La playa de’s Trenc en Mallorca es, sin duda alguna, una de las más bonitas de toda la isla, pero ojo, no es la única, ya que está lleno de playas bonitas de todos los tipos: agua cristalina; agua oscura y profunda; playas de rocas, de cantos rodados; playas de barro…

Bueno, hay de todo. De hecho, gente que conozco que se ha ido con toda la ilusión del mundo a Cancún, o Florida… se han llevado una desilusión por que dicen que eso se parece mucho a esto. Y cuando digo ‘esto’, hablo de la playa de’s Trenc y de todas las playas de Mallorca, por que en este caso sí se puede generalizar y decir que no hay excepción en la belleza de las playas de mi isla querida…

Dónde está la Playa Es Trenc

Está cerca de la capital, lejos para los palmesanos, pero para la gente que vive en la península estará acostumbrada a distancias de unos 40 kilómetros…

Es una playa alejada del centro, se encuentra a 50 minutos aproximadamente, depende del tráfico que encuentres (Ya sé que para los de la península es poco, pero en Mallorca consideramos que una hora de coche es una barbaridad)

Me costó encontrarla, ya que el acceso es una de sus desventajas, caminitos y más caminitos de tierra… al llegar, una enorme explanada donde no puedes entrar con el coche si no pagas, un parking, en medio de la nada…

El tema de pagar el parking es un poco abusivo porque es casi obligatorio, sino tienes que aparcar tu coche a mucha distancia, y la verdad es que no resulta agradable. Los precios del parking (que es privado) son además bastante elevados (3€ me costó a mi por dejarlo al sol) , pero bueno, pensemos que el dueño de la tierras tiene que sacar algún dinero ya que no puede construir, gracias a Dios.

Playa Es Trenc, ¿dónde está?
Booking.com

Cómo es la playa

Es Trenc es una de las playas más conocidas de Mallorca, es una playa de larga extensión, con aguas cristalinas y una arena blanca y fina. No se puede decir que Es Trenc esté vacía pero sí es la playa o cala con menos gente en la que he estado en mis días en Mallorca. Los de Mallorca suelen ir al atardecer que es cuando está más tranquila.

Nada más llegar encuentras un chiringuito y tumbonas con sombrillas, si te gusta este rollo quédate, no vale la pena caminar más. Si buscas otra cosa sigue caminando… Cuando lleves unos 20 o 30 minutos llegarás a una zona en la que ya no hay chiringuitos, ni tumbonas, ni chiquillería gritando, ni el hamaquero queriendo cobrar. Simplemente disfruta.

La playa es de arena fina, de esta difícil de irse de los pies; el agua, cristalina y muy limpia. El agua es totalmente transparente, con poca profundidad y muy tranquila. Puedes ir nadando o andando hasta muy lejos de la orilla sin ningún peligro, lo que es perfecta para niños o personas mayores. Un gusto darse un baño allí.

Es una zona en la que no suele hacer mucho calor ya que normalmente sopla la brisa (por si lo que quieres es tomar el sol), se coge un moreno diferente al del resto de la isla.

Sus desventajas es que no hay demasiada zona de sombra, las sombrillas se deben de pagar y el parking también como ya os he comentado antes.

Es un playa para pasar todo el día, recomiendo que os llevéis dinero, el bar de la playa tampoco es muy barato, aunque se come bastante bien, o sino llevaos bocadillos, neveras y sombrillas.

playa es trenc

Espero que si tenéis la oportunidad la visitéis. Y no pasa nada si justamente os perdéis esta playa, por que hay algunas incluso más bonitas, ya que está es una explanada de arena, son árboles ni nada, quizá un poco vacía.

Ah, se me olvidaba comentar que si sois aficionados a practicar el nudismo, os sentiréis muy cómodos, pero tranquilos los demás que no es obligatorio. Los nudistas se suelen ir a zonas más apartadas lejos de las miradas indiscretas.

La verdad es que vale la pena ir a la playa de Es Trenc aunque sea para verla un día

Viajar a Mallorca en verano y pillarse un coche de alquiler y recorrerse todos los pueblecitos y calas es un viaje genial. Además, las distancias son cortas. Yo cuando estoy aburrida cojo mi cochecito y en plis aparezco en un pueblo a tomarme un chocolate con coca de patata, o unas ‘orellanas…’.