Café del Mar nació para poner música a la puesta de sol.

Recuerdo esa sensación de estar sentada en las rocas de Café del Mar, como si aún estuviera en Ibiza, sentada de cara al mar.

La música chill-out me acompaña en horas de calma, o en las que quiero disfrutar de algo especial. De media tarde en la piscina en soledad y calma absoluta, bajo un sol de agosto, o por la noche en el jardín con las estrellas de techo, o de una cena romántica a la luz de las velas. A veces también su música, la de Café del Mar, me hace relajarme para coger el sueño.

Historia de Café del Mar

En el 1978 Ramón Guiral, Carlos Andrea y José Les, llegan a al Isla de Ibiza. Curiosamente viven en el edificio que actualmente es Café del Mar. Al ver que cada atardecer es un espectáculo, cara al mar, con vistas a la Isla de Conillera, piensa que sería una buena idea, poner en marcha un local en el que el motivo de ir fuera ver el atardecer.

Café, abre sus puertas eñ 20 de junio del 80, después de dos años de obras. Su arquitecto Güell, se inspira en el mar, el atardecer….

La música que empieza a sonar es el new age, el jazz fusión….

Café del Mar, ¿dónde está?
Booking.com

Con la buena aceptación de turistas y residentes de la Isla, Café del Mar empieza a hacerse famoso y a salir en prensa.

Más a delante, se empiezan a recopilar cd’s, con la música que allí había sonado. Con la colaboración de José Padilla, van llegando los lanzamientos de los diferentes Volúmenes (1, 2, 3…) que muchos de nosotros tenemos en casa.

¿Dónde está?

Es muy habitual ir paseando por Sant Antoni de Portmany y que te pregunten donde queda Café del Mar.

Se sitúa en la parte oeste de la Isla de Ibiza, en el mismo St Antoni, incluso cuando llamas a los hoteles para reservar, y pides ubicación, te dicen a la distancia que están de Café. Hasta aquí llega su fama.

Está situado en la bahía, y su terraza da ya a las rocas, pues es una playa rocosa. entre el local y la terraza hay un paseito. debajo de la terraza hay como unos bancos de madera , que no se si son para gente de los bares o no, pero un día de los que fui que no había sitio en ningún lado, cogí unas birras en un super y nos sentamos ahí a ver la puesta de sol. Hay mucha gente que hace lo mismo, y mucha gente que se sienta en las rocas, estos son los que más, que se llevan su toalla o sin ella y sus bebidas y ven la puesta de sol tranquilamente aplauden se quedan un ratillo, escuchando la música y se van. Lo bueno que tiene es que al estar alejado del núcleo urbano es un sitio muy tranquilo ideal para escuchar música chill out y ver una magnifica puesta de sol.

¿Quieres reservar una guía?

Para ir en coche es super difícil aparar por que esta muy retirado del pueblo, pero por los apartamentos Formentera que están muy cerca se puede aparcar mucho mejor.

¿Cómo es?

Cuando llegamos nos llevamos una muy buen impresión. El café del Mar y otros muchos bares más estaban situados en una explanada que daba justo al mar. Cada uno de ellos disponía de terracitas en las que podías cenar o tomarte un refrigerio mientras veías cómo se ponía el sol. Pero lo que sin duda dotaba de un “nosequé” especial a la puesta de sol era la música chill-out que se escuchaba por los altavoces.

La primera vez que fuimos no nos sentamos en las terrazas así que no os puedo decir lo que clavaban, que seguro que era un pastón, sino que nos sentamos en las rocas, casi rozando el mar, junto con muchas otras cuadrillas de chavales que se traían su propia bebida par disfrutar del acontecimiento. A medida que el sol se iba poniendo se divisaba a lo lejos algún que otro barquito que se paraba para disfrutar de este magnifico espectáculo. Y, lo que sin duda me sorprendió, fue cómo la gente aplaudía al finalizar la puesta de sol. Era una situación muy curiosa.

En fín, he visto un montón de puestas de sol pero la verdad es que ninguna me ha sorprendido tanto como ésta, os aseguro que este hecho tan simple y normal se vuelve todo un espectáculo en el Café del Mar.

Precios

Como nos gustó tanto la experiencia, repetimos al día siguiente y tengo que decir que caro no es, es lo siguiente de caro, aún lo estamos pagando, porque además de lo que bebimos nos tomamos algo, un día una ensalada y otro no me acuerdo ya, pero me pareció super caro.

Hay un garito muy muy cerquita que es de los mismo dueños del café del mar, que está genial decorado y son mas baratos, en plan una cerveza 3 o 4€. Imaginaos el café del mar que te regalaban un CD del café del mar con 3 canciones, pero ya que iba a ver la puesta del sol allí, pues iba al café del mar y claro, sablada del siglo.

Otros Café del Mar

No quedan orientados en el sentido que se pone el sol. Me explico.

Café del Mar de Empuriabrava está en la Costa Brava, y como sabéis desde la Costa Catalana se puede ver el amanecer, pero no la puesta de sol, ya que está orientada a Este, y el sol se pone en dirección contraria.

Así que en Empuriabrava las puestas de sol, son los colores que se pintan en el mar, no el astro rey que se ahoga en el mar.

En Eivissa, sí que lo vemos sumergirse y teñir el cielo de colores.

Rocas

En este tramo de costa, no hay playa, sino que son rocas erosionadas, a unos 40 km e donde está el local.

La gente se sienta por el suelo, o bien se toma algo en la terraza o dentro el bar. La música se oye desde todos los sitios.

Lo más impresionante

Café del Mar Ibiza

Es un verdadero espectáculo ver caer el sol en el mar, al ladito de conillera, regalo para la vista con múltiples colores, la música hace las delicias de los presentes, el calorcito, las rocas bajo nuestros pies y las olas que rompen delante nuestro…..todo ello, la suma de todo es lo que recuerdo…pero especialmente, lo que recuerdo como más impresionante es el aplauso del público presente en el momento justo de ponerse el sol!!!! Eso es realmente un espectáculo que te pone la carne de gallina!!!

Algo sin duda, para recordar toda la vida….