Catedral de Nápoles

Pienso que uno de los lugares que no se puede dejar de visitar, cuando se viaja a una ciudad, es su catedral, si es que la tiene. Italia, un país con una gran tradición de fervor religioso, cuenta con magníficos templos cuya arquitectura, historia y valor artístico son incuestionables.

En Nápoles, por supuesto, cuentan con su “Duomo”, lugar que visité durante mi viaje a esa ciudad. Espero poder dároslo a conocer un poco más en esta opinión.

La catedral de Nápoles está situada, como podéis suponer, en un lugar bien céntrico y no hay excusa para que no la visitemos si viajamos a esa ciudad. Se encuentra en la Vía Duomo, 147 y puede ser visitada en su interior todos los días por la mañana o por la tarde, salvo los domingos en que sólo permanece abierta por las mañanas.

Este magnífico templo fue construido entre los años 1294 a 1323 en honor a San Genaro.

Nada más situarnos frente al “Duomo” disfrutaremos de su fachada decimonónica que, siendo de gran belleza a mi no me pareció especialmente espectacular; y es que cuando ya se han visto muchas catedrales, no se pueden evitar las horribles comparaciones…

Toda la nave está soportada por grandes columnas que, aunque restauradas, son de gran antigüedad.

Hoteles baratos cerca de Catedral de Nápoles
Booking.com

Otro de los elementos históricos que podemos encontrar allí son los monumentos de antiguos gobernantes, junto con pinturas de Lanfranco y Domenichino.

Pero si hay algo realmente importante y valioso desde el punto de vista religioso y popular es que en esta catedral están custodiadas las reliquias de San Genaro: la cabeza en el interior de un busto de plata y unas recipientes de cristal con su sangre coagulada.

De manera milagrosa esta sangre se licúa tres veces al año: el primer domingo de mayo; el 19 de septiembre y el 16 de diciembre; lástima de fechas porque yo estuve allí durante el puente de diciembre pasado y quedé a una semana del día 16, en que podría haber estado presente en todo esto.

Según el creer popular, si la sangre dejara de licuarse, vendría una racha de mala suerte a la ciudad de Nápoles y no veáis como son los napolitanos de creyentes en este tipo de cosas.

reliquias de san genaro

Una de las capillas más destacadas dentro del templo es la Capilla Carafa, una verdadera joya renacentista construida entre 1497 y 1506.

También es posible acceder, desde el interior del templo, a la Basílica de Santa Restituta, que fue fundada en el siglo IV y reconstruida en el siglo XIV sobre un antiguo templo a Apolo.

Como habréis comprobado, son muchos los alicientes de todo tipo que nos ofrece la catedral de Nápoles con lo que, os animo una vez más, a que visitéis esta ciudad y, por supuesto, lugares tan interesantes como su “Duomo”.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.