Palacio Ducal

En mi visita a Venecia, el Palacio Ducal era una de las visitas obligadas, y de ella vengo a hablaros en estas líneas.

El palacio Ducal de Venecia es, juntamente con la capilla San Marco, de lo más bonito de Venecia, y eso que en Venecia todo es precioso.

Donde está

El palacio ducal se encuentra en el centro neurálgico de Venecia, en la plaza de San Marcos, y junto a la basílica del mismo nombre. Para llegar únicamente dos vías u opciones tenemos, a pie, si nuestro hotel está en los distritos de San Marcos, Castelo o incluso al sur de San Polo o Cannaregio, pues para que os hagáis una idea, desde el puente de Rialto al Palacio Ducal, si ya hemos pateado algo el lugar, y lo conocemos no hay más de 7 minutos a pie.

La segunda manera de llegar, por supuesto es en autobús, aunque con una peculiaridad, Venecia es la ciudad de los canales, por tanto nuestros autobuses, son pequeñas embarcaciones llamadas Vaporettos, las líneas que paran en San Marcos, y que seguramente nos vengan mejor son la número 1 y la número 2, con la diferencia que ésta última hace menos paradas y es más rápida.

Historia del Palacio Ducal

El palacio ducal, empezó siendo una fortificación e los siglos IX y X, pero fue pasto de las llamas, así que el edificio que conocemos actualmente data de los siglos XIV y XV, y es una de las obras más importantes del Gótico italiano cuyos arquitectos fueron Pietro Basseggio y Filippo Calendario.

Durante la República el Palacio Ducal fue sede del Gobierno, del Poder Judicial y residencia del Dux.
En la actualidad alberga un museo tal y como lo conocemos.

Hoteles baratos cerca de Palacio Ducal
Booking.com

Arte, arquitectura y escultura

En la visita por el Palacio ducal, se pueden admirar grandes pinturas, que adornan sus paredes y sus techos, entre las pinturas más destacables están «El Paraíso» de Tintoretto, y la Coronación de Baco y Ariadna del mismo pintor, destacan otras pinturas de autores como Tizano, Giovani Bellini y Domenico Tiepolo.

En la fachada que da directamente a la Plaza de San Marcos, encontramos la Porta della Carta, que era la entrada principal del palacio, justo al lado de ella, hay una curiosa escultura, los tetrarcas, que aunque parecen representar a cuatro moros, la leyenda dicen que representan a los emperadores Diocleciano, Maximiano, Valerio y Constancio.

Aunque ha sufrido diversas transformaciones, sobre todo después de dos incendios que ocurrieron en los años 1574 y 1577; y fue reconstruida en el siglo XIV.

Si lo miramos de abajo a arriba podemos distinguirlo en tres clarísimas partes:

  • La primera parte es un pórtico sostenido por 36 columnas de extraordinarios capiteles sobre los que se apoyan arcos ligeramente apuntados.
  • La segunda parte, está formada por una galería superior; que son 71 columnas.
    Dos por cada una de las del piso inferior que sostienen arcos entrecruzados trilobulados coronados con cuatro círculos calados con tréboles cuadrifolios.
  • Y la tercera parte tiene una altura considerable; es tan alta como las otras dos partes juntas.
    La cual está recubierta de ladrillos de mármol blancos y rosados formando rombos concéntricos.
    En el centro tiene un gran balcón (de estilo gótico) florido con un altorrelieve que representa al dogo Foscari arrodillado ante un León al lado que representa a San Marcos.
    Y a ambos lados del balcón tiene tres ventanales.

La fachada está rematada por una crestería que oculta el tejado y realza la monumentalidad de todo el edificio.

Visitar el Palacio Ducal en Venecia

Una vez, que entramos por la puerta principal, ubicada en el lateral que está justamente enfrente del Gran Canal, y una vez compradas nuestras entradas, accedemos a través de la Porta de Frumento, al Patio, en el que destacan dos grandes brancales de los más bellos de Venecia y la escalera de los gigantes, conocida así por las dos grandes esculturas que hay en el rellano superior, eran utilizadas para actos ceremoniales y allí se coronaba al dux.

En el patio tenemos una consigna para dejar la mochila, y empezamos la visita subiendo a la primera galería, donde encontramos un curioso buzón con boca de León, llamada Boca di lione, donde los ciudadanos realizaban denuncias de forma anónima.

Subiendo por la Scala de Oro, que reciben ese nombre por los paños y estucos dorados que la adornan, accedemos a la segunda planta, donde se visitan las salas donde residían los dogos, la armería, las salas de votaciones, los patios y la prisión.

En el apartamento del duque merece la pena la decoración de la sala, y las obras de arte expuestas. Hay que decir que apenas queda mobiliario original de la época, ya que un tal Napoleón al parecer hizo auténticos estragos, aunque viendo la dimensiones de las salas, y el tamaño de las grandes chimeneas, uno se hace una idea de cómo era la vida en Palacio.

