Siguiendo con mi recorrido por la isla de Gran Canaria, me gustaría hablaros de un lugar, el puerto de Mogán, el cual es llamado la Venecia de Canarias, por los canales (puentecitos incluidos) que podemos ver en él.

Estando ya en la isla, curioseamos por Internet que podíamos ver en Mogán y vimos que los viernes era su día típico de mercadillo, así que esto como fue un miércoles, esperamos a que llegara el viernes para realizar la visita y así aprovechar el mercadillo por si veíamos algo que comprar.

Situación

Este pintoresco puerto se encuentra en el suroeste de la isla, perteneciente al municipio de Mogán, que se encuentra en el interior de un valle y el cual alberga varios núcleos de población, siendo uno de ellos el Puerto de Mogán, y otros como Puerto Rico, Tauro, Veneguera, Arguineguín, Soria,…siendo algunos de ellos bastante turísticos, ya que sus playas son bastante conocidas.

Me quedé con ganas de visitar también Mogán pueblo, pero no recuerdo si es que los autobuses eran distintos a los del puerto, la cosa es que preferimos centrarnos en el puerto, pero bueno ya tengo excusa para otra vez…

Cómo llegar

Pues desde la capital de la isla, Las Palmas, hasta el puerto de Mogán hay unos 80 kilómetros y para llegar hay que bordear la isla tomando la GC1, lo mismo desde el aeropuerto.

Nosotros nos desplazamos en la guagua interurbana, desde Playa del Inglés, que es la línea 32. Si no recuerdo mal la ida y la vuelta nos salió por unos 8 euros y pico a cada uno. Desde Las Palmas se debe tomar la línea 1 que también pasa por el aeropuerto.

Hoteles cerca de Puerto de Mogán
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Gran Canaria
Buscar

El taxi por ejemplo desde Playa del Inglés nos hubiera costado unos 37 euros, y eso que dicen que los taxis son baratos en la isla, pero a mi no me lo parecen.

Puerto

El puerto de Mogán como ya he dicho antes, es bastante pintoresco, tiene una parte deportiva con pequeños yates y embarcaciones de recreo y luego está la parte pesquera, ambas partes contrastadas le dan un punto muy atractivo.

También justo detrás de este pequeño núcleo se alza una gran montaña rocosa lo que le da una visión espectacular y hace que sus calles secundarias tomen algo de desnivel y sean algo empinadas.

En la parte donde se alojan las embarcaciones recreativas, los edificios se caracterizan por ser de una o dos plantas y por sus diferentes coloridos combinados con el blanco.

Así mismo en esta primera línea de edificios donde se albergan tiendas y restaurantes, se encuentran los puentes que cruzan los pequeños canales, lo que le da el sobrenombre de la Venecia de Canarias a este puerto. Algunas calles son unidas por arcos bastantes coloridos por las flores que tienen de un color rosa fuerte.

No es que sea un puerto espectacular de grandes yates, yo creo que su mayor atractivo reside básicamente en su estética y es lo que atrae a muchos turistas, sobretodo lo de los canales.

La playa

La playa de Mogán queda justo a la derecha del puerto, es una pequeña playa protegida por ambos lados, en uno queda el puerto y en el otro un espigón lo que hace que sea bastante recogida y sus aguas sean tranquilas.

Su arena es dorada y fina, no tiene piedras y lo que más me llamó la atención fueron sus aguas paradas y aunque no me bañé, puedo decir que no cubre enseguida, sino que puedes andar un tramito.

Es una playa urbana a todos los efectos, servicio de hamacas e hidropedales, duchas,…y justo en su paseo marítimo totalmente peatonal, hay numerosos restaurantes, heladerías, etc….curiosamente me llamó la atención uno que estaban montando muy peculiar… te sentabas a la mesa y metías los pies en unos grandes acuarios donde unos peces pequeñitos te quitaban las células muertas de los pies jejej…luego a medida que avanzaban mis vacaciones pude ver que esto se estaba poniendo de moda en la isla ya que lo vi en otros lugares.

Algo que leí en Internet y que recomendaban los turistas es la puesta de sol en esta playa, por lo visto era muy bonita, aunque yo no la pude disfrutar.

El submarino amarillo

Bueno, una de las famosas atracciones de este puerto y una actividad diferente a realizar son las excursiones que se hacen en un submarino, amarillo, sí como el de Los Beatles, para ver los fondos marinos y los peces.

