Vesubio

Sin duda alguna, el Vesubio es mucho más que un volcán. Para los que viven en las poblaciones cercanas a él es como un Dios del que temen entre en cólera.

Su silueta se ve desde muchas localidades; está siempre presente. No deja de se inquietante saber que aunque el volcán esté dormido en la actualidad, no lo estará por siempre… Los habitantes de Nápoles se encomiendan a San Genaro, su santo protector; suelen representar siempre las imágenes del Santo y del Volcán juntas.

Los datos que se conocen sobre las catástrofes acaecidas en la zona vienen de antiguo. En el año 62, un fuerte terremoto azotó la región del Vesubio, causando tremendos daños en Herculano y Pompeya. Sólo sería un aviso, ya que en el año 79 la tierra comenzó a temblar de nuevo y el Vesubio salió de su letargo, dejando enterrada por completo a Pompeya y Herculano.

Aunque se poseen pocos datos sobre la actividad del volcán durante el milenio que siguió a la catástrofe del año 79, se sabe que se produjeron violentas erupciones en los años 203, 472, 512, 685, 787, 968 y 1037. Después de 1139, el volcán cayó en un periodo de letargo y la vida continuó (por decirlo de alguna manera) en torno a él.

En 1631, tras seis siglos de olvido, hubo un terremoto que hizo temblar otra vez a la región, con sacudidas extremadamente violentas. Era el mes de diciembre cuando una serie de explosiones hicieron brotar la lava incandescente por las laderas del Volcán. Casi todos los pueblos de la falda del Volcán quedaron destruidos y perecieron unas cuatro mil personas.

Entre 1766 y 1794, nueve erupciones importantes destruyeron varios pueblos y causaron cientos de muertos.

Hoteles baratos cerca de Vesubio
Booking.com

El Vesubio permaneció activo durante el siglo XIX y la erupción más memorable data de 1872.

En 1906, durante la noche del día 8 de abril, unas fuertes columnas de gas y densa lava brotaron del cráter, alcanzando los 600 m. de altura.

La última erupción del Vesubio tuvo lugar en marzo de 1944. Nuevamente, los pueblos situados en la falda del Volcán fueron alcanzados, aunque la situación no fue a más ya que el conducto del cráter se taponó.

Queda claro que puede despertarse en cualquier momento, lo que hace que más de 700.000 personas se puedan ver amenazadas ya que habitan en zonas que podríamos denominar como “de alto riesgo”.

¿Se puede subir al Vesubio?

vesubio

En la actualidad, la ascensión por las laderas del Vesubio es una visita que se puede realizar. Existen excursiones concertadas que se pueden contratar para que se puedan hacer de una manera controlada. Se puede llegar en coche o en autobús desde Herculano o Torre del Greco hasta el Observatorio Vesubiano; a partir de allí, la subida se hace a pié.

Con motivo de mi luna de miel, tuve la ocasión de visitar el entorno del volcán y después realizar la ascensión a pie hasta el cráter del volcán Vesubio.

Tengo que deciros que a veces, al pensar que caminas sobre un volcán, sientes como un escalofrío y a veces, el miedo de pensar que ese impresionante cráter puede empezar a escupir lava se apodera de tí, pero al final te puede más la curiosidad.

Hicimos la subida hasta los 1.000 m de altitud en autobús, por un camino muy estrecho y serpenteante, disfrutando de un paisaje espectacular, de monte, esplendorosos árboles, viñas… (sí, porque la tierra volcánica es muy fértil). Cuando quedan 300 metros para llegar a la cumbre, te bajas del bus y haces el resto de camino a pie y, sigues disfrutando.

El ascenso no es muy duro, bastante asequible para todos (os lo dice la vagancia personificada) y es maravillosa la vista, espectacular ver el cráter, las fumarolas…

Se ve todo Nápoles y su bahía, la isla de Capri, y un paisaje verde rodeado de montes que se encojen ante el majestuoso volcán.

El momento más emocionante es cuando te asomas al enorme cráter, y, entonces, te da por pensar en la erupción, en las ruinas de Pompeya (las habíamos visto unos minutos antes) y es cuando comienzas el descenso a toda prisa por si acaso.

Os recomiendo a todos que si alguna vez tenéis la oportunidad de visitar Italia no paséis por alto este monumento natural por ser espectacular y único el entorno. Lo disfrutaréis como yo.

Recordad amigos que, si viajáis a Nápoles, percibiréis que la imagen del Vesubio está siempre presente, que os acompañará en todo momento provocandoos una sensación de entre admiración y respeto, como a los lugareños.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.