Isla de Santa Clara

En esta ocasión me gustaría hablaros de una de las islas más famosas que tiene la ciudad de San Sebastián, os quiero hablar de la isla de Santa Clara.

Para quienes no lo sepan, la ciudad de San Sebastián se encuentra metida en una especie de bahía y esa bahía la forman por un lado el monte Urgull, por el otro lado el monte Igueldo y en mitad de estos dos montes, en medio del agua se encuentra la isla de Santa Clara.

Imaginaros por un momento: una bahía en forma de concha, con dos playas de arena finísima (la Concha y Ondarreta), flanqueada por dos montes (Urgull e Igueldo), con una isla en medio. La isla de Santa Clara es uno de los elementos que hacen que la bahía de la Concha sea una de las más bonitas del mundo (no es opinión personal, lo he leído en bastantes revistas de turismo). Su belleza viene dada, sobre todo, por la forma que tiene, tan rara por estos lares.

No es de enormes dimensiones, pero se puede divisar dicha isla desde todos los puntos de la playa de la Concha, desde el peine de los Vientos y desde el ayuntamiento, así como desde el acuarium. Desde donde más me gusta ver dicha isla es desde el monte Urgull, donde se puede apreciar con mejor nitidez las dimensiones que tiene, donde se ubica y demás.

En realidad, más que isla, es un islote ya que su tamaño es reducidísimo: tiene 280 metros en la parte más alargada y 140 metros en la más estrecha. Viene a ser como una pequeña montaña, achaparrada en la cima, situada en medio del mar, frente a la playa.

Cómo llegar a la Isla de Santa Clara

Tengo entendido que en épocas de verano y así habilitan una especie de barco para llegar hasta la isla, pero en la isla no es que haya gran cosa que por ejemplo no haya en el mismo monte Urgull. Está formada por algún que otro merendero y zonas habilitadas para la pesca así como un pequeño embarcadero donde se puede ver alguna que otra barquita pequeña, pero poco más.

Hoteles cerca de Isla de Santa Clara
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en San Sebastián
Buscar

No os aconsejaría intentar ir nadando hasta allí, ya que aunque parece que está bastante cerca de la playa de la Concha, hay un cacho bastante majo de distancia. En mi caso, había una vez en mitad de la bahía la típica plataforma con el tobogán y así y hasta que llegué allí que me parecía cerca, cuando llegué tenía la lengua fuera, y aún quedaban muchos más metros hasta llegar a la isla. Así que yo se lo dejaría para nadadores profesionales, donde las mareas y corrientes no son un gran problema, al estar en una bahía no hay mucho peligro.

En cuanto a la accesibilidad, es bastante reducida ya que, el acceso desde las barcas (especialmente desde las pequeñas) hasta el embarcadero es complicado, incluso para jóvenes, así que imposible para personas con minusvalía.

Cómo es la Isla de Santa Clara de San Sebastián

isla de santa clara

En la misma isla, predomina la zona rocosa, aunque se puede ver también bastante vegetación la misma que predomina en el monte Urgull o en el monte Igueldo. Personalmente no os recomiendo la visita a la misma isla, desde la playa de la Concha o desde los dos montes que rodean San Sebastián se puede ver perfectamente, allí no hay mucho por ver. Se me ha olvidado comentaros que en la isla también existe un pequeño faro, pero no es gran cosa tampoco.

¿Qué se puede hacer en la isla? Pues básicamente, tomar el sol en sus laderas, comer en alguno de los bancos con mesas bien preparados para el asunto, bañarse en la piscina y hacer un poco de deporte ya que se pueden dar paseos por las laderas (hay caminos acondicionados), que requieren algo de esfuerzo ya que son bastante escarpadas.

En resumen, en la Isla de Santa Clara encontrarás:

  • Un faro, en la parte superior, para guiar a los barcos.
  • Un pequeño embarcadero, donde atracar las barcas que llevan a los pasajeros, seguido de un espigón en el que se suelen poner los pescadores con sus cañas.
  • En los meses de verano, se abre un bar y servicios públicos.
  •  Una fuente de agua potable
  • Merenderos, rodeados de árboles para poder comer a la sombra
  • Una pequeña piscina, de agua marina, ya que tiene aberturas por las que entra y salen las olas del mar, por lo que la renovación es continua. Eso hace que el agua suela estar bastante fría, pero es la única forma (salvo que se sea un nadador muy experto) de bañarse allí.

Un dato curioso es que cuando hubo hace poco las mareas tan bajas en el País Vasco, hará cosa de un par de meses o así, hubo mucha gente que a pie pudo llegar hasta la isla de Santa Clara.

Otra visita más que podéis hacer si venís por mi ciudad.

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.