Quiero hablaros de uno de los parques que conocí el año pasado y que anteriormente, aun habiendo visitado la ciudad, no tuve la oportunidad de conocerle. Os quiero hablar del Parque de la Alameda.

Pero toda ciudad que se precie ha de tener un parque digno de su categoría. Un parque en el que respirar un poco de paz y disfrutar de la naturaleza Y Santiago de Compostela lo tiene: El Parque de la Alameda.

Dónde está

El Parque de la Alameda se encuentra exactamente en la ciudad de Santiago de Compostela y podemos decir que es un parque bastante grande y uno de los más importantes que tiene Santiago de Compostela.

Si avanzamos por la Rua do Franco, la calle comercial y gastronómica r excelencia de Santiago alejándonos de la Catedral, terminaremos llegando a este parque. Cuando entramos, lo primero que vamos a encontrarnos al entrar en el parque es a las dos Marías.

Recorriendo el Parque

Hay una nueva raza de turistas entre las que me incluyo, que cuando van de viaje, no pueden venirse sin hacerse una foto abrazando a una de las estatuas de los personajes que haya típicos en la ciudad. Es lo que he dado en llamar los «abrazaestatuas», nada que ver con los abrazafarolas (de farola en farola por su borrachera).

De Santiago de Compostela no puedes venirte sin hacerte una foto en el Parque de la Alameda junto a las Dos Marías. De Burgos has de hacértela sentado junto al peregrino frente a la Catedral. En Cáceres junto a la Catedral, hay una vieja a la que hay que abrazar. En Salamanca, me senté y di un abrazo a Alberti bajo los jardines de Calixto y Melibea.

Hoteles cerca de Parque de la Alameda
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Santiago de Compostela
Buscar

Y de Pontevedra no puedes venirte sin abrazar la estatua de Valle Inclán en la Plaza de Fernán Núñez, una de las bellas plazas de Pontevedra.

¿Quiénes son estas dos mujeres con esos trajes de colores chillones y coloretes en la cara? ¿Por qué Santiago las rinde homenaje con esta estatua en su parque más popular?

Las Dos Marías, también conocidas como las Dos en punto, eran dos hermanas que justo a esa hora del día salían cogidas del brazo a pasear por este Parque de la Alameda, coincidiendo con el momento en que los estudiantes se dirigían a comer. Su objetivo era el de flirtear un rato con ellos.

Nada tendría esto de particular si no fuera por la avanzada edad de Corelia y Maruxa que así se llamaban las dos hermanas. Viviendo como si fueran dos jovencitas, siempre repintadas y luciendo alegres colores en sus ropas, tal cual se las representa en la estatua.

Los paseos terminaron cuando Corelia murió, pues Maruxa no volvió a salir hasta el cabo de unos pocos meses en que partió para acompañar a su hermana en los paseos celestiales.

Dicen que para obtener una buena perspectiva de las cosas, a veces es necesario alejarse un poco del lugar. Y eso es justamente lo que ocurre con la Catedral de Santiago, porque las mejores fotos no son las que se obtienen desde la Plaza del Obradoiro, sino desde el mirador del Parque de la Alameda.

En realidad todo el perímetro del parque es un mirador desde el que admirar toda la ciudad, pero especialmente interesante es el que nos permite apreciar la Catedral de Santiago. Es desde ahí desde donde se obtienen las mejores fotos. El momento adecuado es por la tarde, cuando tienes el sol a tus espaldas y no tienes que luchar contra imágenes de la Catedral a contraluz.

El Parque de la Alameda en fiestas

parque de la alameda santiago

Yo la primera vez que estuve en esta ciudad, y por motivo de la peregrinación, lo único que vimos fue la zona de la plaza del Obradoiro, la catedral y poco más del centro de Santiago, y este parque lo conocí el año pasado en julio cuando fuimos mi novia y yo a esta ciudad a pasar unos días.

Coincidía que el hotel donde nos alojamos estaba a tan solo un paso de este parque, teníamos una de sus murallas justo delante de la puerta principal del hotel, vamos que con subir la cuesta de la calle estábamos en la entrada de este parque.

Me resultó un parque bastante grande, estuvimos bastante rato andando por él mismo y nos pasamos allí unas cuantas horas de la tarde. Como eran las fiestas de la ciudad, este parque estaba bastante lleno de gente, porque es aquí donde colocaron los puestos donde vendían carteras de cuero, pulseras y esas cosas así en plan barato y en una especie de cuesta estaban todos los puestos de las barracas. En un primer lugar estaban las churrerías y las tómbolas de la suerte, donde te pueden tocar premios y demás y ya al fondo, justo en lo alto estaban todas las atracciones en las que te podías montar, para mi la mejor sin duda la noria, que desde allí arriba tenías una visión espectacular de la ciudad. Eso sí, el frío y el aire que hacía en lo más alto de la noria no te lo quita nadie.

Después nos dimos unas cuantas vueltas más por el parque. Me gusto mucho porque tiene abundante vegetación y caminos bien hechos por todo el parque además de bancos, quizás estos un poco sucios, pero vamos, que eran minoritarios los sucios que los que estaban bien.

A un lado del parque había una especie de estanque de patos, no había mucho terreno de agua y tampoco muchos patos, pero estaba bastante bien cuidado. Justo por esa zona también hay unas cuantas estatuas y una especie de quiosco pequeño. También por esa zona, y creo yo que debido a las fiestas de la ciudad, había un escenario prefabricado donde estaban cantando, eso si, sin mucho éxito.

Nosotros en realidad fuimos por allí para montarnos en las barracas y para ver un poco el ambiente. En definitiva sí que nos gustó este parque, está muy bien para dar una vuelta y pasar el tiempo tranquilo, lejos de los agobios de coches y tiendas. Una manera de disfrutar de la naturaleza.

Os recomiendo que vayáis a visitarlo, que merece la pena. No lo dudes, visita este parque cuando vayas a Santiago de Compostela.