El Palma Aquarium es un complejo de acuarios bastante nuevo, construido e inaugurado en el año 2007, y situado en la Playa de Palma. Entre sus instalaciones destacan principalmente el tanque de tiburones y los recorridos de acuarios diferenciados y estructurados por mares: el Mar Mediterráneo, y los Mares Tropicales.

Complementan la oferta otras instalaciones menores como los jardines mediterráneos, el medusario, juegos infantiles, una zona donde se recrea el ambiente de la selva amazónica, un pequeño reptilario, y en general, una variada oferta complementaria para que la visita sea algo más de un entrar y salir.

Datos generales

Ubicación: C/Manuela de los Herreros 21, Playa de Palma. Esto es en segunda línea de la playa de Palma, y aproximadamente centrado a la mitad de su longitud total.

Dispone de un aparcamiento exterior (algo pequeño), y aparcamiento para autobuses, junto con paradas de autobús urbano frente a la puerta.

Apertura: todo el año, 365 días.

Horarios: Desde el 1 noviembre de 2011, hasta el 31 de marzo 2012

Palma Aquarium, ¿dónde está?
Booking.com
  • 10.00 H APERTURA
  • 15.00 H ÚLTIMO ACCESO
  • 16.30 H CIERRE

Desde el 1 abril de 2012, hasta el 31 de octubre 2012

  • 10.00 H APERTURA
  • 17.00 H ÚLTIMO ACCESO
  • 18.30 H CIERRE

Palma Aquarium recomienda prever una visita de 2 a 3 horas de duración de recorrido.

Instalaciones

Recorrido expositivo: en una visita normal diurna Palma Aquarium plantea un recorrido de 900 metros líneas estructurado en las siguientes áreas, que describiré más adelante:

  • El Mar Mediterráneo
  • Los Mares Tropicales
  • Jardines Mediterráneos
  • La Jungla
  • El Gran Azul
  • Medusario
    Otras instalaciones en el interior del complejo son:
  • Restaurante- Cafetería
  • Zona de juegos infantiles
  • Tienda de recuerdos y objetos relacionados con la vida marina
  • Restaurante para eventos

Tipos de visita, pases y entradas

  • Entrada de un día. Actualmente, 20,5€ entrada general, 16€ niños de 4 a 12 años, gratis los niños de 0 a 3. Los residentes en Baleares tienen descuentos.
  • Pase anual: 38€ adultos, 28€ menores, 115€ pase familiar (dos adultos+dos niños)
  • Bucea con Tiburones: para bucear con los tiburones del tanque de El Gran Azul , aunque en la web no publican el precio de esta entrada especial, os comento que suele costar unos 200€ por persona. El buceador necesita tener al menos un título básico oficial de buceo (tipo Open Water de PADI), y la actividad se realiza con reserva previa. Con la entrada incluye un acompañante con acceso gratis al aquarium. Esta inmersión se puede contratar también en la mayoría de los centros de buceo de Mallorca.
  • Canguro Tiburón : Esta actividad es una especie de campamento nocturno de una noche para niños , con monitores, donde tras varias actividades la noche finaliza con una acampada junto al acuario de El Gran Azul, donde duermen los niños junto a los tiburones y rayas. ((Nota de la autora: Si en vez de tener taitantos años hoy día yo fuera niña le pediría a los Reyes Magos un pase para el Canguro Tiburón)).

El recorrido

La visita al principio tiene una única dirección posible, los túneles que conforman la zona del Mediterráneo y los Mares Tropicales.

El área del El Mediterráneo son una serie de túneles donde a cada lado hay peceras, cada una de ella con diversas especies de peces, moluscos, algas y organismos mezclados. Al lado de cada pecera hay una pantalla táctil donde se explica en varios idiomas las características y formas de vida de los principales organismos expuestos, y además, estos textos están muy bien desarrollados. Morenas, cabrachos, caballitos de mar, anémonas, sargos, salpas, mújoles, langostas, cangrejos y un larguísimo etcétera de formas de vida expuestas. Lo que más destacaría es sin duda la buena ambientación de las peceras, realizada mayoritariamente con algas y anémonas vivas y rocas muy aproximadas a las que hay realmente en el mediterráneo. Esto por ejemplo en el oceanográfico de Valencia no es tan real, la decoración es bastante artificial y los fondos de las peceras no parecen próximos para nada en la realidad. En todo el Palma Aquarium está muy lograda la ambientación.

El recorrido del Mediterráneo finaliza con un toca-toca para pequeños y no tan pequeños donde en una pequeña balsa y supervisados por un monitor pueden tocar pequeñas mantas y estrellas de mar.

