Todos los que estáis pensando en hacer una visita a Malta, y por tanto, a la Valeta. Esta opinión se centrará en algo más que contaros la historia de la ciudad y demás palabrería que podéis encontrar introduciendo «Valeta» en google.

La Valeta empezó a construirse hace la tira de años, concretamente en 1566. Fue fundada por unos señores que hacían llamarse Caballeros de San Juan (también conocidos como la Orden de Malta). La ciudad fue nombrada como nueva capital del país y se convirtió en la fortaleza defensiva. Una fortaleza que impone por sus gigantescas murallas y que explica por qué a pesar de los muchísimos intentos de asedio nadie consiguió penetrar en la ciudad, este es el principal motivo por el que sus edificios conservan la esencia de hace más de 500 años.

Cómo llegar a La Valeta

Si acabas de llegar al aeropuerto de Malta la mejor opción para ir a la Valeta es el transporte público, ya que toda la ciudad es peatonal y no podrás entrar con coche privado, aunque he de advertirte que el transporte público en Malta tiene sus riesgos.

Si eliges el taxi te pacta el precio con el taxista antes de montar. Los taxis en Malta no suelen tener taxímetro y si lo tienen hacen caso omiso de él. El precio va a rondar los 20 euros segurísimo.

Otra opción es el autobús (numero 8). Aquí voy a recomendarte una cosa que no debes olvidar durante toda tu estancia en Malta: Malta no es España, no te imagines que Malta es una especie de Mallorca o algo por el estilo, porque entonces querrás salir corriendo del país. Malta es un país muy peculiar, y una de sus peculiaridades son sus autobuses. Los autobuses fueron regalados por el gobierno Ingles al terminar la segunda guerra mundial. Aunque el gobierno está intentando remodelar la flota… no te hagas muchas ilusiones, y prepárate para un viaje muy divertido (y puede que algo peligroso). Eso sí, los autobuses tienen muchísimo encanto. Del aeropuerto a la Valeta el autobús son 47 cts., aunque seguramente el conductor decida cobrarse 50cts y quedarse los tres centimillos de propina. Si le pones la mano y mirada de odio te los devolverá y murmurará insultos en maltés. Si llevas maleta y el conductor lo cree conveniente te cobrará un billete adicional de niño de unos 34 cts. (creo). El viaje a la Valeta dura una media hora.

La llegada a la Valeta es sorprendente, creo que en ningún lugar del mundo un lugar tan emblemático como su entrada principal se ha convertido en una estación de autobuses. Todos los autobuses de malta llegan a su entrada principal y es una auténtica locura de humo, ruido, tráfico y ajetreo. Si consigues salir del enjambre de autobuses amarillos, bienvenido a la Valeta!!

La Valeta, ¿dónde está?
Booking.com

Para los afortunados que hayan llegado a Malta en barco, enhorabuena, ya que seguramente lleguen directamente a la Valeta y se eviten el bus y el taxi.

La Ciudad

La Valeta es la capital de un país, si, de acuerdo. Pero no te olvides de que todo malta tiene unos 400.000 habitantes por lo que su capital solo cuenta con 9.000 habitantes!!!! así que es posible que tu pueblo, incluso tu barrio, duplique o triplique la población de esta mini ciudad.

La Valeta es una ciudad dorada. Dorada porque la piedra con la que están construidos todos sus edificios es de color miel y porque la luz de los amaneceres y atardeceres le otorga un color todavía más amarillento.

Sus calles, estrechas en su mayoría excepto sus dos arterias centrales conforman una perfecta cuadrícula, por lo que, entre su reducido tamaño y lo ordenado de sus calles resulta difícil perderse.

Republic Street es su calle principal y es una calle eminentemente comercial. Llena de tiendas pensadas para los turistas.

¿Quieres reservar una guía?

La primera pregunta que te harás al pasear entre sus calles es si en esas casas medio derruidas vive gente, la respuesta es sí. Catedrales, palacios y casas bajas confeccionan esta ciudad. Nada de edificios modernos ni altos, como mucho tres alturas. Aquí el tiempo se ha detenido y todo tiene siglos de historias a sus espaldas.

En la Valeta todo es decadente y tiene en sus gentes y sus edificios un aire bohemio, nada es nuevo, excepto el turista, todo el mundo parece estar de paso, mientras sus habitantes parecen vivir en una realidad paralela donde el tiempo se ha detenido y se dedican a mirar el transcurrir de los días.

Me saltaré decirte que debes visitar en la Valeta, ya que eso puedes encontrarlo en cualquier día o en el señor google. Pero si tienes pensado ir a la catedral, nada de tirantes, pantalones cortos o tacones (eso dice la señal de prohibiciones).

Yo te recomiendo que te dejes llevar por sus calles, que recorras las más estrechas y las menos transitadas, y que descubras la esencia de la Ciudad, a pesar de su pequeño tamaño hay puntos donde el turista nunca transita, ya que la mayoría se limita a sus calles principales. También te recomiendo que vayas a última hora de la tarde cuando la mayoría de turistas se han ido y las tiendas empiezan a cerrar. Descubrirás una Valeta diferente, que parece haber salido de un cuento. La ciudad se queda desierta. Antes de que oscurezca corre a los Altos Jardines de Barraca. Desde su mirador podrás ver como el sol se pone detrás de Las Tres Ciudades -Senglia, Conspicua y Vittoriosa.

Después camina hasta el sea front y tomate algo en la zona más animada de la ciudad o cena (puedes cenar por unos 15 euros por persona).

Recomendaciones

la valeta malta

A pesar de que la Valeta es la capital del país no es ni su centro económico, ni de ocio. La Valeta es una ciudad tranquila y reposada con una oferta de diversión muy limitada.

Si estás pensando en pasar unos días en Malta alójate en la Valeta sólo si quieres mucha tranquilidad. Si no elije otros puntos como Sliema St julians o Paceville.

Todos los autobuses de Malta salen o terminan en La Valeta, por lo que no tiene pérdida.