Museo Casa Lis

Entre las recomendaciones de lugares para visitar en Salamanca estaba la Casa Lis. Confieso mi ignorancia, porque lo de la casa Lis me sonaba a casa de comidas o restaurante, por lo que tuve que darme una vueltecita por Internet para enterarme que es el gran Museo de Art Nouveau y Art Deco.

Arquitectura

Accedí a ella desde el Museo de Historia y Automoción de Salamanca, con lo que obtienes una vista de la casa que de otro modo te pierdes, pues tiene dos fachadas totalmente diferenciadas: La que da al río, y la que da a la zona de la Catedral.

La más espectacular, es la fachada que da al río, esa gran balconada acristalada y sobre la que puedes ver emerger la torre de la Catedral. Una imagen realmente espectacular y que no puedes perderte, aunque para ello si vienes desde el casco viejo tengas que bajar hasta la zona del río

Bajo esta gran balconada de hierro y cristales de colores, ves las escaleras que descienden hasta la calle, pero por aquí no está la entrada, pues el acceso real está a la espalda, en la parte que da al casco antiguo, hacia la Catedral. Es esta fachada la de estilo más modernista, con un espectacular enrejado.

El edificio es tan espectacular por dentro como lo era por fuera, con un gran patio central de luces del que destacan sus techos emplomados y los efectos de colores que hacen. A partir de aquí y repartidas en una planta baja y otra superior, puedes encontrar todo tipo de objetos decorativos. Los encontrarás de todo tipo, desde los que te dejan con la boca abierta de admiración, hasta los que parecen de rastrillo. Será que en eso de los gustos, cada uno es cada cual.

La entrada y horario

La entrada cuesta 3 euros y no abren los lunes (como casi todos los museos de Salamanca) y lo de las fotos se lo toman muy en serio, pues no es como os comentaba en el MHAS que te cobren un euro por hacer fotos dentro, sino que directamente te requisan la cámara de fotos, que se queda en las taquillas de entrada.

Hoteles cerca de Museo Casa Lis
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Salamanca
Buscar

En lugar de guardarropas, lo que tienen es un guardacámaras), advirtiéndote además que queda prohibido la obtención de imágenes con cualquier tipo de soporte. De hecho lo raro es que no requisaran también los móviles, pero tiempo al tiempo.

El horario del museo es:

Del 1 de abril al 15 de octubre):

  • de Martes a Viernes: 11:00 a 14:00 / 17:00 a 21:00 hrs
  • Sábados, Domingos y festivos: 11:00 a 21:00 hrs
  • Lunes: cerrado

Del 16 de octubre al 31 de marzo:

  • de Martes a Viernes: 11:00 a 14:00 / 16:00 a 19:00 hrs
  • Sábados, Domingos y festivos: 11:00 a 20:00 hrs
  • Lunes: cerrado

Precios de las entradas:

  • Normal: 3,00€
  • Jubilados, estudiantes y grupos (más de 10 personas): 2,00€
  • Jueves por la mañana, Menores de 14 años y residentes en Navasfrías (Salamanca): gratuita

Otros datos de interés:

Tlf: 923 27 10 89
Fax: 923 27 03 20
e-mail: info@museocasalis.org
web: www.museocasalis.org
Dirección: C/ El Expolio, 14 37008

Un poco de historia de Casa Lis

Pero antes de contaros lo que podéis encontrar dentro, deciros unas palabras sobre el origen de la casa y el Museo. Fue en el año 1905 cuando un industrial salmantino, Miguel de Lis (de ahí el nombre de la casa) encargó al arquitecto jerezano Joaquín Vargas, la construcción de un palacete, en el estilo de la época, el llamado «Art Noveau». El resultado fue como podéis comprobar, espectacular.

Los propietarios de la casa fueron cambiando a lo largo del siglo hasta que finalmente en los años 80 el Ayuntamiento de Salamanca se hizo cargo de la casa para salvarla de la ruina.

Fue en 1992 cuando se gestó el proyecto de lo que es hoy la casa Lis, cuando Don Manuel Ramos Andrade legó su gran colección de Arte Decorativo a la ciudad de Salamanca, constituyendo los fondos de este museo, que fue finalmente inaugurado en el año 1995.

Qué vais a ver en el Museo

museo casa lis

He aquí una pequeña relación de las cosas que podemos encontrar:

  • Juguetes: Muy curioso ver como eran los juguetes de la primera mitad del siglo XV
  • Muñecas: Un capítulo aparte del de juguetes, la gran colección de muñecas, de todo tipo, alemanas y francesas, de todos los tamaños, con unos ropajes de lo más exquisito, pero algunas de ellas con una cara que da auténtico miedo.
  • Porcelanas: De la más variada procedencia, pues las hay de Alemania (Baviera o Turingia), Francia (Limoges y Sèvres), de Inglaterra, Italia, Austria y por supuesto España.
  • Esmaltes.
  • Vidrio Art. Deco
  • Vidrios de la escuela de Nancy: Encontraremos desde bellísimos jarrones, hasta lámparas.
  • Bronces de Viena: Figuras policromadas y de pequeño tamaño.
  • Joyas: Entre ellas destacar las pequeñas mariposas, que de hecho es la imagen más utilizada en los recuerdos que venden en la tienda del museo.
  • Bronces: De estilo modernista.
  • Criselefantinas: Palabra de origen griego (oro y marfil), utilizada para designar estas estatuas que combinan ambas materiales. Seguramente lo más llamativo del museo, con más de cien obras. Algunas de las bailarinas son preciosas.
  • Abanicos: En el Palacio de Aranjuez hay una gran colección de abanicos, aunque te tiene un estilo totalmente diferente, incluyendo abanicas de muy diferentes estilos y países.
  • Muebles: Una pequeña muestra.
  • Pintura: Algunas obras de pintores catalanes de principios del siglo XX y finales del XIX, algo de Sorolla y de Celso Lagar.
  • Postales: Fotos de época, algunas con poses de lo más cariñoso, postales de niños, de parejas, etc. A mi es un tipo de fotos que me encantan.
  • Audiovisual: En una sala una televisión te ofrece en sesión continua, un pequeño documental de diez minutos explicándote lo que puedes ver en el museo, así como algunas vistas de Salamanca, algunas de ellas aéreas, destacando especialmente por su belleza, las nocturnas.

Opinión

Se trata de un enorme y bello palacete en el que destaca sin duda el lucernario de la fachada Sur, sobretodo por la noche, impresionantemente iluminado y con la torre de la Catedral Nueva erguida hacia el infinito también iluminada.

La colección es muy representativa del arte de esa época, a mi personalmente me encantó las porcelanas y sobretodo las «Criselefantinas», palabra de origen griego (_chrysos_, el oro y elephas, el marfil), y que designa una técnica antigua que consistía en combinar estos materiales para la creación de estatuas.

La colección del Museo está compuesta por más de 100 obras (a destacar las bailarinas) creadas por los escultores europeos más importantes de la época.

Como ya os he dicho, no dejan meter cámara de fotos o de vídeo, así que tendréis que dejarlas en las taquillas que hay a la entrada. Si el guardia te pilla haciendo fotos, pueden llamarte la atención o incluso echarte del recinto.

Como conclusión, recomiendo el Museo de Casa Lis a todo los que os gusta la arquitectura, el arte, la historia o para aquellos que queréis dar un paseo por la historia.

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.