Las llaves de la ciudad

Os voy a hablar de la mejor iniciativa turística organizada por el Ayuntamiento de Salamanca para dar a conocer muchos lugares de la capital: Las Llaves de la Ciudad.

¿Qué es Las Llaves de la Ciudad?

Se trata de un programa de visitas guiadas en pequeños grupos a espacios monumentales que normalmente están cerrados al público, bien sea porque son propiedades privadas (Palacio de Monterrey), porque se trata de ruinas de acceso restringido u otros motivos.

No hay que pagar absolutamente nada.

¿Cuándo se hace?

Se desarrolla entre mediados de octubre y mediados de diciembre. Las visitas suelen ser de jueves a domingo, y todas las semanas se enseña lo mismo.

Cada monumento tiene su hora y su día, en algunos hay varios pases, pero en otros (da la casualidad que son los más interesantes) sólo hay un pase semanal, por lo que puede resultar difícil coger entrada si no se va pronto a sacarlas.

Entradas

Como digo, los grupos son muy pequeños, por lo que cada lunes se reparten en la Oficina de Turismo de la Plaza Mayor las codiciadas entradas. Algún año se repartían por la mañana, a partir de las 9:00, mientras que en otros se ha hecho por las tardes, a partir de las 16:00.

Hoteles cerca de Las llaves de la ciudad
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Salamanca
Buscar

Cada lunes se puede coger un máximo de 4 entradas para 1 monumento o 2 entradas para 2 monumentos. Así, el que quiera visitarlo todo se pasa los dos meses viendo los espacios que el Ayuntamiento nos ofrece al no poder ir a más de dos lugares por semana.

La demanda es muy alta, por lo que hay que hacer COLAS de 2 y 3 horas para poder coger entradas de los edificios más solicitados. Este es el único inconveniente de Las Llaves de la Ciudad, que era horario matinal y había que soportar temperaturas bajo cero antes las 9:00.

Una hora después de que abra la Oficina de Turismo quedan pocas entradas disponibles por el gran número de personas que acuden antes.

Las visitas

Todas tienen el objetivo de dar a conocer el Patrimonio oculto de Salamanca.

Las hay de dos tipos:

  • Normales: Realizadas por un guía municipal o por algún encargado del edificio a visitar (monjas, frailes…). Tienen lugar en los edificios más ricos en detalles artísticos.
  • Teatralizadas: Son menos numerosas pero mucho más divertidas, ya que las explicaciones las dan actores que se hacen pasar por personajes antiguos y a través de una historia nos guiando en la visita. En ocasiones el público asistente también puede actuar, por lo que son muy amenas. Tienen lugar en los edificios cuya historia pesa más que el componente artístico.

Las visitas suelen durar entre media hora en las teatralizadas hasta hora y media en la Sacristía de la Catedral.

Ni que decir tiene que hay que presentar la entrada cuando se acude al monumento que hemos elegido, y en el caso del Palacio de Monterrey, fotocopia del DNI.

Para los que no viven en Salamanca

No resulta fácil para los turistas participar en este programa, por la sencilla razón de que las entradas se reparten el lunes y las visitas son de jueves a domingo. Salamanca es una ciudad que se ve perfectamente en 2 jornadas, por lo que poca gente suele alojarse en los hoteles durante casi 7 días. Además, ya he comentado que sólo se puede coger para dos monumentos por semana, así que visitar todo sería muy difícil.

Opinión personal

Yo estoy completamente satisfecho con la última edición.

A la hora de repartir las entradas la puntualidad y el rigor han sido las notas dominantes.

Todos los guías y actores estaban perfectamente cualificados para las visitas guiadas y le han puesto muchas ganas.

Dada la enorme demanda que ha habido, creo que este programa se podía instaurar permanentemente, al menos en algunos espacios que no tiene sentido que permanezcan siempre cerrados, como por ejemplo la Sacristía de la Catedral.

Espacios que han enseñado

Algunos han variado entre ediciones, así que os los pongo todos. Imagino que en próximas ediciones se repetirán bastante pero también se incluirán algunos nuevos.

Colegio de Calatrava

Se trata de una visita teatralizada en la que 6 actores nos muestran el edificio que actualmente acoge a la Casa de la Iglesia.

Casa de Santa Teresa

Además de ver el patio, la celda, la capilla y otras estancias, la visita se completa con un recital de poemas de Santa Teresa, acompañado de música.

Colegio de las Siervas de San José

Cuatro actores nos enseñan este antiguo patio de comedias.

Convento de las Claras

A pesar de poder visitarse habitualmente, con las llaves de la ciudad podremos acceder a la iglesia de este famoso convento salmantino, que suele estar cerrada al público.

Iglesia de las Bernardas, Colegio de los Huérfanos y restos del Convento de la Vega

Dos actores disfrazados de estudiantes nos hacen un recorrido por estos tres espacios

Colegio de Fonseca

Además de mostrarnos las estancias que se ven normalmente, nos enseñan la ostentosa Sala de las Pinturas, ricamente decorada y reservada para grandes actos institucionales, nunca para ser mostrada al público.

Casa de Álvarez Abarca

Un actor que interpreta al famoso médico salmantino Álvarez Abarca nos cuenta en el patio de su señorial casa las vivencias del doctor.

Arqueología en la Iglesia de San Nicolás

Consiste en una visita a los restos de la antigua iglesia de San Nicolás, situados junto a lo que fue el primer anfiteatro dedicado a la enseñanza de la anatomía en España, motivo por el cual me gustó mucho esta visita, ya que tengo muy recientes las enseñanzas anatómicas en mi carrera de Medicina.

