Libería Lello

Actividades que te recomendamos

Antes de llegar a Oporto, otra de las citas que tenía apuntada en mi agenda era la visita a la librería Lello, porque al comentarle a un amigo que iba a Oporto, y conocedor él de mi afición a la lectura, me recomendó que no dejase de visitar esta librería. Además me envió un enlace que me permitió quedarme extasiado con la belleza de la misma.

Y es que si algo se está perdiendo, no es solo el placer por la lectura, sino las librerías mismas. No solo las librerías así, sino el estilo y el ambiente que en ellas se respiraba. Por más que lo pretendan, tienen todas hoy día un aire de supermercado o de gran cadena (de hecho lo son), que quita por más que lo intenten ese regusto a ambiente literario.

Ya puede la FNAC organizar interesantes encuentros literarios, que cuando entras en sus locales, lo primero que te salta a la vista son los ordenadores, o los discos, o las películas. Los libros son solo una parte más del «negocio». Y de ahí deriva justamente el problema, el ver los libros sólo como un negocio.

Interior de la librería lello en oporto

Incluso aunque se trate de tiendas especializadas como Casa del Libro, y por muy útil que pueda resultarme el darme una vuelta por la tienda y ponerme al día de las últimas novedades o de aquello que más se está vendiendo, la tienda en sí respira un aire totalmente impersonal, con una estética moderna que parece desentonar con los libros.

Quizás sea un defecto mío, que busque en una librería ese ambiente de las bibliotecas. Porque bibliotecas preciosas si que puedes encontrar con relativa facilidad, desde nuestra Biblioteca Nacional en Madrid, la Biblioteca de la Universidad de Salamanca, o sin irnos más lejos de Oporto, la que puedes ver en el Palacio de la Bolsa.

Hoteles baratos cerca de Libería Lello
Booking.com

Pero librerías como tales, con ese regusto a antiguo, quedan muy pocas a nuestro alcance. Una a una han ido desapareciendo como la Librería Santa Fé de la Puerta del Sol, que cayó víctima de una gran franquicia (y no precisamente para ser una nueva librería)

Por eso da gusto encontrar una librería tan bella como esta que vengo a comentaros, conocida por muchos como La Librería más bella del mundo. Algo que yo también me atrevo desde aquí a suscribir.

exterior libreria lello oporto

Se encuentra en Rua Carmelitas 144, en el casco histórico de Oporto. Mi duda antes de ir era si esta librería iba a quedarme a tiro en mi visita, o si por lo contrario quedaba fuera de un recorrido más o menos usual de la zona. O dicho de otra manera, si iba a tener que desplazarme lejos de la zona en que me encontraba para encontrarla, lo cual, teniendo en cuenta que iba a dejar el coche en el garaje y a moverme andando, haría que por más interés que tuviera, no fuese a verla. Por eso me alegré cuando vi que estaba en el casco histórico de Oporto y no lejos del hotel en que me encontraba.

Como pista para encontrarlo, la Rua Carmelitas se encuentra al lado de la Torre de los Clérigos, la torre más alta de Oporto, visible desde muchos puntos de la ciudad, por lo que no tiene pérdida el poder dar con ella. Claro que yo iba andando en su búsqueda y me la pasé de largo, quizás porque esperaba una fachada de librería, con libros en el escaparate (deformación comercial) y no una fachada tan bella y aparentemente alejada de lo que se trata de un comercio como la que me encontré.

Se trata de un edificio blanco, de estilo neogótico y modernista, en el que sus paredes tienen grabados de tipo modernista, y unos ventanales bellamente decorados. Y tan absorto me había quedado con ellos, que no me fijé en las adornadas letras que rezaban Lello e Irmano, ni siquiera en las cristaleras que daban a la calle.

techo libreria lello

Un par de fotos y para adentro. Toma aire fuera, no sea que la impresión te deje sin poder respirar. En el periódico The Guardian la definían como la tercera biblioteca más bella del mundo. Pero si tenemos en cuenta que la que consideran primera es una de Maastrich (Holanda) que previamente fue una iglesia y la segunda una de Buenos Aires (Argentina) que antes fue un teatro, la que queda como número uno pues fue diseñada directamente como librería, es esta de Lello e Irmâo.

Una librería centenaria, pues sus orígenes se remontan al año 1869 en que era la Librería Internacional de Ernesto Chardron. A su muerte pasó a llamarse como hoy día librería de Lello e Irmâo, siendo inaugurada el 13 de Enero de 1906, tras ser diseñada por el portugués Xavier Esteves.

Escalera de la libreria lello en oporto
Os decía que tomarais aire, porque nada más entrar nos encontramos con una amplia escalera central que se abre a los lados como si de una escalera de caracol se tratase, con los pasamanos en madera labrada y el piso de un color burdeos (¿rojo?) que por su brillo hace rebotar los flases de las cámaras impidiendo una buena fotografía.

Los laterales con sus estanterías de madera, repletos como no de libros y en el piso superior al que se asciende por la citada escalera, más libros y el día en que estuve visitándola una pequeña exposición de pintura.

No solo hay que hablar de la escalera, sino del techo, acristalado y con bellos motivos decorativos en él, con un hombre golpeando el yunque con el martillo y un lema: Decus in labore. Este techo es el que permite el paso de una tenue luz, que da un aire totalmente distinto a la librería.

interior libreria lello

El suelo es de parquet, y si nos fijamos bien, veremos como unos finos rieles lo atraviesas. Seguid los raíles y llegaréis a una vagoneta (imposible el resistirme a hacerme una foto sujetándola), no para transportar el carbón como en las minas, sino cargada de libros que con este sistema serían trasladados de uno a otro punto de la librería para colocarlos.

Si no fuera porque la mayor parte de los títulos están en portugués, me quedaría horas allí entre los libros. Y no me fui de vacío, que conmigo se vino el libro de Todo Oporto, como recuerdo de mi visita a la ciudad y a la librería.

Esta magnífica librería ha sabido mantener y preservar todo su sabor clásico e histórico, al tiempo que se ha dotado de los servicios y medios informáticos necesarios para mejor atender a sus clientes.

La librería Lello no es para describirla, es para visitarla.

Imágenes: John Samuel (Wikipedia) | Editor1906 (Wikipedia)

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.