Huerto de Calixto y Melibea

Continuando con mis recomendaciones sobre la bellísima ciudad de Salamanca, hoy voy a hablaros de un lugar que estando en el centro de la ciudad histórica, justo al lado de las Catedrales, no es demasiado conocido por el público en general.

Se trata de una reproducción del mítico huerto de dónde Calixto y Melibea se veían a escondidas de su padre y auspiciados por las artes (a veces buenas y otras malas) de la vieja Celestina.

Dónde está

Se encuentra dentro del recinto amurallado de la ciudad vieja y la forma de acceder es bordeando la dos catedrales.

Si se va desde la Rúa proviniendo de la Plaza Mayor al llegar a la Catedral nueva hay que girar a la izquierda bordeándola y un poco más adelante se ve ya la entrada al recinto.

La otra posibilidad (que yo creo que es mejor para hacerse una idea mejor de esa parte de Salamanca) es recorrer la Rúa hasta el final, cuando empieza la bajada hasta el río, bordeando la Catedral nueva primero y la vieja después y girando después por la primera calle a la izquierda, que es donde se encuentra la entrada a la Casa de Lys y al Museo de la Guerra Civil; girando toda esa calle llegamos al Patio Chico, que es la confluencia por la parte de atrás de las dos catedrales, donde pueden verse las dos torres, la de la gótica y la torre románica conocida como la Torre del Gallo. Justo al lado del Patio Chico, girando a la derecha está la entrada del Huerto de Calixto y Melibea.

La tragedia de Calixto y Melibea. La Celestina

La trágica historia de Calixto y Melibea es la base de una de las novelas más importantes de la literatura española de todos los tiempos. Se trata de La Celestina, escrita por Fernando de Rojas en 1499 y que alcanzó gran fama durante el siglo XVI.

Hoteles cerca de Huerto de Calixto y Melibea
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Salamanca
Buscar

La Celestina, o también llamada Tragicomedia de Calixto y Melibea cuenta la historia de dos enamorados que luchan por tener una relación intentando esconderse de los ojos del padre de ella, que no aprueba la relación. Para poder verse acudirán a las malas artes de la vieja Celestina, cuya figura ha trascendido los siglos hasta convertirse en el apelativo con el que se conocen a las viejas alcahuetas que utilizan sus tretas para engañar a los amantes y sacar beneficios por ello.

Calixto y Melibea vienen a ser los Romeo y Julieta españoles, aunque con sus peculiaridades autóctonas. Como aquéllos, también tienen que enfrentarse a una relación prohibida a la que sus familias se oponen, y como ellos también acaba de una forma trágica. Es precisamente en el huerto donde tienen sus encuentros amorosos a escondidas y dónde se produce el trágico final.

En uno de esos encuentros son descubiertos por el padre de Melibea, que se oponía totalmente a la relación y Calixto al intentar huir por la misma escalera que utilizó para acceder al huerto, con las prisas y el temor no mide bien y se cae desde lo alto de la muralla, cayendo despeñado y encontrando la muerte en su caída. Melibea, no pudiendo soportar el dolor por la muerte de Calixto termina tirándose desde la torre del palacio de su padre y muriendo también.

Teóricamente, por su gran extensión no era una obra representable en teatro sino que se supone que Fernando de Rojas le escribió para que fuese leída, aunque a lo largo de todos estos siglos ha sido representada millones de veces y con miles de adaptaciones diferentes. De hecho, yo creo recordar haberla visto en tres ocasiones diferentes, y la última de ellas fue el año pasado en el teatro Galileo.

Paseando por el Huerto de Calixto y Melibea

Lo cierto es que en ningún lugar de la obra de Fernando de Rojas pone donde está situada la trama. Diversos estudios realizados posteriormente la ubican principalmente en Toledo, aunque algunos han querido localizarla en Salamanca. Pues bien, desconozco si en Toledo hay un huerto de Calixto y Melibea porque no conozco tan pormenorizadamente esa ciudad como conozco la bellísima ciudad de Salamanca, pero lo cierto es que en este última sí lo hay. Leyendas aparte, murmuraciones sobre si la historia de Calixto y Melibea fue real o no, o si realmente el huerto existió y es el que puede verse en Salamanca, sin entrar en polémicas históricas y literarias yo os recomiendo que lo visitéis.

Está asentado en la esquina de la muralla salmantina que mejor se conserva, y desde él contemplaréis vistas preciosas hacia el río Tormes y mirando hacia arriba veréis panorámicas realmente bonitas de las dos catedrales. se pueden hacer fotos realmente buenas de las catedrales desde allí, especialmente por las noches cuando están iluminadas, las vistas son realmente maravillosas.

El huerto no es muy grande pero tiene una estructura de poliedro con un pozo de verdad más o menos en el centro. En él podemos ver un montón de especies arbóreas, desde almendros (que la semana pasada ya estaban en flor anunciando la primavera) a olivos, pasando por palmeras, bungavillas, arbustos variados… La verdad es que ni el invierno ni el verano son las mejores épocas para visitarlo, por lo que en primavera y otoño visitarlo nos da el plus de ver los árboles en flor en primavera y también la nostalgia de las hojas marchitas en el otoño respectivamente.

La entrada además es gratuita y está abierto gran parte del día, situándose justo al lado de los principales monumentos, por lo que la visita se hace casi obligada.

Ventajas y desventajas del lugar

Pues ventajas según mi punto de vista hay muchas, casi todas las expuestas: situación, ser un sitio agradable, ser gratis, poder hacer unas fotos magníficas… La principal desventaja es que al no ser muy grande en ocasiones se llena demasiado de gente, sobre todo turistas de cámara en ristre o niños corriendo por lo pasillitos del huerto, haciendo que la magia del lugar pase a mejor vida. Aún así, yo recomiendo ir a verlo y si no se tiene suerte la primera vez probar a pasar más tarde e intentar poder disfrutar de la magia del lugar, que os puedo asegurar que existe.

Obviamente, no es el lugar más importante de Salamanca ni muchísimo menos, pero es un sitio a tener en cuenta y que se aleja un poco de lo que se puede entender por el conjunto histórico y monumental de este bellísima y maravillosa ciudad

El huerto de Calixto y Melibea fue inaugurado en el año 1981 con motivo del hermanamiento entre las ciudades de salamanca y Coimbra, también una de las más bellas ciudades portuguesas. Como último indicar que en el propio huerto hay un busto de la vieja Celestina que reza: «Soy una vieja cual Dios me hizo. No peor que todas, si bien o mal vivo, Dios es el testigo de mi corazón»

Conclusión

No es de extrañar que sea un sitio muy concurrido, en especial por turistas ya que desde allí tienen una panorámica muy buena del Tormes, el puente romano, la Catedral… y en general un lugar muy bonito para gastar cantidad de fotos. Eso es lo malo, que tanto turista y tanta cámara hace que te conviertas en un fotógrafo sin quererlo…»¿me puedes sacar una foto?» «y a mí!!!» «y a mí!!!». Vamos, que para relajarte es mejor otro parque como el de los jesuitas, pero de todos modos, un día por semana sobre las 3 es un sitio ideal para perderte, buscar un banquito a la sombra y reposar la comida relajadamente.

Sea como sea, os aconsejo que si vais a Salamanca no dejéis de pasar por allí. Espero que os haya gustado mi opinión

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.