Puente Colgante de Vizcaya

Hoy os vengo a hablar de una maravilla creada por el hombre hace mas de 100 años, que une las dos márgenes del río Nervión: el Puente de Vizcaya o Puente Colgante, o como bien dice la canción, «Puente de Portugalete tu eres el mas elegante; Puente de Portugalete, el mejor puente colgante…»

Historia

Este gigante de hierro fue diseñado por el arquitecto Alberto de Palacio y Elissague, e inaugurado el 28 de Julio de 1893, tras algo mas de tres años del comienzo de las obras.

Durante la proyección de los planos, hubo una pequeña discrepancia entre el arquitecto Palacio y un contratista francés llamado Ferdinand Arnodín, acerca de la barquilla de transporte, alegando que sería peligrosa para el transporte por su inestabilidad.

Tal fue la disputa, que tuvo que intervenir, a modo de arbitro, M. Gustave Eiffel, antiguo profesor de Palacio y el ingeniero encargado de otra majestuosa obra, conocida como la Torre Eiffel, fallando a favor de Palacio. Por lo cual las obras del puente siguieron su cauce.

Se trata del primer puente de este tipo construido en el mundo, y sirvió de modelo para otros puentes construidos en Europa, África y América, aunque actualmente es el único que sigue en funcionamiento, trasladando a miles de usuarios de una margen a la otra, durante las 24 horas del día, los 365 días del año, siendo considerado actualmente el mas antiguo en servicio.

Peor conservados se encuentran otros muchos de similares características, como son:

Hoteles cerca de Puente Colgante de Vizcaya
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Bilbao
Buscar

  • Rochefort, en Francia e inaugurado en 1900.
  • Newport (1906), Warrington (1908) y Middlesbrough (1911), todos ellos en el Reino Unido.
  • Osten (1909) y Rendsburg (1913), en Alemania.
  • Puente Nicolás Avellaneda (1915), en Buenos Aires, Argentina.

El puente Colgante

El Puente es en realidad el Puente de Bizkaia, conocido por todos como el Puente Colgante o el Transbordador que une ambas márgenes de la ria del Nervión casi en su desembocadura en aguas del Cantábrico, entre Getxo y Portugalete.

Construido a finales del siglo XIX , poco podía imaginar su inventor, el arquitecto Alberto Palacio, que con el tiempo se llegaría a convertir en el símbolo no sólo de la provincia, de todo un pueblo, sino que iba a representar la unión entre dos mundos tan dispares y lejanos social y económicamente como los ubicados en ambas márgenes de la ría: la margen derecha, por un lado burguesa y aristocrática , por otro rural y nacionalista, y la margen izquierda, bastión del mundo fabril, proletario, con una población fundamentalmente emigrante e ideológicamente socialista.

El puente, fruto de un exhaustivo trabajo en el que se descartaron por razones técnicas los más variados ingenios tecnológicos (desde transbordadores sobre carriles hasta gabarras flotantes, pasando por todo tipo de puentes imaginables: giratorios, levadizos, basculantes… ) cumplió con todos los requisitos que de él se esperaban: Con un coste que aseguraba su rentabilidad, posibilitó por fin el traslado de pasajeros y carga de manera regular, hasta entonces condicionado por las mareas y las inclemencias del tiempo- se realizaban en barcaza- aumentando el tráfico de mano de obra entre ambas orillas: desde el mundo rural a las florecientes fábricas de Sestao y Baracaldo o a las minas cercanas, y desde el mundo obrero se abastecieron las casas burguesas de un servicio- las chicas de servir- doméstico eficiente y poco reivindicativo, como apoyo a la economía familiar. Situación ésta que se mantiene hasta nuestros días, a pesar de la transformación de las comunicaciones viales de los últimos años.Su altura y la movilidad de la barquilla garantizaron, entonces como ahora la navegación fluvial- hay que recordar que los barcos, cargueros y mercantes llegaban hasta Bilbao-, aunque hoy en día apenas podamos disfrutar del espectáculo que supone ver surcar un gran buque por las aguas de la ría, salvo que se produzca alguna botadura en los astilleros de Erandio…

No hay duda de que fue una maravilla de la ingenieria de su tiempo.Por ser,El Puente Colgante de Bizkaia fue la primera construcción de sus características realizada en el mundo: Aunque se habían publicado dos proyectos con anterioridad- en 1.869 un proyecto de Puente Colgante Transbordador entre Nueva York y Brooklin y en 1.873 un proyecto de Transbordador entre Middlesbrough y Port Clarence, ninguno de los dos se desarrolló antes que el Puente Colgante de Bizkaia.