Subiendo aún más otro trozo de la Scala de Oro, accedemos a la tercera planta, donde están las cámaras del consejo, y la Sala delle Quattro Porte, reconstruida por completo tras un incendio en el siglo XVI. En esta planta podremos deleitarnos también con el Anticollegio que era una sala de espera, la sala del Collegio donde se discutían asuntos de estado, y la sala del Senado, donde el dux se reunía con 200 senadores. De aquí pasamos a la Armería, donde hay armas de todo tipo y clase, incluidas de fuego.

A través de otra escalera pasamos a la Sala del Guariento, y de ahí a la Sala del Mayor Concilio.
La sala del Mayor Concilio podía albergar a 1000 personas y alberga uno de los lienzos más grandes del mundo «El Paraíso» obra de tintoretto.

Desde esta sala y a través de un sinfín de pasadizos, y pasillos, llegamos al famoso puente de los suspiros, del que casi ni te enteras que estás en él, al menos que te asomes al ventanuco y veas el exterior.
Por último a visita termina en los pozos y en la prisión. Claro está que esta es la visita normal, pero hay otra visita especial y totalmente recomendable.

Itinerarios secretos

Esta visita nos va a llevar por una serie de salas y lugares de máxima trascendencia e importancia que no están abiertas al público en general, se trata de una visita guiada para grupos pequeños y ofrecida en italiano, inglés o francés.

La visita parte desde la Scala de Oro, en la que por arte de magia, de la pared se nos va a abrir una puerta por la cual accedemos, a las salas del Notario del Palacio Ducal, la guía nos enseñará los escondrijos, donde escondían los documentos más importantes, para que no fueran encontrados por el enemigo.
Veremos la Cámara de la tortura, y la auténtica celda de Casanova, que aunque en la visita ordinaria veamos una serie de celdas, no son en la que estuvo Casanova, también podemos ver una sala llamada de la inquisición.

La guía irá explicando no sólo la historia del palacio y de los lugares que vemos, sino también la historia de Casanova y de cómo se escapó del Palacio ducal. Impresiona también en este circuito subir a lo alto del Palacio y estar encima del artesonado de madera que sujeta una de las grandes salas que luego veremos en la visita normal, para salir de la visita del itinerario secreto lo hacemos a través de una falsa puerta en un falso armario de los que hay en las salas, dejando con la boca abierta a los turistas que hay ahí en ese momento.

Horario y precio

El Palacio abre de 09:00 a 17:00 horas en horario de invierno y hasta las 19:00 en verano, cerrando una hora del cierre la taquilla. El precio de la entrada es de 12 €. El precio con los itinerarios secretos es de 16 €, esta es la tarifa normal, luego según edad, o si tenemos algún tipo de tarjeta de visitas los precios varían.

Reservar itinerarios secretos del palacio Ducal

Mi consejo particular y personal es que reservéis desde casa y por internet este recorrido, por las siguientes razones.

Por tan sólo 4 € más en tarifa oficial, no tenéis en primer lugar que guardar cola, porque con la reserva de los itinerarios secretos, accedéis por el lado VIP, de la entrada donde no hay colas, además, hay una taquilla especial para vosotros.

Una vez dentro en el patio hay un punto de encuentro, la guía os pone una pegatina y empieza la explicación.

El grupo es muy reducido por tanto, la visita es amena y dinámica.

Respecto al idioma, hay tres opciones, inglés, francés e italiano, pues no os asustéis, yo escogí italiano, y lo alucinante es que como te hablan de historia, arte, pintura, política de la época, es muy, pero que muy fácil de entender, y te enteras absolutamente de todo.

Luego cuando termina la visita del itinerario secreto, vuelves al patio y empiezas la visita como si hubieras entrado con la entrada normal, puedes coger una audiología o bien hacerlo por libre.

La página oficial, y desde la cual podéis hacer vuestra reserva es http://www.museiciviciveneziani.it eso sí, deberías de pagar con visa, pero tranquilos que es una página oficial de turismo de Venecia, por tanto cuenta con los protocolos de seguridad necesarios.

En esta página además encontraréis mucha más información acerca del palacio, y respecto a los itinerarios tú eliges el día y la hora de visita dentro de las disponibles.

En resumen un lugar que no puede dejar uno de visitar, algunos visitantes de Venecia, llegan en crucero y con un tiempo muy limitado, y tan sólo pueden admirarlo desde fuera, lo cual ya es un lujo, porque la fachada, sus arcos, y su decoración son toda una obra de arte. Pero desde luego lo mejor e inolvidable es pasear por sus salas. La pega de esto, es que dentro del recinto no se pueden hacer fotos, ni grabar en vídeo. Aunque alguna fotillo que otra sin flash siempre se le puede escapar a uno.

Conclusiones

palacio ducal

La visita al Palacio Ducal es algo que no deberías perderos. Se hace un recorrido por todas las estancias, algunas de ellas son grandiosas con inmensos murales, luego se cruza el canal por el puente de los suspiros y se visitan las prisiones, muy interesantes también. Si tenéis suerte y hay alguna ventana abierta podréis hacer una foto del puente de los suspiros desde el lado que no se ve desde la calle.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.