Yo esta actividad ni me la planteé, las alturas no me dan mucho miedo, pero lo de sumergirse encerrado no me atrae demasiado.

Para el que no tenga problema, debe ser fascinante…

Otras actividades que puedes realizar en este lugar son paseos en barco, deportes acuáticos como buceo, pesca, kayak, wind surf, y un sinfín más…

Mercadillo

El mercadillo de los viernes tampoco es que tenga nada especial, mucho souvenirs y mucha imitación, como el resto de mercadillos de España, pero bueno a mí que me gustan los mercadillos sean como sean fue un aliciente más para hacer la visita en viernes. Aunque en realidad no llegué a comprar nada, si que paseamos un buen rato ya que era bastante extenso, con puestos de comida típica, gafas, decoración, ropa,… Empezaba en la parte de atrás donde paran los autobuses y llegaba hasta la zona de los barcos.

También existe otro mercadillo los lunes, de artesanía, que quizá sea más tradicional y menos corriente.

Servicios

No olvidemos que este puerto es un punto turístico bastante importante en la isla por lo que hay numerosos restaurantes tanto en su puerto, como paseo marítimo y demás calles.

La mayoría de los restaurantes tienen como platos principales los pescados, mariscos y arroces aunque también los puedes encontrar italianos, más económicos de platos combinados, tipo burguer, en fin que la oferta es variada…

Para alojarse hay varias opciones entre ellas había un hotel en el mismo puerto, llamado Puerto de Mogán, el cual tenía una pinta estupenda.

Nuestra experiencia

puerto de mogan

Como todos los días nos levantamos relativamente temprano y una vez que teníamos claro que autobús coger y donde cogerlo gracias a las recomendaciones de nuestro recepcionista, nos pusimos en marcha.

El viaje en autobús es espectacular, el recorrido hasta el puerto de Mogán discurre por verdaderos acantilados y barrancos con bastantes curvas lo que hace tener unas vistas impresionantes de la costa y por mi parte algo de temor también, porque la carretera era tan estrecha que más de una vez pensé que íbamos rocas abajo jeje.

Una vez llegamos, el autobús aparcó en una gran explanada de tierra donde había muchos más autobuses y mucha gente … una estación un tanto rústica y peculiar… para esperar tu autobús no tenías más que sentarte en alguna roca.

Justo al lado de la explanada de los autobuses comenzaba el mercadillo que tenía varias calles y se extendía hasta el puerto.

Nuestra visita empezó por la parte del mercadillo seguida por el puerto y luego hicimos el recorrido de vuelta hasta la playa que bordeamos por su paseo marítimo hasta adentrarnos en el espigón lateral, desde el cual había unas vistas impresionantes de los acantilados que justo empezaban ahí.

Era un día bastante soleado, y pegaba bastante fuerte el sol, lo que me dio unas ganas impresionantes de disfrutar de su playa, pero no llevábamos bañador, así que nos tuvimos que conformar con un refresquito con vistas a la playa.

Ya después si llegó la hora de almorzar y requeridos por un relaciones públicas de un restaurante del paseo marítimo cuyo reclamo a voces era: “Cerveza para los españoles”, algo insólito pues en la mayoría de los sitios sólo tienen cerveza canaria (de la marca Tropical, que tampoco estaba mal la verdad) o extranjera, y aquí tenían pintas de Mahou a 1,80…lo que hacía que tuvieran la terraza llena tanto de españoles como extranjeros, a los que nos unimos sin mucho pensar. Ya si puedo, os hablaré de este sitio, que entre todos los que había fue el que más nos convenció por los precios y por su comida.

Comimos tranquilamente alargando la sobremesa y ya después decidimos marcharnos, así que pusimos rumbo a la explanada de los autobuses.

En fin, es un sitio bonito, en el que tampoco hay monumentos ni cosas de gran interés cultural, su único atractivo es el puerto en sí que es bastante bonito y tiene bastante donde disfrutar (vistas, ocio, paseos, clima, playa, tiendas,…).

Así que lo recomiendo, aunque sea dedicar medio día, ya que en poco tiempo se ve.

Y respecto a la comparación con Venecia, sí, tiene canales, pero no se parece ni un poquito, es una estética totalmente distinta, donde predomina el blanco y el azul… y no había góndolas!!!!jeje