Isla de Lobos

Actividades que te recomendamos

El verano pasado estuve 15 días en Fuerteventura, quizás porque mis raíces isleñas son muy fuertes, quizás porque Cádiz es casi una isla y eso atrae como un imán a otras islas.

Estando ya en la maravillosa isla canaria me hablaron de este islote, un lugar apartado del mundo que merecía la pena visitar.

Y la verdad me sorprendí cuando me comentaron que sólo estaba a 2 kms de la Punta de Tivas en Fuerteventura, en el llamado canal de la Bocaina.

Sendero en Isla de Lobos

Alquilamos un pequeño barco, con el cual íbamos después a hacer un pequeño viajecillo por los alrededores y tomamos rumbo al islote.

Llevé numeroso apuntes que un amigo me había dejado para que pudiese observar de una manera mas ecológica el islote, que es su más preciado valor. Así pude sorprenderme cuando le vi sobre el fondo del horizonte apenas salir del pequeño puerto.

Hoteles baratos cerca de Isla de Lobos
Booking.com

El verdadero valor de este islote es que está considerado como Parque Natural, tiene una superficie de 467.9 ha. y un perímetro de 13.7 kms. y pertenece administrativamente al municipio de La Oliva en Fuerteventura.

El nombre de Isla de Lobos se debe a que, en el siglo XV, con la llegada de los europeos al archipiélago canario, esta isla fue conocida por la gran cantidad de focas monje (también llamadas lobos marinos) que en ella había. Pero, debido a su caza durante años por marineros y pescadores para aprovecharlas como fuente de grasa, alimento y pieles, ahora esa especie se ha extinguido en el archipiélago.

Cómo es Isla de Lobos

El puertito de Isla de Lobos

Llegamos a El Puertito y con sorpresa pude ver la gran cantidad de yates y otras embarcaciones de gran eslora que había ancladas en sus proximidades. Mi pregunta no tardó en ser contestada por el dueño del barquito que nos comentó que allí en verano es una verdadera feria y que por causa del turismo la isla está perdiendo mucho de su hábitat natural.

Con esta afirmación mis ilusiones de lugares solitarios quedó por los suelos, pensando en que estaría en esa isla solitaria con varias personas y el faro como único testigo.

Así, ya en tierra vi como una población que pertenece a la isla de Fuerteventura se traslada en verano hasta el islote para hacer funcionar una serie de negocios relacionados con el creciente turismo que azota la isla en verano. Casi 20.000 personas visitan la isla al año y lo que es peor las construcciones se están haciendo cada vez mayores y sin ningún tipo de orden, ya que la mayoría incluso carecen de autorización.

Pero dejé por un momento estos pensamientos funestos y me puse a explorar este islote que si dejamos a un lado lo mencionado anteriormente atrae y de una manera muy especial mi interés y mi curiosidad.

Agua turquesa en Isla de Lobos

Como pude apreciar desde la embarcación, el islote tiene el clásico cono volcánico dominando una plataforma que se eleva sobre todo el resto del terreno. La vegetación no se distribuye por igual, sino que se dispersa según sea el tipo de suelo donde recibe las aguas de la lluvia. El paisaje en general no ha cambiado con la presencia del hombre, puesto que su hábitat en solo permanente en El Puertito ya que estos suelos no sirven para la agricultura ni para los piensos de ganadería.

Si partimos del cono volcánico en la parte norte podemos apreciar :

  • La Caldera o montaña de Lobos
  • Los edificios volcánicos desmantelados de la costa norte, desde el morro de Felipe hasta el morro de La Pila.

La plataforma al este y sur de La Montaña:

  • Los basaltos de los hornitos.
  • La montaña y saladar de El Faro
  • El jable de La Cocina.
  • El malpaís del interior.
  • El Puertito
  • El llano terroso-pedregoso al sur de La Caldera.
  • La playa de La Calera.
  • La hoya de Las Lagunitas.

La Caldera es la parte más intrigante del islote y puede ser observado desde todos los ángulos. Es un cono volcánico de 127 m. de altura. La acción del mar ha corroído su parte norte y el sur la forma un espigón llamado Llano de los Labrantes. En esta zona hay restos de casas y aljibes.