El proyecto definitivo se inauguró el 28 de julio de 1893, tres años después de que se iniciase su construcción: Se trataba de una estructura de hierro basada en dos vigas horizontales que soportaban los carriles bajo los que se deslizaba la barquilla, apoyadas las vigas sobre cuatro pilares o torres asentadas en los muelles de ambas márgenesLos pilares iniciales tuvieron una altura superior a los 43 metros de altura, las dimensiones de la barquilla original fueron 10×5 metros.

A su difusión e internacionalización contribuyó similitud constructiva con otros monumentos de hierro contemporáneos de gran renombre internacional como la torre Eiffel en Paris, o el elevador de Santa Justa en Lisboa En los tres casos supuso el el triunfo del industrialismo, del metal, sobre la piedra y la construcción tradicional, si bien sus características y su funcionalidad son bien diferentes( la torre tiene una altura de 300 metros y se construyó inicialmente con carácter temporal; el elevador de Santa Justa es, como el puente, un transporte público vertical con una altura de 45 metros).

En Junio de 1.937 ante la inminencia de la llegada de las tropas nacionales, el batallón de Ingenieros del Ejercito del Norte destruyó todos los medios que permitiesen cruzar el Nervión, a fin de dificultar el avance de las tropas de Franco. En la madrugada del 17 de Junio de 1.937 una gran explosión lo hundió,precipitandose su travesaño a las aguas de la ría. Esto exigió el dragado posterior de la ría para permitir la navegación hasta los Altos Hornos de Bizkaia en Sestao y demás industrias situadas en las márgenes del Nervión. La reconstrucción tuvo que esperar dos años mas. Este ha sido el único periodo de descanso Puente Colgante durante toda su existencia .El proyecto de reconstrucción, incorporó cambios sobre el original, destacando el Sistema de suspensión, el tablero o vigas transversales y el carretón superior.

Curiosidades: tarifas y reglamentos

Tarifas iniciales: ( desde 1893)

  • Persona a pie, a caballo o en coche 1ª clase: 10 céntimos, 2ª clase: 5 céntimos.
  • Bulto o maleta de 20 a 30 Kg. 5 céntimos.
  • Un caballo, mula, buey, vaca, o asno enganchado o sin enganchar 1ª clase: 10 céntimos, 2ª clase: 5 céntimos.
  • Un vagón o tranvía vacío de cuatro ruedas, 1 peseta o 60 céntimos

Tarifas después de la reconstrucción ( a partir de 1941 )

  • Persona a pie, a caballo o en coche: 30 céntimos.
  • Bulto o maleta de hasta 30 Kg. 20 céntimos.
  • Un caballo, mula, buey, vaca, o asno enganchado o sin enganchar 1ª clase: 10 céntimos, 2ª clase: 1’05 pesetas.
  • Un autocar o autobús vacío y sin conductor, 7’65 pesetas
  • Entierros: 50 personas mas el ataúd o coche fúnebre que lo porte, 33’90 pesetas.

Tarifas años 80

  • Persona mayor de 5 años a pie, o en coche: 9 pesetas .Bulto o maleta de hasta 100 Kg. 3 pesetas
    Toda clase de animales: 7 pesetas
  • Un camión o autocar de 10 a 14.000 Kg. vacío sin conductor, 292 pesetas

Reglamento inicial

  • El número de viajeros no podía ser superior a 100, o con carga incluida 10.000 Kg.
  • Se consideraban viajeros de 2ª clase los que ocupaban la parte central de la barquilla ( sin cubrir) así como a los cocheros de los carruajes. Frente a ellos, en caso de pasaje excesivo, tenían prioridad los viajeros de 1ª clase.
  • Existían dos horarios con tarifas diferentes diario y nocturno (a partir de la caída del sol), cuyas tarifas eran el doble de las aplicadas durante el día.

Reglamento después de la reconstrucción

Aumento del número máximo de viajeros a 150 aún cuando el peso total seguía sin poder exceder los 10.000 Kg.La prioridad clasista es sustituida por la del orden de llegada.

Se decide suspender el servicio por la noche; en horario de invierno a las 10 P.M. y en el de verano a las 11 P.M.. Excepto en fiestas o cuando fuese acordado lo contrario por las autoridades competentes.
Entran en funcionamiento unas básculas para el pesaje de vehículos, dando a este control gran rigor.

En la actualidad

Tarifas y horario:

  • 05:00 a 22:00 horas : personas, 0,30€ – vehículos: 1,10 €
  • 22:00 a 00:00 horas: personas, 0,45 €. vehículos: 1,30 €
  • 00:00 a 05:00 horas: personas, 0,95 € vehículos:1,05 €

Funcionamiento:

  • Servicio 24 horas al día – 365 días al año
  • El peso máximo permitido por vehículo es de 10 toneladas.
  • La duración actual del viaje es de 1’5 minutos y la frecuencia de transbordo de 8 minutos.
  • Tiene dos ascensores panorámicos.
  • Puede cruzarse de orilla a orilla, entre Portugalete y Las Arenas, por su plataforma superior, a 50 metros de altura.
  • Debido al creciente número de visitantes y turistas, dispone de un servicio gratuito de azafatas, y personal auxiliar de información.

