El verano pasado estuvimos en Lanzarote, en el Hotel Occidental Costa Teguise, y a unos pocos, muy pocos pasos de este hotel y con salida, prácticamente, directa (sólo hay que cruzar el paseo) desde el jardín del mismo se encuentra la Playa del Jablillo.

En Costa Teguise también encontraremos, muy cerca, la Playa de las Cucharas, la Playa Bastián y la Playa de los Charcos, pero para mi, esta coqueta playa tiene un encanto especial.

Casi en vez de playa se podría denominar cala, ya que es recogida y más bien pequeña, que a la vez está como dividida en dos zonas, en la que podemos encontrar amplias zonas de arena fina y blanca (algo bastante raro en Lanzarote), que hace que el mar tenga un color turquesa que nada tiene que envidiar a las playas caribeñas, además no es una playa donde haga demasiado viento, y es que parece ser que el Hotel Occidental Costa Teguise hace un poco de parapeto.

Es una playa a la que podemos acceder fácilmente, encontrándose en una zona en la que, además del hotel antes mencionado, encontramos muy cerca restaurantes, bares, tiendas, algún supermercado y una amplia avenida donde es fácil poder aparcar el coche, si es ásí como llegas a ella.

Se trata de una playa inclinada que ni es muy larga (150 metros), ni muy ancha (15 metros de media). Esta anchura varia dependiendo de la hora del día, ya que por la mañana temprano será bastante más ancha, pero cuando sube la marea se reducirá considerablemente, por lo que a la hora de extender la toalla deberemos tener en cuenta este extremo.

En la que en la parte más próxima al murete podemos encontrar hamacas y sombrillas de pago.

Hoteles cerca de Playa del Jablillo
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Lanzarote
Buscar

Es una playa que suele estar muy limpia, aunque siempre hay quien olvida los restos de su visita o las colillas de sus cigarros, aunque esté dotada de papeleras para que esto no suceda. Que le vamos a hacer gente poco civilizada hay en todas partes, pero en en general está bastante limpia.

Además dispone de duchas y lava píes en el acceso al paseo.

Las zonas de arena las encontraremos salpicadas con alguna roca negra de considerable tamaño, pero que no será para nada un obstáculo, y alguna piedra no muy grande que además nos será muy útil a la hora de sujetar la toalla si se levanta viento.

Como he dicho, en esta playa además de arena podemos encontrar zonas rocosas o donde hay rocas, pero se ven muy bien y podremos evitarlas sin demasiado problema, ya que además esta playa tiene unas aguas limpias y transparentes que nos permiten ver claramente a través de ellas. Tanto es así, que además de ver sin dificultad las zonas rocosas y sus proximidades, también podemos encontrar, y ver claramente, multitud de especies de peces, lo que hacen sus aguas excelentes para la práctica del buceo, así que es muy fácil encontrar a mayores y pequeños, entusiasmados, con gafas para esta práctica, mirando todo un espectáculo marino. Los que el primer día no tienen gafas y sin ellas vislumbran lo que podrían disfrutar, no tardarán en hacerse con unas.

Además, cerca debe haber una escuela de buceo, ya que no es difícil ver algún grupo con sus botellas que se está iniciando en estas lides, y es que esta maravilla de panorama, junto con la inexistencia de oleaje la hace ideal para los inicios de esta práctica, además de haber una zona amplia de poca profundidad.

Es una playa donde no hay oleaje y esto creo que es debido a la barrera de piedras que se puede apreciar cuando la marea está baja, haciendo de ella un lugar tranquilo para disfrutar de sus aguas y que las familias muestren preferencia por ella. Cuando está baja la marea podría parecer que nos encontramos en una especie de piscina hecha en el mar.

En cuanto a la temperatura del agua no sé que temperatura puede tener, pero no está precisamente templadita, cosa que yo particularmente agradezco, pero tampoco está muy fría.

Por lo que os he contado habréis podido apreciar que es una playa que me gusta, y es que si lo que quieres es disfrutar de un día tranquilo de playa y de un baño prolongado en aguas tranquilas, donde además puedes disfrutar de la belleza de lo que en él se encuentra es un lugar más que perfecto.