Ya que el otro día hablamos sobre el Puntal de Somo pensé que estaría bien hacer otra sobre una pedazo de playa, que aunque no es tan conocida en Santander, en la zona en la que vivo es muy popular. Pues bien como no estaba en la lista de productos, ya digo que no es muy conocida ni siquiera para gente que vive en Santander.

¿Dónde está La Maruca?

Pues bien, para los que conozcan Santander, la zona en la que vivo se encuentra al Norte de la ciudad, en lo que antiguamente era el pueblo de Monte. Esta es una zona costera por lo que tenemos alguna que otra playa aunque no muy conocidas para la gente de la capital ni para los turistas, entre ellas se encuentra el Bocal, Rosamunda y La Maruca, quizá esta última la más importante y conocida.

¿Cómo llegar?

Para ir a La Maruca es fácil perderse si no lo conoces, porque tiene muchas callejuelas y confundirse es bastante probable.

Yote recomiendo que vayas por la S-20 y salgas a partir de la rotonda de la bajada San Juan o de la del Caleruco (la que tiene un puente en medio que no sirve para nada, paradojas de la vida) y salgáis por la salida de Monte.

Cuando estéis en Monte, hay que ir hacia la iglesia del pueblo y después tirar sin desviarte hasta llegar a la playa. Si tienes suerte, llegarás bien. Id despacio porque son carreteras estrechas, sin visibilidad y circulan los coches en ambos sentidos.

Una vez allí tenéis un aparcamiento para un montón de coches así que es muy fácil aparcar cerquita del agua.

¿Cómo es la playa de La Maruca?

La playa en si es pequeñita, se puede elegir entre tumbarse en la roca a la izquierda, para los que no les guste la arena, o en la arena a la derecha. Hay para todos los gustos, pero hay que tener la precaución de ir mejor cuando la marea este baja, ya que si esta alta y tiene el coeficiente grande el espacio que queda de roca o arena es bastante reducido y te puedes quedar sin sitio o mojarte.

Esta especialmente bien para bañarse los niños, ya que la parte de la izquierda es una pequeña bahía y no hay ni una ola, parece una piscina y esta muy bien. Aunque hay que tener cuidado por que en la zona de la roca suele haber verdín y patina que da gusto, no hay día que algun@ se de un culazo, jeje. Incluso hace un par de años han puesto una barandilla para ayudarse a entrar y salir del agua.

La playa cuenta con duchas y baños públicos, todo ello adaptado para minusválidos, aunque yo no vi ningún acceso para ello.

Los alrededores de La Maruca

Además de ir a la playa también te puedes dar un paseo bordeando toda la costa, merece la pena porque es muy bonito aunque te puedes dar una buena caminata. Se supone que para dentro de poco van a hacer una senda por toda la costa que ira desde la bahía de Santander hasta la Virgen del Mar por toda la costa, aunque de momento esta sin empezar, como todo, empezaran dos meses antes de las elecciones pero bueno.

Hay una pequeña península, que separa la parte de la roca y la arena, en donde se encuentra un antiguo cuartel que creo que era de la guerra civil, aunque actualmente se encuentra en ruinas, solo quedan las paredes porque además la gente es muy lista y se llevaba las piedras de el cuartel para su casa, la gente…Creo que también cuando hagan la senda esta van a restaurarlo y hacer un centro de interpretación del litoral o algo así.

La Maruca, ¿dónde está?
Booking.com

Para comer

Al ladito de la playa hay cuatro restaurantes, en el que hay que destacar Las Olas, que es de un amigo. Para mí es el mejor de todos, no solo por que sea de un amigo y de vez en cuando me inviten a algo, jeje, sino porque ponen las mejores rabas de la zona y unas mariscadas para chuparse los dedos además de otras cosas.

Opinión personal

A mí particularmente me gusta bastante, aunque a la que más la gusta es a mi novia porque dice que la arena no la gusta nada. Yo prefiero la arena que esta más blandita por que en la roca como no te acomodes bien ya me dirás, pero como casi siempre las mujeres mandan…pues ale!!!

Para terminar os digo:

“Te espero en La Maruca chatuca!!!”

Bueno me despido, espero que os haya gustado y que nos visitéis cuando queráis.