Me gustaría hablaros de una de las playas a las que suelo ir cuando estoy en Santander: Los Peligros.

La playa Los Peligros es una playa urbana que esta en Santander y pertenece a la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Cómo llegar a Los Peligros

A esta playa se puede acceder por Puerto Chico y pasas por delante del Palacio de Festivales y del Museo Marítimo para llegar al aparcamiento.

El aparcamiento es muy grande y depende de la hora a la que vayas esta saturado, cuando yo he estado a las 11 estaba ya lleno de coches, allí ya no se podía aparcar.

También puedes hacer uso del transporte urbano de Santander (TUS) que te deja a escasos metros de la entrada de la playa, eso si coges el autobús número 14.

Yo suelo coger el autobús número 4 y me deja en la Avenida de la Reina Victoria y para acceder a la playa tengo que bajar unos cuantos tramos de escalones.

Antes de bajar mirar las vistas desde el paseo marítimo que hay en la Avenida de la Reina Victoria son muy bonitas y merecen la pena.

¿Cómo es la Playa de Los Peligros?

Esta playa tiene 200 m de longitud y 70 metros de anchura que se quedan pequeños ante la alta ocupación algunos días en verano.

La playa dispone de servicios de lavapies y duchas además de papeleras y hasta punto limpio.

La arena de esta playa es dorada y fina, una maravilla de arena para pasear por ella.

La playa esta muy limpia hay un tractor que pasa todas las mañanas para cribar la arena y también entra un pequeño tractor con un remolque para quitar las algas.

Playa de Los Peligros, ¿dónde está?
Booking.com

Esta playa dispone de servicio de vigilancia de socorristas desde las 11:30 de la mañana hasta las 19:30 de la tarde solo durante los meses de verano.

Para saber dónde está el servicio de socorristas solo tendremos que mirar y encontrar una pequeña torre y en ella veremos la bandera de la cruz roja ya la bandera que tiene la playa.

Como ya sabéis se suelen usar tres banderas:

  • la verde que nos permite el baño
  • la amarilla que permite el baño con precaución
  • la roja que prohibe el baño.

La playa dispone de dos vehículos anfibios para que puedan bañarse las personas con movilidad reducida o que están en sillas de ruedas. Hay una persona de Cruz Roja que asiste a la persona durante el baño.

El lugar donde se encuentran los vehículos anfibios es fácil de encontrar porque tiene una plataforma cubierta por un toldo. En ella pueden esperar a la sombra las personas que desean ser atendidas y también se queda la silla de la persona que se esta bañando.

Creo que para poder hacer uso de este servicio hay que llamar para concertar una cita con el día y la hora que deseamos para hacer uso del mismo.

Desde esta playa parte una pasarela de madera que une la playa Los Peligros con la playa de la Magdalena y Los Bikinis, si no quieres no tienes que pisar la arena para nada.

La pasarela tiene 1,5 kilómetros y por la pasarela se puede ver a gente paseando y andando en bicicleta durante todo el día.

Al pasear por la orilla de la playa nos encontramos con una zona que esta delimitada por unas corcheras. Si nadas hasta llegar a la corchera exterior te encuentras con unas pequeñas plataformas con escalerillas donde puedes disfrutar saltando desde ella al mar y sin ningún peligro.

Entre las dos zonas de baño delimitadas forman un pasillo o salida para la gente que practica piragüismo, vela o para las motos acuáticas.

En esta playa no hay alquiler de hamacas y sombrillas, lo que si hay es un chiringuito donde puedes tomarte un refresco o comprar algo si te apetece.

Hay un pequeño parque infantil que está vallado para que los niños puedan disfrutar de un rato en los columpios y además en esta zona podemos encontrar unos toldos para tener algo de sombra.

Mi Opinión

playa de los peligros

Esta playa es la primera que tiene Santander según sales de su centro y la afluencia de gente es bastante alta.

Aunque yo me he dado cuenta de que la playa empieza a llenarse siempre a partir de las 12 de la mañana, cuando los médicos nos recomienda que ya no acudamos a tomar el sol.

En esta playa lo mismo te puedes encontrar a jóvenes que a familias y personas mayores con sus nietos.

Es una playa muy tranquila donde los pequeños de la casa se puede dedicar a recoger conchas y caracoles con bicho dentro.

La única pega que le pongo es que tiene algunos trozos con algas que se te enganchan en los pies cuando paseas.

Otra pega que tiene la playa es el agua, hay que recordar que seguimos en el Cantábrico y el agua sigue estando fría a rabiar.

Yo soy de las madrugadoras, me gusta ir pronto a la playa para pasear con tranquilidad y alguna de las veces que he bajado para eso de las 9 ó las 10 de la mañana me he encontrado con los servicios de limpieza de la playa.

Desde la playa tiene unas vistas maravillosas del Palacio de la Magdalena, de la playa del Puntal y de los barcos que entran y salen del puerto de Santander.

Me gustan todas las playas de Santander pero esta es una de las que más uso porque a mí lo que me gusta es andar por la orilla y como están las tres playas unidas tengo un recorrido de 1,5 kilómetros.

Una pega que puedo ponerle a esta playa es que la arena es tan fina que te cuesta mucho quitártela de los pies con el consiguiente gasto de agua.

Si vais a Santander os recomiendo que os deis una vuelta por esta playa.