Palazzo Vecchio

Sin lugar a dudas, el “Palazzo Vecchio” es el edificio más grande y emblemático de la plaza de la Signoria en la ciudad de Florencia. Esta plaza es un auténtico centro neurálgico de la ciudad y los turistas estaremos allí mucho tiempo admirando todo lo que tiene que ver, que es mucho.

Decir, ante todo, que el acceso para la visita del palacio está por la Vía Della Ninna, que no es difícil de encontrar por las largas colas que se forman. Se puede visitar todos los días de la semana, de 9.00 h. a 19.00 h, salvo los jueves por la tarde, que cierran a las 14.00 h.

Según tengo entendido, en verano, época de mayor afluencia turística, éstos horarios se amplían. La visita, como casi todo en Florencia, hay que pagarla; aunque no recuerdo el precio exacto, no resulta muy cara.

Como comento, una visita ineludible es la del “Palazzo Vecchio”, que resulta ser el Ayuntamiento de Florencia.

Lo primero que me sorprendió al situarme frente a este edificio fue ver una estatua del David de Miguel Ángel, ¿pero no estaba en un museo? La duda me quedó aclarada rápidamente ya que la estatua original estuvo ahí hasta 1873 y la que ahora hay es una fiel copia.

Las obras de construcción de este edificio concluyeron en 1322, colocando en lo alto del campanario una enorme campana con la que en el futuro avisarían a los florentinos en caso de reuniones públicas o si se producía un incendio.

Hoteles baratos cerca de Palazzo Vecchio
Booking.com

En la actualidad mantiene gran parte de su aspecto medieval, aunque el interior ha sufrido varias remodelaciones a lo largo de su historia, como en 1540 cuando el duque Cósimo I se instaló en él o en 1563 cuando Vasari lo decoró incorporando frescos en algunas estancias.

Uno de los salones más llamativos por lo grande es el llamado “Dei Ciquecento” en el que podemos disfrutar de la visión de La Victoria, de Miguel Ángel.

Palazzo Vecchio

Otros puntos importantes dentro del Palacio son: la capilla de Eleonora, pintada por Bronzino; la logia, con impresionantes vistas de Florencia; la Sala de los Lirios, con “Judith y Holofernes”, de Donatello; o el Museo de los Niños y las salas secretas que yo no pude ver.

Así pues, reservad unas horas en vuestra agenda de visitas en Florencia ya que os recomiendo que no os perdáis la visita al “Palazzo Vecchio”.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.