San Giovanni a Carbonara

El conjunto monumental de San Giovanni a Carbonara es uno de los más espectaculares de la ciudad.

Se encuentra situado en Via Carbonara en el centro histórico de Nápoles. (hicimos el desplazamiento en metro hasta plaza Cavour y desde allí fuimos paseando).

El nombre que deriva del término medieval empleado para indicar el lugar donde se tiraba la basura fuera de la muralla (es decir, el vertedero).

Su fundación se debe a la generosidad del noble napolitano Gualtiero Galeota en el siglo XIV. Reconstruida en el siglo XV, por voluntad del soberano Ladislao di Durazzo, ampliada y reformada posteriormente hasta el siglo XVIII.

El conjunto está compuesto por varias iglesias y claustros como la de Sta. Maria della Pietra del s. XIV.

Debajo de la monumental escalera de acceso, obra de Ferdinando Sanfelice, se encuentra la iglesia de Sta. Sofía que es un interesante ejemplar del Barroco napolitano.

Hoteles baratos cerca de San Giovanni a Carbonara
Booking.com

Al final de la escalera hay tres entradas y a la izquierda se encuentra la plazuela de ingreso a la iglesia de San Giovanni a Carbonara que tiene el aspecto de una sencilla iglesia gótica.

El portal lateral es gótico tardío y presenta un fresco de un tal Leonardo da Besoppo.

El interior de la iglesia es muy sencillo, en la pared del fondo y ocupando casi todo el presbiterio nos encontramos con el impresionante mausoleo del rey Ladislao Durazzo (siglo XV).

El monumento está concebido en estilo gótico tardío, repleto de figuras alegóricas y rematado por la estatua ecuestre del rey Ladislao.

Detrás de él se abre la capilla de Sergianni Caracciolo, amante de la reina Juana II de Durazzo.

Es un edificio de planta central, las paredes están decoradas con escenas de la vida de la Virgen y escenas de vida monástica, realizadas por el mencionado Leonardo de Besoppo y un tal Paninetto de Benevento (de la escuela de Giotto).

El monumento de Sergianni está realizado en mármol blanco y está inacabado.

La parte más interesante es el suelo de azulejos de Valencia, realizados en el s. XV, presentan formas y colores diversos.

A la derecha del presbiterio encontramos otra obra maestra, la Capilla Caracciolo de Vico, de planta central, siglo XVI, ejemplo de difusión de la arquitectura romana y bramantesca en el sur de Italia. En el interior trabajaron los escultores españoles Diego de Siloé y Bartolomé Ordóñez, el primero es el autor del Cristo muerto y el segundo de la Epifanía.

También encontramos la Sacristía, el altar de la Madonna delle Grazie y el mausoleo de Miroballo (banquero y mercader napolitano, siglo XV).

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.