San Sebastián es una de las ciudades que mas me encanta y la verdad es que siempre que puedo hago alguna escapadita… Tiene muchos atractivos tanto para mayores como para pequeños y uno de estos atractivos para los niños es el acuario que tiene la ciudad.

Este acuario lo he visitado bastante veces, y la verdad es que es precioso y la visita es muy entretenida, además de por las especies animales que allí pueden verse como por la cara de los más pequeños…

Tengo que decir que cuando más lo he visitado ha sido en época de invierno, los fines de semana que salen con frío, ya que por hacer algo diferente, solemos acercarnos algún sábado o domingo y pasar el día allí.

Dónde está el Acuario de San Sebastián

Se encuentra situado en la Plaza Jacques Cousteau número 1. Hay varias formas de llegas hasta él pero yo sin duda recomiendo ir dando un paseo por los jardines de Alderdi-Eder. El acuario se encuentra la final del puerto, por lo que el paseo hasta el mismo es bastante bonito.

Encontrarlo no es complicado, hay que ir al puerto. De todas formas, como es un sitio popular y conocido siempre se puede preguntar a cualquier persona que pase que enseguida nos indicarán donde está.

Os recomiendo dejar el coche en algún parking, porque en San Sebastián encontrar aparcamiento… es misión imposible! Cuesta muchísimo encontrarlo y por lo general los que hay en la calle son de pago. Y dado que tienes que pagar de todas las maneras, yo os recomiendo dejarlo en algún parking y así al menos os despreocupáis de la hora en la que caduca el ticket…

Hoteles cerca de Aquarium San Sebastián
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en San Sebastián
Buscar

El camino hacia el acuario es muy bonito, dependiendo de la hora a la que paséis podéis ver algún barco descargando, y suele ser bastante curioso. Cuando uno llega la final del puerto, tiene que subir unas escaleras y al subir hay una especie de explanada en la que hay un muro, en el que os recomiendo apoyaros y disfrutad del paisaje aunque solo sea por unos instantes. Es un lugar desde el cual se sacan unas fotografías estupendas. Se puede ver la bahía de la Concha en pleno esplendor, la isla Santa Clara, la playa de Ondarreta, el Monte Igeldo… La verdad es que es un paisaje maravilloso y si el día esta claro y hace sol… ni os cuento…

Un poco de historia

Este acuario fue inaugurado en 1928 y fue el primer museo dedicado a las ciencias naturales que se fundo en España, diseñado por Juan Carlos Guerra, es una de las principales atracciones de la ciudad, con más de 12 millones de visitas.

En 1998 se inauguró la ampliación del Acuario, con mejoras en los servicios, pero sobre todo la construcción de un tanque de 1.800.000 litros de agua, atravesado por su famoso túnel, que permite al visitante pasar por él, y poder disfrutar de una forma nueva, todo el esplendor del mundo submarino.

Mucha gente que conocía ya el museo, volvió para poder pasar por el túnel, entre los que me incluyo, aunque la verdad que marea un poco…

La visita al Aquarium

Para acceder al acuario hay que bajar unas cuantas escaleras, y allí, a mano izquierda según bajamos esta la puerta de entrada.

Nada más entrar nos vamos a encontrar una sala, en la que hay un pequeño mostrador en donde vamos a poder comprar las entradas y además la sala es la tienda del aquarium en donde se puede comprar algún recuerdo del lugar o algún animalito de peluche para los más pequeños. Los precios no son excesivamente desorbitados, pero desde luego baratos tampoco. La ultima vez que estuvimos le compre a las mellizas una tortuga de peluche la mar de mona y que tienen puesta en su cama y a la que muchas noches se abrazan para dormir.

Pero sin duda lo que empieza a despertar el interés por ver el aquarium es el inmenso ventanal que tiene una de sus paredes, desde el cual pueden verse rayas, medusas, y peces de todo tipo y colores.

Para empezar la visita al aquarium hay que bajar unas escaleras y a medida que vamos bajando notamos que hay muy poca luz, por lo que os recomiendo advertir a los niños si les da un poco de miedo la oscuridad.

Los baños del sitio se encuentran en esta planta y justo bajando las escaleras, sino recuerdo mal, a mano derecha. Suelen estar bastante limpios y suelen mantener buen olor.

Hay mucha gente que hace lo siguiente, entra a la tienda del museo, que tiene «entrada libre» en teoría y hay gente que si las dependientas están despistadas se cuela. Otra gente va con los niños y pregunta si pueden bajar al baño, que los niños tienen ganas, y con la excusa, bajan al baño y de paso ven el aquarium… En fin, hay gente para todo…

Bueno ya en la «planta oscura», nuestro sentidos despertaran ante semejante belleza. Y es que como ya os he dicho a mi e parece un sitio muy especial.

El aquarium tiene dos plantas y en ellas se pueden ver mucha variedad de peces así como de flora marina.

Yo es el único aquarium que conozco, tengo ganas de visitar el de Barcelona. A mi este me gusta pero o puedo compararlo con otro, peor la gente dice que no vale nada al lado del de Barcelona. Pero bueno, algún día lo visitaremos, pero de momento no esta mal el tener la posibilidad de poder visitar uno a una de donde vivimos. Ha sido ampliado recientemente y el año pasado abrió tras estar un tiempo cerrado, lo han ampliado.

Las dos plantas donde se realiza la visita están bastante oscura para resaltar mejor las peceras y lo que en ella puede verse.

Suelen organizar visitas guiadas para colectivos como colegios y asociaciones. Pero si vas en familia, la visita la vas haciendo tu solo.

