El Magdaleno es el tren turístico que te lleva de paseo por la península de la Magdalena, en Santander.

La idea de este tren es brillante. Es el típico tren de una pequeña ciudad pero en este caso el recorrido se limita a la península de la Magdalena. Yo creo que está muy bien para el turista porque a la vez que recorren los lugares de interés, van escuchando la historia de los mismos.

Yo creo que es un poco caro porque el recorrido no es muy largo. Se podría hacer perfectamente a pie, pero es una manera ideal para verlo todo sin cansarse.

Tiene varias paradas en las que la gente puede bajarse a ver más de cerca las cosas, pero hay que coger el tren cuando vuelve a arrancar. No te puedes unir a otro grupo.

Las paradas son en el Palacio y el mini zoo y no duran demasiado, por lo que no te da tiempo apenas a ver nada, aunque si te quedas con ganas después puedes acercarte a pie porque el recorrido creo que no llega a dos kilómetros y es circular, es decir, que acaba y empieza en el mismo sitio, justo a la entrada de la península.

De todos modos el paseo no te lo vas a ahorrar porque está a cinco minutos largos de la parada de autobús más cercana, y, aunque hay un aparcamiento más cercano, resulta bastante difícil aparcar cerca, incluso en invierno, por lo que al final te va a tocar andar, ya que no está permitida la circulación de coches dentro de la península de la Magdalena.

Hoteles cerca de Tren turístico Santander
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Santander
Buscar

  • Duración: 15 minutos
  • Precio: 2,05€ adultos

Existe la opción de disfrutar del autobús turístico de Santander que tiene un recorrido de 10 paradas y dura 4o minutos su recorrido y te permite subirte y bajarte en cualquiera de sus paradas durante las 24 horas después de su primer uso, lo que le convierte en una opción mucho más interesante para descubrir Santander. Si te interesa, lo puedes contratar aquí.

tren magdaleno

Lo positivo

  • Al tiempo que vas de paseo, primera toma de contacto con el parque, luego ya irás andando para hacerte las fotos, verlo todo mejor, etc. Te van contando la historia de no sólo la península: como se hizo parque, que hay, etc, te va explicando ciertas curiosidades de la ciudad de Santander tales como el hotel real, el club marítimo, la horadada, etc. Curioso e interesante.

Lo negativo

  • Los cristales de plástico que cubren el tren por un lado, impide la buena fotografía de ciertos sitios
  • Que no haga paradas, que un billete no te sirva para montar más de una vez, en plan te bajas de uno en un sitio que te gusta y luego te subes en otro. No obstante todo está cerca, y el paseo por la Magdalena realmente merece la pena, de hecho lo ideal es ir a pasar una tarde.

En mi opinión, es mejor que en vez de gastarte el dinero en el billete, te lo gastes en un helado y hagas el recorrido a pie. Así puedes ir a tu ritmo.