Anécdotas

puente de vizcaya

Son muchas las anécdotas que a lo largo de mas de un siglo han tenido como escenario o protagonista el Puente Colgante de Bizkaia.Sirvan como ejemplo las siguientes:

En agosto de 1.893 S.A.R. la Infanta Dña. Isabel de Borbón visitó Portugalete para conocer la nueva obra, quedando tan sorprendida que realizó el viaje en mas de seis ocasiones.

En el año 1912, El Puente fue escenario de un extraordinario espectáculo de funambulismo.»Mister Tebar» (el hombre cometa), atado con una cuerda se lanzó en caída libre desde el tablero del Puente a la ría. Esta acrobacia, precursora del puenting actual, le supuso a Tebar unos ingresos de nada menos que 300 pesetas de las de entonces.

En otra ocasión, un pertinaz suicida eligió desgraciadamente el Puente como escenario para terminar con su vida. El hombre necesitó tres intentos para conseguir su objetivo.

En los años 60, un flamante conductor que estrenaba automóvil, no vamos a entrar en los motivos, confundió el freno con el acelerador, dando con su recién estrenado vehículo en el fondo de la ría. En este caso, como en los que le sucedieron, el conductor salió ileso de la bochornosa aventura.

El Puente Colgante ha sido y es aún un elemento imprescindible y excepcional de nuestro entorno: Ha sido testigo mudo de innumerables regatas de traineras, bajo su estructura han surcado ligeros y coloristas veleros, ha servido como escenario de espectáculos circenses e incluso ha servido de improvisada iglesia ( en su barquilla se han celebrado ceremonias, incluso la bendición de su inauguración)

El Puente Colgante ha sido punto de partida de singladuras que han dado literalmente la vuelta al mundo, bajo él han pasado mastodónticos buques que a punto han estado de chocar bajo sus hierros, ha sido actor ( de reparto y figurante, pero actor al fin y al cabo) – en varias películas, soporte de deportistas de alto riesgo; ha formado parte de la imagen singulares productos que vieron en él un buen soporte gráfico para su promoción; incluso la sección de tiempo libre de la revista «Play-Boy».

Y por supuesto, musa inagotable de pintores, poetas, literatos y músicos- ¡ay, esas habaneras en las que se hace referencia al puente, a su barquilla…- amén de participante forzoso de las más variopintas reivindicaciones políticas , sociales y culturales, como soporte de pancartas, encarteladas, y escala para los más audaces que trepaban hábilmente hasta lo alto de su estructura.

El Puente, que durante más de un siglo ha ostentado la titularidad de las obras monumentales de Bizkaia, que recientemente ha pasado a compartir con el Museo Guggenheim, ha obtenido entre otros el Premio Europa Nostra 2002, el Premio «Con mucho gusto» del Gobierno Vasco a la mejor empresa turística de 2000, y el Premio a la conservación del Patrimonio Cultural Europeo, y es, desde el 2006 , Patrimonio de la Humanidad.

Pero para cada uno de nosotros, de los que caminamos, cerca del puente sin percatarnos de que sigue ahí, por cotidiano y evidente, ahora como hace años, el Puente seguirá siendo no sólo una estructura que une dos orillas : siempre será lugar de citas, de encuentros, la puerta a otro mundo diferente, la barquilla que balanceándose nos llevaba desde Getxo hasta Portugalete, para sentirnos adultos por un tiempo- breve, todo hay que confesarlo-, lugar en el ondearon pancartas y reivindicaciones que haciamos nuestras en los últimos años del franquismo y los primeros de la transición. El puente es parte de nuestras vidas.

Si quieres que pase a ser parte de la tuya, escondido entre los recuerdos de viajero, podrás cruzarlo en la barquilla, o caminando por la pasarela superior ( espectacular panorámica de la desembocadura del Nervión y el Abra ). Incluso puedes regresar a la orilla desde la que hayas partido ·navegando» en el gasolino ( embarcación que cruza pasajeros continuamente de una margen a otra )-

ara ello, debes acercarte a la tradicional taquilla o adquirir el billete en las expendedoras automáticas ( existe un billete – creditrans .que puede utilizarse además en el metro, el funicular y autobuses de linea de Bizkaia).

Si prefieres realizar una visita guiada ( incluyendo la dichosa pasarela, no apto para miedosos o quienes sufran por las alturas…), puedes solicitarla en la siguiente dirección:

PUENTE DE BIZKAIA.
Calle Barria s/n – Las Arenas – Getxo
94 480 10 12 94 463 88 54

Sin duda merece la pena y debería dársele más importancia porque a mí personalmente me gustó mucho más que el museo.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.