Entre las especies marinas que se pueden ver están las medusas, las rayas, besugos, lubinas, txitxarros, peces tropicales, carnívoros, venosos. También hay una pecera en la que pueden verse estrellas de mar, algas…

Pero quizás lo mas atractivo es el túnel que hay, a través del que vas pasando y es como si estuvieras en el mar rodeado de peces, la sensación es muy curiosa y los niños se suelen quedar alucinados. En esta zona pueden verse tiburones, tortugas de gran tamaño, rayas…

Pero no todos es ver peces, sino que si no interesa conocer un poco la historia de la pesca, las especies que podemos encontrar en el mar cantábrico también podemos hacerlo. Viene muy bien para estar informado y así poder explicarles a los niños las cosas.

A todo el mundo nos llama lo mismo y es que al entrar en el aquarium hay un esqueleto de ballena de unas dimensiones que os podéis imaginar, no? Pues toda la gente con la que he hablado del museo siempre se acuerda de este esqueleto.

La visita dura lo que cada uno quiera detenerse, aproximadamente en una hora u hora y cuarto puede verse a ojo, pero cada persona puede estar lo que quiera. Es una gran ventaja el no tener tiempo para verlo, porque siempre se puede volver a atrás y volver alguna cosa que nos haya llamado en especial la atención.

Información de interés

El precio del aquarium, pues os dejo los precios que vienen en la web:

  • adultos: 12 euros
  • niños:
  • menores de 3 años: no pagan
  • de 4 a 12 años: 6 euros
  • Pensionistas: 8,00 euros, es necesario acreditar la condición de pensionistas.
  • Estudiantes entre 13 y16 años: pagan 8,00 euros
  • Familias numerosas: 35,00 euros, es necesario presentar el libro de familia.

Hay precio especial para grupos, pagando por persona 7 euros, creo que los grupos tienen que ser como mínimo 25 personas, pero no estoy segura.

También realizan inmersiones, pero eso creo que se hacen los sábados a la mañana y se paga un total de 300 euros que incluye la inmersión y el alquiler del traje.

Los horarios, pues bueno, es importante saber que salvo los días señalados como el 25 de diciembre, 1 de enero y el 20 de enero, el resto de días abre siempre.

Los horarios cambian según la época del año en la que se vaya.

Si vamos entre el 1 de octubre y Semana Santa, entre semana podremos visitarlo entre las 10:00 y las 19:00. Y los fines de semana, festivos y puentes entre las 10:00 y las 20:00.

Entre Semana Santa y el 30 de junio y el mes de septiembre, los días laborales puede visitarse entre las 10:00 y las 20:00. Los fines de semana, festivos y puentes entre las 10:00 y las 21:00.

En los meses de verano, julio y agosto, tiene el mismo horario todos los días y es de 10:00 a 21:00.

Es importante saber que una hora antes de que cierren el aquarium ya no se pueden comprar entradas, lo cual hay que tener en cuenta, mas que nada por si vamos con niños y se ha ilusionado con la visita y al llegar nos dicen que ya no nos venden entradas.

El aquarium cuenta con un restaurante, en el que yo no he comido, pero sí he visto los precios y bueno son algo carillos, pero tampoco en exceso.

A comprar la entrada nos dan un folleto en el que se puede ver el plano que tiene el aquarium.

Opinión del Museo Oceanográfico de San Sebastián

aquarium san sebastian

Yo os recomiendo la visita, sobre todo si estáis por la zona y tenéis niños, son los que más la disfrutan. Les llama mucho la atención el ver a los peces y tenerlos tan cerca y el poder casi tocarlos. Suelen poner sus manitas en los cristales y les llaman… yo me sé de algunas que había unos peces de color naranja con alguna raya en negro al que no paraban de llamar «Nemo! Nemo! mamá es Nemo!»…

Si tuviera que destacaros algo del aquarium o lo que a mí más me gusto, me quedo con el túnel, que es verdaderamente precioso, el ir pasando y el poder observar como encima de ti están nadando peces. A mi me encantó… Y luego bueno las medusas, a las que me gusta ver de lejos, jejejeje, no me gustan nada, la verdad, supongo que a vosotros tampoco, pero así metidas en la pecera, sin que puedan hacernos nada son bonitas…

Y si tuviera que deciros algún inconveniente, pues si no recuerdo mal, creo que no había ascensor hasta la puerta de entrada, con lo cual si os toca ir con sillita de paseo… mal, tenéis que bajar a los niños entre dos. Y también si van personas mayores pues tampoco es lo más apropiado. Es posible que haya algún otro acceso pero yo desde luego no lo vi. Yo vi las escaleras y tuvimos que bajar la sillita a pulso… Y luego el inconveniente del coche, pero bueno lo mejor como os he dicho es el parking en el que no hay que preocuparse de la hora ni del ticket.

Ya os digo que no puedo comprar con otro aquarium porque no conozco ninguno más pero a mí este me parece que está muy bien y si que os recomiendo su visita y sobre todo si lleváis pequeñajos.

Si no queréis gastaros el dinero en la entrada y tenis la tarjeta travel-club podéis sacar las entradas con los puntos, pero tendréis que canjearlas antes de ir allí. Por 900 puntos se consigue una entrada de niño y por 1650 puntos la de adulto. Es otra opción si tenéis la tarjeta.

Si alguna vez vais a Donosti a parte de probar sus maravillosos pintxos, no olvideis daros una vueltita por el Acuario, no os defraudara.