Paisaje de Isla de Lobos

La parte norte, como dije anteriormente, está muy erosionada por el mar, y se extiende desde el Morro de Felipe hasta el Morro de La Pila.

Esta zona está llena de roques y pequeñas playitas con grandes rocas redondas en donde se puede pasar un día de playa totalmente aislados.

El Faro se encuentra en el sector norte, hay restos de presencia humana como es natural para su mantenimiento, pero en la actualidad su mantenimiento se hace sólo una vez al mes. De todas formas podemos ver restos de viejos aljibes, corrales y parcelas de cultivo.

El llano de las Cocina es de una belleza especial, puesto que es una entrada arenosa que sube por una ladera, dando un aspecto muy diferente a la isla de tipo totalmente volcánico.

La hoya de las Lagunitas, es también un lugar de especial interés por ser una cuenca diariamente inundada por el mar y donde se producen procesos naturales de salinización por el calor del sol. Al parecido se produce en la parte norte del Faro, pero de menores dimensiones.

Ruta por Isla de Lobos

Barcos en Isla de Lobos

Para empezar la ruta os propongo partir de la isla de Fuerteventura y hacer un breve recorrido en barco de unos veinte minutos desde el Puerto de Corralejo (en Fuerteventura) y Lobos, para apreciar la belleza del paisaje. Desde el Puerto de Corralejo salen a diario varios barcos de pasajeros hacia la isla de Lobos.

En El Puertito, al sur de la isla de Lobos, hay un conjunto de pequeñas barracas que antiguamente eran utilizadas por los marineros de la zona para guardar las embarcaciones y los útiles de pesca. En la actualidad, algunos de estos refugios conservan su antigua función, pero otros se han transformado en pequeños restaurantes en los que podéis gozar de la cocina típica de la zona. Conviene también visitar la pequeña pero bonita bahía natural que hay en El Puertito.

Desde El Puertito os recomiendo seguir los senderos que hay marcados en dirección norte para llegar, a tan sólo 1 km. de distancia de allí, a Las Lagunillas, un pequeño saladar a modo de marisma en el que, junto a gran cantidad de aves limícolas que podemos ver comiendo o descansando en las pequeñas playas que la bajada de la marea deja a su paso, y zonas inundadas de saladar, también podemos observar una planta endémica de la isla: la siempreviva, que cubre grandes extensiones de la zona húmeda.

Si lo prefieres, también puedes disfrutar de una ruta guiada por los senderos de Isla de Lobos con una persona que te enseñará todos sus rincones a la perfección.

Sendero en Isla de Lobos

Desde aquí os aconsejo seguir en la misma dirección que llevabais, pero dejando a un lado Las Lagunillas para no atravesar ese frágil ecosistema, así que nos adentraremos en un serpenteante camino entre edificios de piedra volcánica desmantelados y hornitos cubiertos de espectaculares ejemplares de tabaiba dulce. Siguiendo este camino llegaremos a Faro Martiño, en el norte de la isla, y tan sólo a unos 3,5 km. de El Puertito.

El Faro se encuentra en el sector norte. Allí es muy típico desde hace décadas faenar en barco y comerte una buena paella. En todo caso es ahora planteado como recorrido turístico, un simple paseo por una serie de senderos que la circunvalan y que parten a la salida del muelle, dónde te encuentras con una gran cantidad de senderos y caminos que vienen a morir en un camino principal que bordea todo el islote, desde el Faro Martiño por el norte y que retorna a El Puertito.

Panorámica de Isla de Lobos

En todo caso, si nos vamos hacia la izquierda veremos la inigualable Charca de la Galera. Es una bahía casi perfecta, donde se entremezcla mágicamente toda una miríada de colores cómo el turquesa en el mar. Si la ruta elegida es hacia la derecha, veremos Las Lagunitas, un conjunto de charcos de marea ideales para los niños pequeños. Más al norte, justo antes de la Punta Martiña se encuentra la Playa de la Arena. Aunque expuesta al mar, es una buena opción para el baño en este paseo alrededor de Lobos. Una vez pasado el faro,-ese faro notario de la vida, con corazón de ordenador en la actualidad-, el camino gira a poniente, y se suceden pequeñas calas como la Caleta del Vino y la Cala de la Madera, para llegar al Volcán de La Caldera dónde en sus aguas se da una de las olas

Una vez que emprendemos el camino de vuelta podemos tomar otra ruta para conocer más a fondo la isla, y ver así la Montaña de la Caldera y los estanques de unas antiguas salinas que proveían a los pescadores de la isla. Junto a estas salinas está la playa de la Caleta, en cuyas cristalinas aguas os podéis bañar.