Después se pasa al área de Los Mares Tropicales donde la principal atracción es Nemo. Nemo, Doris, y casi todos los peces de la famosa película de Disney “Buscando a Nemo”. Esto hace la delicia de los niños, los más pequeños quedan encantados con estos peces y las peceras donde hay algún pez payaso (la especie de Nemo) suelen estar a rebosar de gente delante viendo el pez, que todo sea dicho es monísimo, me encanta, es una delicia 🙂

Los peces de los mares tropicales se caracterizan por tener unos colores muy vivos y brillantes y unas formas complejas muy bonitas, lo que hace que esta parte del acuario sea posiblemente la más espectacular y la más apreciada. Hay una gran variedad de peces y formas de vida, no solo los pececillos de la película, y está también muy bien expuesta, con una magnífica ambientación de las peceras, muy buena iluminación, y las mismas pantallas táctiles al lado de cada pecera dando información acerca de las principales especies expuestas.

Finalizado este recorrido se pasa de nuevo al aire libre, a la zona central donde se encuentran la cafetería restaurante. Podemos continuar por los jardines mediterráneos, esta vez al aire libre, donde aparte de un monótono conjunto de romero, lavanda, y cuatro arbustos más que le da nombre hay una balsa con tortugas marinas bastante hermosas, otro pequeño tanque con crías de tiburones, charca de carpas de colores, y un acuario con mantas. Al final hay unos juegos infantiles con forma de barco pirata encallado al que los niños pueden subir. A los niños les encanta esta zona creo que porque el barco pirata es bastante original, no son juegos que se vean en cualquier parque. Junto al barco hay bancos para los padres y está la terraza de la cafetería, por lo que para sentarse a descansar mientras los niños se desfogan que es lo suyo, esta zona está muy bien.

El recorrido se puede continuar por La Jungla, donde primero un pasillo con enormes peceras a un lado nos mostrará la cara más peligrosa de las pirañas amazónicas, para pasar después a un recorrido al aire libre repleto de frondosas plantas tropicales situadas alrededor de una pequeña cascada artificial de unos cinco metros de altura. En esta zona también hay un pequeño reptilario con camaleones, dragones y pequeños batracios.

De aquí podemos pasar al tanque denominado El Gran Azul, que es donde están los tiburones entre otras especies. Este tanque es uno de los mayores del mundo en dimensiones de sus características, y tiene varias paredes de metacrilato y ventanales a su alrededor desde donde observar su interior, aparte de que en una parte del pasillo por el que lo rodeas el techo forma también parte del acuario. Se observa además desde dos pisos, el superior que es el que tiene más ventanales, y el inferior, desde donde además se puede ver una pequeña caverna oscura comunicada con el tanque donde se resguardan parte de los peces. Hay muchos tiburones, tanto en número como en variedad de especies, junto con otros pelágicos como atunes, muchas mantas, y otros tipos de peces menores. Es bastante impresionante ver algunos tiburones pasar justo delante de ti, especialmente los que tienen enormes bocas llenas de dientes muy afilados que muestran todo el tiempo. El Gran Azul es la principal atracción del PalmaAquarium y realmente merece la pena.

El recorrido continúa con el Medusario sin duda la parte más floja ya que es muy pequeño y apenas tiene variedad de medusas, una o dos, expuestas con luces fluorescentes y de colores para que brillen. Algo artificial a mi gusto y demasiado simplón.

Finalmente y a menos que queramos volver atrás, el recorrido finaliza en la tienda de recuerdos, que también está muy bien pues no se limita únicamente a los típicos tratos y camisetas sino que también tiene algo de joyería y objetos de artesanía, algunos a precios francamente caros, realizados con motivos marinos. Siempre me ha gustado mucho esta tienda.

¿Lo recomiendo?

palma aquarium

Sin duda que sí.

Creo que el recorrido es muy amplio en variedad, está muy bien organizado y expuesto, tiene abundante información en las pantallas táctiles para que si te apetece profundizar en el tema lo puedas hacer. A los niños les encanta y como actividad familiar para pasar el día está genial, aparte que a la salida estás directamente en la playa así que se puede continuar pasando el día allí. Las instalaciones están muy bien y se ven muy nuevas, y la atención al cliente es también muy buena. El precio parece algo caro pero una vez dentro te das cuenta que por la calidad y amplitud de las instalaciones, la relación calidad-precio es correcta. Como único punto negativo pondría que el restaurante buffet es caro y malo pero esto es secundario y con no comer allí dentro lo solucionas.

Tanto para residentes como para personas que vengan unos días a Mallorca creo que es una visita que merece la pena y que siempre recomiendo así que si venís por aquí ya sabéis.