Bilbao quiere ser una ciudad super innovadora y moderna, aparte de su magnifica red de autobuses urbanos (que te acercan a todos los sitios, pero que por experiencia propia son poco seguros) y la maravilla de metro que tiene, se apuntó a la moda del tranvía.

Para quienes no lo conozcan; que no se imaginen el típico tranvía que vemos en las películas antiguas, donde los peatones se bajaban cuando querían (incluso en marcha) y tenía pinta de trenecillo de feria. Que va! el Euskotren (que así se llama) parece mas bien un vagón de metro «espacial». tiene un aspecto demasiado moderno, el cuál decepcionó a muchos (que nos lo esperábamos de otra forma). Por dentro, los vagones son bastante amplios, muy modernizados, con el suelo a ras de la calle, evitando barreras arquitectónicas.

La amplitud de dentro hace que se pase sin problemas, que quepan sillas de ruedas… Tiene indicadores luminosos y sonoros de la parada a la que se llega, y además siempre tiene música ambiental.

El Euskotran, es el nuevo tranvía de la villa de Bilbao; que atraviesa la ciudad de punta a punta; cruzando los barrios de la capital vizcaína.

Con respecto a su utilidad, creo que es útil para moverse por diversas zonas de Bilbao por las cuáles el metro no pasa ( o te pilla lejos) y por las cuáles los autobuses se eternizan por el tráfico (el tranvía tiene preferencia sobre todo). Hay que destacar que cuando esté acabado su recorrido (todavía falta un trozo) tendrá un gran éxito.

De momento no esta teniendo mucho éxito, tiene pocos pasajeros, yo pienso que es porque la gente se ha acostumbrado al metro y no quiere cambiar. Los precios son parecidos, y te valen los creditrans que eran para autobuses y metro Bilbao.

Tranvía de Bilbao, ¿dónde está?
Booking.com

Horarios frecuentes, que hacen, que no haya que esperar demasiado en la estación; y unos precios que cuando empezó eran muy asequibles; pero a medida que los viajeros han aumentado, el precio ha subido demasiado, en poco tiempo, y esta ha sido la parte negativa; aunque con los nuevos billetes en forma de Bono combinado, en los que uno paga una determinada cantidad de dinero, y el Bono le sirve para diversos medios de transporte de la capital; ya no resulta tan caro.

El recorrido comienza en la zona de San Mamés, que es donde está la estación de autobuses de Bilbao; y va uno avanzando por lugares tan emblemáticos, como el Palacio Euskalduna, o el Museo Guggenheim; y después el recorrido continua por el centro de Bilbao; hasta llegar al Casco Viejo, y mas concretamente, al barrio de Atxuri, que es el lugar donde concluye un recorrido, que sirve para moverse por la capital, con facilidad, y a la vez supone, un recorrido turístico, de lo mas interesante.

Este recorrido también se puede cubrir con el metro, que va más rápido, perosi no tienes excesiva prisa, para mí tiene su encanto, ya que puedes ver la ciudad, no te comes los atascos del autobús, y te ahorras subir y bajar todas esas escaleras que impone el metro.

Estaciones:

  • Atxuri: punto de partida, al final del Casco Viejo, donde enlaza con los trenes que van a Gipuzkoa.
  • Ribera: hacia el centro del Casco Viejo (pero por el exterior, junto al Mercado de la Ribera.
  • Arriaga. Enlaza con la línea del Txorierri de Euskotren, y te deja en la puerta del teatro. Desde ahí, al Arenal en un suspiro.
  • Abando. Da un poco de vuelta para subir, pero es para obligada: Gran Vía, Corte Inglés, centro de ocio y comercio de Bilbao.
  • Pío Baroja. Aquí comienza a verse la parte nueva, lo bonito que han dejado todo el paseo de Uribitarte.
  • Uribitarte, con el puente de Calatrava y sus polémicas al lado.
  • Guggenheim. ¿Cómo no iba a haber parada ahí? De hecho, el metro no para junto al Museo, así que el tranvía o un bonito paseo por Uribitarte es la mejor manera de llegar. Además, le han construído una pasarela que va desde el tranvía hasta la zona «de letras» de la Universidad de Deusto.
  • AbandoIbarra. Todo muy nuevo, muy blanco. Junto al puente de Deusto, esta parada enlaza con el barrio (por un extremo), con la Universidad, y con el nuevo centro comercial que han construído a pie de puente: Zubiarte.
  • Euskalduna: en el otro extremo de Deusto y de Gran Vía. Cerca de todo.
    Sabino Arana. Vamos llegando al final del destino…
  • Termibus. En esta parada hay enlace con la Terminal de Autobuses nacionales, y está al lado de la
  • Facultad de Ingenieros. Durante mucho tiempo, fue final de trayecto.
  • Basurto. Hemos llegado al final, Son unos 20 minutos de trayecto. Esta parada nos deja en la puerta del Hospital, y en la zona de Autonomía, que se estaba quedando algo descolgada en cuanto a transporte (el metro se queda tres manzanas más abajo).

En cuanto al modo de viajar, pues tengo que decir que si no sabes cómo funciona, es un poco complejo. De entrada, la canceladora de billetes está fuera, en el andén, no dentro, así que si vienes de nuevas, puedes viajar de colada sin quererlo. Eso sí, el revisor pasa con bastante frecuencia. Lo bueno que tiene es que las instrucciones te vienen escritas en una pantalla táctil y sonoras en varios idiosmas: castellano, euskera, ingles, y no sé si francés, con lo que la tarea de sacar el billete se facilita bastante.

Da gusto ir paseando por el centro oir unas campanitas de alerta y ver pasar imponente al Euskotren, la pena es que la única vez que lo he visto con abundantes pasajeros fue el día de su inauguración (hay que destacar que durante ese día era totalmente gratuito)

Yo tengo muy claro que si las paradas las tuviera en la zona donde yo vivo, lo utilizaría diariamente. Lo que pasa es que el metro lo tengo en la puerta de casa y me resulta más cómodo.

euskotren bilbao

Supongo que en verano, con la llegada de visitantes, se incremente su utilización, ya que el recorrido es bonito, puesto que ves toda la ciudad prácticamente. Muchos lo están utilizando para ir al «Museo Gugi», puesto que tiene parada allí. También algunos estudiantes de la universidad de Deusto, ya que la última parada construida esta muy cerquita del campus.

Atención a los futuros viajeros, por experiencia propia !!! aviso que os podéis llevar un susto, por un frenazo o un golpe por causas de coches que se saltan las señales del tranvía.

El primer y único día (de momento) que he montado en el tranvía, tuvo que hacer un frenazo, debido a que un coche se le cruzo de repente para meterse en un garaje, suerte que le suele acompañar un revisor o inspector al conductor que toma las matriculas de los vehículos imprudentes y pasa automáticamente al Ayuntamiento de la ciudad, procediendo a imponer una multa de tráfico.

Como conclusión, nació como bilbainada, pero a mi modo de ver ha sido un acierto, es un transporte muy limpio.