En el mes de julio estuve una semana de vacaciones en Gran Canaria, y aunque nos alojamos en el sur de la isla por ser la zona más turística, uno de los días lo dedicamos a visitar la capital, Las Palmas, que queda al norte.

Entre otras cosas, después de mirar en varias webs de turismo, y también en otros blogs de viajes, acordamos visitar este museo, dedicado a Cristóbal Colón y a las relaciones de Canarias con América, ya que pillaba en el casco antiguo de la capital (zona que íbamos a visitar), además nos resultaba atractivo este tema y encima la entrada es gratuita, no podíamos pedir más.

Así que después de hacer un poco de recorrido en el bus turístico de la ciudad, bajamos para comer por la zona antigua (por cierto en un sitio típico estupendo del que si puedo os hablaré, El Herreño) y ya después, a la hora de la siesta, nos dirigimos al museo, no había apenas nadie, y tuvimos una visita muy tranquila y relajante.

Además el día era caluroso y tuvimos ojo para dejar la visita para después de comer, pues allí se estaba fresquito, y así nos quitamos de estar dando vueltas a esa hora que apetece bien poco.

Así que sin más, os dejo con mi opinión de la Casa Museo de Colón en Las Palmas, cuya institución a la que pertenece se funda en la década de los años 50.

Ubicación de La Casa de Colón

El museo está enclavado en el casco histórico de Las Palmas, el barrio viejo de Vegueta, lugar donde se encuentra también la Catedral de Santa Ana, la Casa Consistorial, el mercado antiguo de Vegueta, el centro de arte moderno y el museo canario. En mi opinión la zona más bonita y que más merece la pena de toda la ciudad.

La Casa de Colón, ¿dónde está?
Booking.com

Es una zona de callejuelas empedradas con edificios de arquitectura canaria preciosos, con los típicos balcones de madera.

Aunque las arquitecturas sean diferentes, esta zona me recordó bastante al casco antiguo de mi ciudad, Córdoba, ya que también aquí hay influencias árabes y romanas.

Algo de historia

Como breve pincelada histórica para no aburriros demasiado, y centrarnos en lo verdaderamente importante que es el contenido del museo, he de decir, que esta relación de Canarias con América surge porque el archipiélago canario formaba parte de la Corona de Castilla y en uno de sus viajes a América, Colón desembarca en la isla para reparar el timón averiado de La Pinta y solicitar ayuda para proseguir su viaje, así como para proveerse de alimentos.

A partir de esta primera escala en la isla, en los siguientes viajes, Gran canaria se convertirá en lugar de paso hacia el Nuevo Mundo, lo que hará proliferar la relación Canarias-América.

El edificio

La ubicación del museo en el edificio elegido se debe a que fue la Casa del Gobernador en la época del descubrimiento y posiblemente fue visitada por Colón.

Para ello, se anexionaron varios edificios contiguos formando el conjunto total que hoy en día ocupa toda la manzana.

La arquitectura del edificio pertenece al arte neocanario que recibe también influencias árabes y romanas que podemos observar en la arquitectura organizada en torno a los patios.

Distribución del museo

El edificio se organiza en tres plantas, (cripta, primera y segunda planta) con cuatro patios interiores, alrededor de los cuales se articulan las salas, de las que explicaré brevemente a que están dedicadas.

Cripta

Esta parte del museo es el sótano y está dedicada a América antes del descubrimiento y a todo el arte precolombino. Dentro de esto, podemos observar diversas muestras de cerámica, vasijas, esculturas, y artesanía de Ecuador y la cultura Tolita, isla fronteriza entre Colombia y Ecuador, así como también de la zona llamada Mesoamérica (toda la América central) y del pueblo indígena Yanomami, que ocupa tierras lindantes con el Amazonas todavía en la actualidad.

Ya no sólo la exposición, lo que es la estancia también merece mucho la pena y me recordaba a las criptas de algunas catedrales.

Primera planta

Esta planta la conforman unas 6 salas organizadas alrededor de un patio.