Parque Nacional de Corralejo

A nosotros nos recomendaron visitar otro espectacular paraje natural cercano: el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, en el noreste de la isla de Fuerteventura, y próximo al enclave turístico del mismo nombre, y estuvimos allí.

Este parque natural está formado por grandes dunas de origen orgánico que se extienden desde las playas del Atlántico hasta el interior de la isla de Fuerteventura. Estas bonitas dunas invitan a adentrarnos en este desértico paraje, en el que pudimos observar especies típicas de la isla como la Hubara canaria y otras aves esteparias. Me llamaron mucho la atención las bonitas playas de fina arena blanca y agua cristalina que se extienden a lo largo de todo el litoral.

La flora

Está compuesta por 142 especies de carácter sahariano, africano y canario.

Algunas plantas se arrastran espesas, vivas abarcando todo el suelo que pueden, otras son mas suculentas y pretenden crecer escondidas entre las rocas .Existen unos arbustos espinosos, con tentáculos amarillos que dominan y superan la aridez para reivindicar su origen vegetal

Fauna

Surf en Isla de Lobos

Compuesta sobretodo de especies de aves protegidas por convenios internacionales. 21 especies que hacen sus nidos aqui en este islote, el águila pescadora y el halcón de Berbería, se consideran extinguidas, y otras como la lechuza común, el charrán común y el guirre, son ya muy raras.

Anidan todavía: la curruca tomillera el alcaudón real, la abubilla, el camachuelo, el bisbita, caminero, la perdiz y la hubara, sobretodo en el zona norte.

Las zonas preferidas para la nidación son los hornitos, las calderas, los roques y los acantilados.

Las especies migratorias que hacen una pausa en el islote son:
al halcón de Eleonor y el charrán común Estas especies se encuentran protegidas con algún tipo de convenio internacional.

Las principales amenazas para las poblaciones de estas especies son la caza furtiva, la predación llevada a cabo por los gatos cimarrones (se realizó una campaña de control de gatos en septiembre de 1992), la destrucción de hábitats, etc….

Entre los reptiles destacaremos: el lagarto y lisa majonera; posaderos de lechuzas se descubrieron en 1991, por lo que es seguro que antes había gran número de reptiles pequeños en el lugar.

Los mamíferos ocupan un lugar bastante pobre en el islote: perros, burros, gatos, conejos y musarañas (ésta última también protegida por convenios internacionales).

La caza

Se tiene constancia de que hubo una gran actividad cazadora en la antigüedad en el islote centrándose sobretodo en la foca monje. Hay relatos de finales del siglo XIX cuando desaparecieron manadas enteras de esta especie.

La pesca

Isla de Lobos vista desde el aire

Realmente es la actividad más practicada en el islote, pero los naturales de la zona son muy poco dados a hablar sobre el tema, puesto que su temor se basa en que los turistas se dediquen a este placer y les deje sin su mantenimiento base.

Carreteras

A la salida del muelle te encuentras con un revoltijo de caminillos pero todos van a dar a uno solo que bordea todo el islote, desde el Faro Martiño por el norte y vuelve a El Puertito.

Declaración legal de Parque Natural

«La declaración de Lobos como Parque Natural lleva implícito la obligación de preservar sus recursos naturales para el disfrute público, la educación y la investigación científica. Los principales problemas del Parque están derivados de la afluencia masiva de visitantes por lo que urge llevar a cabo el diseño de un programa de uso público que modere las consecuencias negativas de la actividad tal y como hoy se viene desarrollando. Es imprescindible dotar al área de servicios de información y de normas que ordenen el tránsito de la visita de manera que se mejore con ello la experiencia de las personas y se contribuya a la conservación de los valores del área.»
(Reglamento Legal).

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.