¿Qué hace una ciudad construida en medio de la nada, sin un río ni playa cerca, pobre en agua, con un terreno árido y poco fértil, con un clima hostil, muy caliente en verano y muy frío en invierno?

Sabiendo que fue fundada por los romanos, pueblo eminentemente práctico, tenía una función: Es el único altozano en muchos kilómetros a la redonda, con lo que servía para controlar el paso de Norte a Sur en la península ibérica.

Esta misma función le dieron los árabes cuando tomaron la ciudad, que fortificaron para defenderse de los ataques de los cristianos del Norte.

Finalmente en 1229 fue conquistada para la cristiandad por Alfonso IX.

Cáceres, ciudad monumental

En el casco antiguo de la ciudad de Cáceres y sus proximidades hay más de 70 monumentos que visitar. Ya os podréis imaginar que con tal número de monumentos es imposible verlo todo en un par de días, así que si programáis una visita a la ciudad de Cáceres, os recomiendo que sea más larga que un fin de semana.

Vamos a hacer un recorrido por el interior de la ciudad monumental viendo sus principales edificios.

La ciudad monumental, ¿dónde está?
Booking.com

En mi opinión, una buena ruta para ver la ciudad monumental puede comenzar en la Plaza Mayor de la ciudad. Una buena forma de llegar a la plaza mayor es por la Calle Pintores, especialmente si accedes por la zona alta de la ciudad. Allí mismo en la plaza mayor encontrarás ya varios monumentos que visitar, junto con una oficina de turismo en la que te darán un plano de la ciudad y te explicarán que es todo lo importante para visitar.

Arco de la Estrella

Desde la Plaza Mayor y dejando a la izquierda la Torre de Bujaco, entramos en el recinto amurallado de Cáceres por la Puerta Nueva o Arco de la estrella (del siglo XV). En realidad no es una puerta, y está cortada a bisel, para permitir la mejor entrada de los carros, pues la construcción rectangular y de calles perpendiculares típicas de los romanos fue sustituida por el laberinto de callejuelas de los árabes.

Si continuamos de frente, llegaremos a la primera plaza importante: La Plaza de Santa María.

Plaza de Santa María

Lo primero que nos encontramos en ella, de frente a nuestra marcha es la Iglesia Concatedral de Santa María, de estilo románico de transición al gótico, que data de principios del siglo XIII , aunque la mayor parte se construyó entre los siglos XV y XVI

Junto a la Concatedral y pegada a sus muros, podemos ver la estatua de San Pedro de Alcántara, santo ermitaño cuyos pies brillan por el roce de las manos de los que le piden suerte.

A mano izquierda de la Concatedral está el Palacio de Carvajal, hoy sede del Patronato de Turismo, Artesanía y Cultura Tradicional, así como Centro Provincial de Turismo.

Es un ejemplo de los palacios fortaleza que se construyeron en aquella época.

Tiene adosada una torre almohade circular (la única que hay en Cáceres) del siglo XII. Sin ventanas al exterior (que fueron añadidas posteriormente), con un gran patio interior en el que no solo realizaban la vida, sino que servía como aljibe para la recogida de aguas, pues los tejados volcaban las agujas de la lluvia a él, y con un huerto interior para tener comida en caso de asedio.

Podemos encontrar también en esta plaza:

  • La Casa de Hernando de Ovando, de carácter renacentista
  • El Palacio Episcopal, cuya parte más antigua es del siglo XIII
  • El Palacio de la Diputación Provincial
  • El Palacio de Toledo.Moctezuma, de estilo renacentista y sede del archivo Histórico Provincial.

Plaza de los Golfines

Pegada a la Plaza de Santa María, justo a su izquierda, se encuentra esta plaza, se encuentra el Palacio de los Golfines de Abajo, otro ejemplo de las casas-fortaleza de Cáceres. Lo que parece un balcón, no es tal sino un matacán, por el que se arrojaban piedras y aceite hirviendo para defenderse de los atacantes.

Como puede apreciarse en la foto, no está orientado hacia el exterior de la muralla sino hacia el interior, pues los asaltantes se esperaban del exterior, sino del interior, de los propios vecinos.

La fachada es plateresca y hay también que destacar el escudo de armas, bien grande, para que estuviera muy claro quien era el propietario de la casa.

Plaza de San Jorge

Continuando nuestro paseo, llegamos a la Plaza de San Jorge. Es una de las plazas más populares de Cáceres y hasta que el crecimiento de la población exigió otro lugar, era donde se realizaban los eventos populares.

Actualmente en ella tienen en ocasiones exposiciones al aire libre. Podemos comprar aquí los recuerdos de nuestra visita, pues hay tiendas con los recuerdos típicos, asi como artesanía de la zona.