  • Salas 1 y 2: Estas salas están dedicadas a Colón y sus viajes. Lo más destacable son algunas pinturas como retratos de Colón y los Reyes Católicos (copias de los expuestos en el Museo Naval de Madrid), un gran globo terráqueo que recrea explicar el proyecto colombino, una exposición de las bulas y tratados que recogían el reparto de tierras que se iban descubriendo entre los reinos de Portugal y Castilla, unos paneles que explican los itinerarios de los cuatro viajes realizados por Colón a América, el primero de descubrimiento y los restantes de exploración y conquista, así como maquetas de las famosas carabelas y una recreación a escala real de la Cámara de Colón en la Niña.
  • Salas 3 y 4: Estas salas abarcan la relación entre Canarias y América, así como la experiencia conquistadora, la urbanización y el proceso fundacional, y la emigración canaria, que aportó gran parte de su cultura a este nuevo mundo sobretodo a Cuba, Venezuela y Uruguay. Se detalla toda la exportación e importación tanto de alimentos, animales…y vamos entendiendo la fusión de las culturas.
  • Salas 5 y 6: Aquí el tema de la navegación es el protagonista, con muestras de cartografía de la época así como instrumentos propios de la navegación, entre ellos las primeras brújulas, el astrolabio y la ballestilla.

Segunda planta

  • Salas 1, 2, 3 y 4: Estas salas son las pinacotecas del museo, en ellas se exponen multitud de obras organizadas por épocas, unas adquiridas por el Cabildo, y otras procedentes de la Junta Delegada de Incautación y Salvamento así como de los depósitos del Museo del Prado. Así nos encontramos con la Pintura Flamenca del siglo XVI, llegada a la isla como resultado del comercio, donde destacan los cuadros de Juan Bautista y Santa Lucía realizados por Gumart de Amberes. De aquí pasamos al estilo renacentista y barroco, donde destacan obras mitológicas y religiosas de Guido Reni, Carracci y Guercino. Por último, las obras del siglo XIX, que abarca distintos estilos, como Romanticismo, Realismo, Impresionismo,… con obras de distintos autores canarios como Luis de la Cruz y Ríos así como Antonio María Esquivel.
  • Salas 5 y 6: Estas salas están dedicadas a la isla de Gran Canaria, destacando una gran maqueta de la isla y a la ciudad de las Palmas, donde podemos observar toda su evolución desde su fundación, destacando otra maqueta de la primera fortaleza de la ciudad, el castillo de la Luz.

Patios

Los patios del edificio son piezas clave en la distribución del museo, siendo el total de cuatro.

En primer lugar, el patio de la Universidad, que en su tiempo fue sede de la Universidad Internacional Pérez Galdós, destacando en la primera planta sus columnas en piedra y en la segunda la balaustrada de madera de riga.

En segundo lugar, el Patio de los Hidalgos que da acceso a la segunda planta, tiene forma de L y destaca por sus maderas de pino canario en techos, suelos y balaustradas.

En tercer lugar, el patio de Armas, que destaca por su jardín central, los cañones expuestos y una gran fuente de piedra adosada a la pared con peces de colores.

En cuarto lugar, el Patio del Pozo, con estilo renacentista, que formó parte del convento anexo de Santo Domingo, hoy en día ya desaparecido. Posee un pozo de piedra lo que le da el nombre al lugar. En este patio, además de la arquitectura digna de admirar, lo que más llamaba la atención siendo foco de numerosos flashes eran unos loros de verdad y con un atractivo colorido que acampaban a sus anchas en unas ramas en plena libertad. Al principio y de lejos como estaban quietecitos pensé que eran de mentira. Se ve que están acostumbrados a los turistas pero te avisan con un cartelito de Cuidado con los loros por si acaso jeje. Yo de hecho no me acerqué demasiado, sólo para la foto.

Información útil

Entrada

Cómo ya dije al principio, la entrada es gratuita y en la salida hay una urna para depositar donaciones voluntarias.

La verdad, que me parece estupendo desde el punto de vista del turista, que sea gratis, porque otros sitios que hay que pagar merecen mucho menos la pena.

Visitas

Existe la posibilidad de realizar visitas guiadas con previa concertación para grupos de 30 personas máximo, se entiende que gratuitamente también.