En este caso es un arqueólogo el que nos acompaña.

El recorrido se completa con una buena visita guiada al museo de Automoción, localizado al lado de estos restos.

Palacio de Arias Corvelle

Tres actores (un criado, el Duque de Wellington y la Marquesa de Alamarza) nos enseñan este palacio, con un hermoso patio y una impresionante y desconocida escalera. Es actualmente la sede del Centro Hispano-Japonés.

Taller de Restauración de Arte Antiguo

Aquí nos explican dos expertas en la delicada tarea de la restauración cómo hay que tratar y conservar las obras de arte que luego veremos expuestas en el Museo de Salamanca. Se aprenden muchas cosas en la media hora que dura.

Palacio de los Sexmeros (Cámara de Comercio e Industria de Salamanca)

De esta visita no me esperaba gran cosa pero me equivocaba enormemente, ya que tiene unas salas impresionantes ricamente decoradas con muebles y cuadros del más alto nivel. No llega al lujo del Palacio de Monterrey pero se le acerca. También es teatralizada.

Iglesia del Carmen de Abajo

Todas las visitas me gustaron, pero esta fue para mí la menos interesante. Consiste en ver la fachada del antiguo convento de los Carmelitas, destruido hace unos años y cuya portada principal ha quedado encajonada entre bloques más recientes.

La visita se completa con una descripción de la iglesia y un recital de poemas de San Juan de la Cruz, que muy bien para el que le guste la poesía, pero a mí me aburrió bastante.

Taller de restauración de coches antiguos

Los técnicos del Museo de Automoción nos enseñan cómo se arreglan los vehículos que podemos ver en la exposición. Se trata de un proceso largo y minucioso.

Podemos ver en primera persona cómo se arranca un coche de principios del siglo XX, algo muy costoso. Incluye también una visita guiada al museo.

Torre del Clavero

Es una visita teatralizada a lo largo de los 4 pisos de esta torre salmantina. El relato se centra en contarnos cómo era la vida en Salamanca durante las décadas en las que la ciudad permaneció dividida en dos bandos.

Aquí el teatro se hace imprescindible porque la torre está vacía por dentro, aunque eso sí, una vez arriba disfrutaremos de unas excelentes vistas de la Catedral Nueva.

Convento de San Esteban

Un dominico nos enseña los claustros de Colón y de los Aljibes, que jamás se muestran al público. Para completar la visita también se hace un recorrido por las zonas conocidas (Claustro de los Reyes, sacristía, escalera de Soto…) en el que el sacerdote nos da todo lujo de explicaciones (mejores que las de un guía normal debido a su experiencia) sobre la historia y el arte de este espectacular edificio.

Taller de restauración de arte contemporáneo en el DA2

Tampoco me agradó mucho esta actividad debido a que no me gusta nada este tipo de arte. Sí que encantó el recorrido por los subterráneos del edificio, que hasta no hace muchos años, era la Cárcel de Salamanca.

Y por último, las 3 JOYAS de «las llaves de la ciudad», es decir las más bonitas y la vez, las más solicitadas por el público, con unos límites muy reducidos de personas por semana.

Palacio de Monterrey

Pertenece a la Duquesa de Alba y como se trata de una propiedad privada no me parece adecuado hablar en esta página del interior del Palacio. Si alguien está interesado que me escriba en mi libro de visitas y le mando un privado, como si se lo contara a un amigo.

Sacristía de la Catedral Nueva

Es la visita más rica en cuanto a calidad artística. Un profesor de Historia del Arte de la Universidad de Salamanca nos enseña las dos sacristías con las que cuenta la Catedral Nueva, una para los sacerdotes de menor rango y otra para el obispo y los sacerdotes principales.

De ellas hay que destacar no sólo su arquitectura sino su profusa decoración, con cuadros, el Santísimo y una enorme colección de valiosos cálices y otros objetos litúrgicos.

Gracias al guía podremos comprender por qué hay espejos tan grandes en esas estancias o cómo es el ritual de preparación de un sacerdote antes de salir al altar a decir misa.

Convento de San Francisco el Real

Es la más solicitada de todas y la que admite a menos gente, si a eso le unimos lo interesante que resulta y el magnífico trabajo del guía, hace que esta sea la mejor visita. Para conseguir entradas hay que hacer más de dos horas de cola, y eso teniendo suerte.

Se trata de conocer de la mano de un franciscano las ruinas de lo que fue el gran convento de San Francisco el Real, destruido durante la Guerra de la Independencia. El paseo incluye lecciones de arte, historia de Salamanca (entre ellas algo que a mí me apasiona, el callejero antiguo de la ciudad) y sobre otras cosas, como por ejemplo, conocer las armas que emplearon los franceses y españoles en la citada guerra; de esta forma, podremos tener en nuestras manos espadas, ballonetas y pistolas del siglo XIX, así como miniaturas de los cañones.

La visita se completa con la Iglesia, único punto del recorrido que se muestra al público de manera habitual. Como digo, el punto fuerte es el guía, por sus amenas y divertidas explicaciones.

Conclusión

Con iniciativas como esta, uno se da cuenta de que Salamanca es mucho más que la rana, la Plaza Mayor o la Casa de las Conchas, escondiendo verdaderos tesoros que espero que poco a poco se vayan mostrando a todo el público.

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.