Me gustaría recomendaros esta cala, que se encuentra en el noroeste de la isla de Ibiza, cerca de Portinatx. Es un rinconcito que imagino poca gente fuera de Ibiza conocerá, para mí fue todo un descubrimiento, os lo aseguro.

Se trata de una calita pequeña de unos 30 metros de longitud y 20 metros de anchura, que se encuentra en un entrante rodeado de montaña y vegetación.

La arena es de grano grueso y pequeñas rocas, por lo que puede resultar un poco incómodo descansar sobre el suelo a aquellos que estén acostumbrados a las playas de arena fina.

La orilla es sobre todo de rocas, por lo que es difícil entrar al agua, pero la poca profundidad y sus aguas cristalinas hacen de ella un lugar ideal para bucear por la superficie y ver los pececillos entre las rocas.

Está rodeada de los típicos embarcaderos que le dan un encanto especial, y alrededor hay muchos caminitos por los que pasear entre la vegetación.

El acceso por carretera es muy fácil y dispone de una explanada bastante grande justo al lado, rodeada de vegetación, donde poder aparcar gratuitamente.

Cala D’es Xuclar, ¿dónde está?
Booking.com

Lo cierto es que el día que la descubrimos, veníamos de camino de Portinatx y nos dirigíamos de vuelta a Ibiza, donde nos alojábamos, cuando pasamos por delante del desvío a esta cala. Nos animamos a visitarla, pensando en hacer una pequeña parada en el camino, y finalmente estuvimos cerca de dos horas allí. Tanto me gustó que no quería marcharme, pero empezaba a hacerse tarde y todavía teníamos que cruzar la isla de vuelta a Ibiza.

Estuvimos entre las 6 y las 8 de la tarde, cuando el sol empezaba ya a bajar y se estaba de lujo. No corría nada de aire y el agua estaba muy calmada. Además había muy poca gente en la cala, y lo único que se escuchaba era el sonido de las olas arrastrando las piedras de la orilla, muy relajante.

Playa Cala Xuclar

Si buscáis una calita tranquila, lejos del bullicio del sur de la isla, donde disfrutar de la naturaleza, acercaros a esta cala. No sé si se llegará a ver la puesta de sol, porque no me pude quedar para comprobarlo. Si vais y os quedáis hasta la puesta ya me contareis, porque yo repetiré seguro!