Los horarios son los siguientes:

  • De lunes a viernes de 9 a 19.
  • Sábados de 10 a 18.
  • Domingos y festivos de 10 a 15.

Datos de contacto y dirección

Calle Colón 1.

Tlfs. 928 312 373/312 384

Fax: 928 331 156

Actividades

Otro dato importante son las actividades que organiza la institución como seminarios, jornadas, exposiciones temporales, talleres pedagógicos, cursos, visitas guiadas, todo ello encaminado a la conservación, investigación como difusión de sus fondos.

También se realizan actividades para los peques, y hay una ampliada oferta para los grupos escolares.

Biblioteca y centro de documentación

Como dato informativo, ya que no es parte del recorrido del museo, decir que esta institución posee una Biblioteca especializada en América y sus relaciones con canarias compuesta con un fondo de 24000 ejemplares.

El centro de documentación contiene también importantes fondos y está conectado a redes internacionales por lo que permite el acceso toda la investigación en relación al descubrimiento.

Conclusión

casa de colon en las palmas

Como ya he dicho, después de comer bastante bien, nos dirigimos al museo al que por cierto no nos orientábamos muy bien con el mapa y tuvimos que preguntar, bueno mejor dicho, nos indicaron sin tener que preguntar cuando nos vieron mirando el mapa un poco perdidos. Lo que pone de manifiesto la simpatía de los canarios, que rebosan dulzura y amabilidad.

Una vez en la puerta, entramos y directamente para dentro. En la entrada puedes hacerte con unos folletos informativos pero que tampoco son gran cosa y tampoco dan gran información.

Nuestro recorrido fue diferente a como lo he expuesto, ya que lo he ordenado por el número de salas. Nosotros lo hicimos sin seguir un orden preestablecido, sino conforme íbamos encontrando las salas íbamos entrando, de hecho la cripta la vimos en la parte intermedia de la visita, pues el acceso no queda en la entrada sino al fondo del patio.

El tiempo estimado para la visita puede ser una hora y media que es lo que más o menos tardamos nosotros.

Si te atrae el tema del descubrimiento de América este museo está bastante bien, ofrece mucha información, sobretodo de gran impacto visual como las maquetas y las recreaciones que están bastante conseguidas, ya sea de mapas, cielos estrellados, carabelas e incluso de un barco por dentro, por cierto una parte que me gustó bastante y me hubiera gustado que fuera un poco más grande.

A los aficionados a la pintura les gustará porque hay muchísimas obras expuestas, claro está que la mayoría son réplicas de otros museos.

Aunque muchos de los documentos expuestos por todo el museo son fácsimiles, es interesante ya que te ponen en situación y te acercan bastante a la época pudiendote hacer una idea.

La única pega, por ponerle alguna, es que el museo está más bien centrado, como es lógico, en la relación de Canarias con el descubrimiento y claro está que se omiten algunas cosas del tema en relación con la península.

El recorrido te transporta a otra época y hace imaginar lo duro de aquellos tiempos donde todo era rudimentario y exigía esfuerzo físico, también te hace comprender mejor todo lo relacionado con la conquista, como por ejemplo la cantidad de similitudes entre los canarios y los cubanos, además de con otros países sudamericanos.

En fin, que nosotros lo pasamos genial además de aprender muchísimas cosas sobre el tema, la visita se hace amena y nada aburrida ya que todo tenía cierto interés y no se trata sólo de ver vitrinas, cosa que nos gustó bastante, ya que la mayoría de los museos que sólo tienen exposición de vitrinas me llegan a aburrir y sobretodo a mi marido, y es que somos como niños cuantas más recreaciones más disfrutamos.

Justo unos días después de nuestra visita, exactamente el 18 de julio, tuvo lugar el 60º aniversario del museo, lo que dió lugar también a numerosas actividades sobretodo de promoción, una pena que nosotros estuvimos tan solo unos días antes.

Por eso, si visitas Gran Canaria, y más concretamente Las Palmas, debes hacer un hueco en tu agenda para visitar este museo, que ya no sólo merece la pena como museo, sino también como edificio ya que su arquitectura es espectacular, además de la zona donde está enclavado.

Así que son muchas los motivos por los que no te lo puedes perder.