «moteros».
  • Se pueden comprar productos naturales fabricados por los habitantes, como pan, yogur y queso, los precios son realmente risibles.
  • En la región hay un Centro de Volleyball, la entrada es libre y gratuita, así que si tenemos tiempo y ganas, es una buena forma de pasar el rato, aunque aviso que durante la dictadura el Volleyball fue algo así como el deporte oficial, y los albaneses son muy buenos jugando.

Mis impresiones de Los Montes Korab

monte korab

Las carreteras de subida se pueden hacer bastante tortuosas para aquellos que se mareen, por ello recomiendo tomar una medicina antes de emprender el viaje, en mi caso, tomo una bastante fuerte y que me produce somnolencia, aunque debo reconocer que en este viaje, una vez que empezamos a subir y vi el maravilloso paisaje, el sueño desapareció, demasiada belleza como para perdérsela por dormir…

La familia que le queda a mi novio allí es poco, pero nos acogió como si fuéramos nos conociéramos de siempre, y fueron muy atentos con nosotros. Además, tres de ellos, que conocían muy bien la zona nos acompañaron en la subida. Tratándose de primavera, hasta una cierta altura se pueden encontrar pastores que se encuentran en la región con su rebaño, además, durante toda la subida vamos a encontrar muchos búnkeres. A un cierto nivel, pasamos por lo que yo pensaba que era «niebla», me explicaron que se trataba de las nubes, y efectivamente, un poco más arriba pude ver que lo que habíamos pasado era ahora un mar de nubes que estaba por debajo de nosotros. En la subida encontramos fuentes de agua que brotan directamente de la tierra, sale tan fría que parece que no quita la sed, pero de todas formas es agua pura: incolora, inodora totalmente insípida (¡Qué curioso que lo último me llamara la atención!).

La subida no presenta grandes irregularidades porque, según me dijeron, en los últimos tiempos habían mejorado mucho los caminos de acceso a la cima, aunque sí era cierto que en algunos lugares el terreno se hacía algo más complicado de subir.

Ir subiendo y ver como vas dejando abajo otros picos es una experiencia increíble, pero la vista desde la cima es simplemente impresionante.

¿Lo recomiendo?

Si te gusta disfrutar de la naturaleza en estado puro, este es tu sitio.

Una curiosidad

Aunque en todo el mundo a este país se lo conoce como «Albania» y a sus habitantes como «albaneses», aquí el país se llama «Shqiperia» (se lee más o menos Shiperia) y sus habitantes «shqiptar», todo ello, porque antiguamente, la zona estaba poblada de águilas (Shqiponje). De hecho, como he dicho en la opinión aún en los montes Korab se pueden ver estas aves.

Imagen | Jakub Fryš

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.