Divisaremos desde aquí tres monumentos:

  • La Iglesia de San Francisco Javier, un edifico blanco con dos torres barrocas.
  • El Convento de la Compañía de Jesús, que también es de estilo barroco y es la sede del Servicio Territorial de la Conserjería de Cultura.
  • La Casa de los Becerra, edificio del siglo XV del que hay que destacar su preciosa ventana gótica.PLAZA DE SAN MATEO

Por la Cuesta de la Compañía, nos dirigiremos ahora a la Plaza de San Mateo, el punto más alto de la ciudad y de nuestro paseo, pasando por delante del Palacio de las Cigüeñas, con su famosa torre, la única que no se desmochó por orden de la reina Isabel la Católica y que por tanto conserva sus almenas, pues todos los palacios, que como he dicho antes eran auténticas fortalezas, las tenían para su defensa..

En la Plaza encontraremos la Iglesia de San Mateo, de la que toma el nombre. Se construyó sobre una mezquita almohade.

A un lado de la Plaza la Torre de Plata o de los Sande, que es gótica del siglo XIV, hoy reconvertida en uno de los restaurantes más caros de Cáceres.

Y si bajamos, llegaremos al otro Palacio de los Golfines, el Palacio de los Golfines de Arriba., otra gran casa fortaleza con torres en sus esquinas (del siglo XV)

Y frente a la Iglesia de San Mateo, la Iglesia de San Pablo.

Plaza de las Veletas

Según subíamos la cuesta hasta la plaza anterior, a su mano izquierda queda la Plaza de las Veletas, llamada así por la Casa de las Veletas o los Aljibes (conserva uno en su interior).

Es el Museo de Cáceres, que actualmente se ha unido a la Casa de los Caballos, donde está la sección de Arte Contemporáneo.

Si retomamos a la Plaza de San Mateo y bajamos por la Calle Ancha, pasaremos por delante del Palacio del Comendador de Alcuéscar, hoy convertido en Parador Nacional de Turismo.

Barrio de San Antornio

Así es como se llama al antiguo barrio judío.

Desde el Parador desembocamos en la Plaza de Santa Clara, frente a la que tenemos el convento de Santa Clara.

Y ahora a descender a nuestra izquierda bordeando la muralla y contemplando las distintas torres que la conforman, mientras paseamos por el Barrio de San Antonio mientras nos encaminamos a tomar la salida por la punta opuesta por la Puerta de Coria.

Hay muchísimos más monumentos, pero estos son, desde mi punto de vista los más importantes y los de mayor belleza.

Os recomiendo terminar la visita en la propia plaza mayor, donde habéis comenzado la misma, y tomaros algo en alguna de las muchas terrazas que hay en ella, contemplando tranquilamente todo el paisaje de nuevo.

Gastronomía

Después del paseo, que con calma nos llevará en torno a las dos horas, se nos habrá abierto el apetito, con lo que ya va siendo hora de pensar en ponernos a comer algo.

La cocina extremeña es una cocina alejada del mar, en una zona en la que el campo (muy pobre por cierto) y el pastoreo era la forma de ganarse la vida, con lo que ha de ser consistente.

Por eso el plato típico son las migas extremeñas, a base entre otras cosas de pan, pimentón y panceta.

Pero de primero también podemos pedirnos unos entrantes de ibéricos, que a fin de cuentas estamos en tierra de ellos.

De segundo carne, bien de cerdo (una presa ibérica por ejemplo) o cordero, siendo también muy típico de aquí la caldereta de cordero.

De postre no podéis iros sin probar la tarta de castañas.

Para beber un vino de la zona y si no hay que coger el coche al final para despedirnos un licor de bellora.

caceres ciudad monumental

Si tenéis una cartera bien repleta y queréis daros un homenaje, dos son los lugares:

  • Atrio, considerado entre los mejores de España
  • Torre de Sande, en el Palacio del mismo nombre.

Pero si lo que queréis es una excelente relación calidad-precio, el lugar es el Figón de Eustaquio, muy próximo a la Plaza Mayor, donde por 20 € podréis degustar un menú regional con los platos más típicos de la región (pudiendo elegir además entre distintos primeros y segundos) por un precio que ronda los 20 €.

Eso si, más te vale reservar o no encontrarás sitio.

Para visitar toda esta ciudad monumental si os aconsejaría que llevarais un calzado cómodo, no por que tengáis que andar mucho sino por que las calles están empedradas y se anda bastante mal. Y si desde luego queréis ver todo un espectáculo, visitadla también de noche cuando tenga todas las luces encendidas.

Así pues, si no conocéis Cáceres, os recomiendo que vayáis y visitéis la ciudad monumental porque es algo que realmente merece la pena.