Después de subir una empinada carretera llegamos a una explanada en la cima de la sierra de la Mosca, donde se alza el blanco santuario de la Virgen de la Montaña, patrona de Cáceres. A la ermita de la Virgen de la Montaña (siglo XVII) se accede por una carreterita estrecha y llena de curvas que conduce a lo más alto por lo que sus vistas de la ciudad y de los alrededores son excelentes

En la explanada hay un templete encalado con un panel de azulejos en su interior representando a la Virgen de la Montaña (hay otro igual en el parque del Rodeo) y un monumento dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Desde esta explanada se contemplan unas preciosas vistas sobre la ciudad de Cáceres y sus alrededores.

En este privilegiado entorno natural, y en el lugar donde antes hubo una capilla excavada en la roca por un ermitaño, se alza el santuario de la Virgen de la Montaña. Es un edificio de una sola nave cuya bóveda, con molduras y pinturas, tiene una gran luminosidad. La nave tiene dos capillas laterales con las imágenes de Santa Ana y del Cristo de la Salud, respectivamente.

Cuenta la leyenda que un pastorcillo encontró la figura de la virgen en una cueva (como casi todas) y después de muchos avatares se edificó la ermita y posteriormente un gran edificio que durante mucho tiempo se dedicó al retiro y meditación de fieles.

El retablo del altar mayor es de estilo churrigueresco, siendo el resto de la decoración de estilo barroco. En su parte baja está el camarín de la Virgen de la Montaña que es una preciosa talla en madera de nogal a la que se viste con bellos mantos con bordados en oro.

El santuario es muy bonito; adornando sus paredes hay una serie de medallones con escenas de la pasión de Cristo. Dos grandes conchas hacen las veces de pilas de agua bendita y conserva un reloj de pie de 1866 en perfecto estado de funcionamiento.

Hoteles cerca de Ermita de la Virgen de la Montaña
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Cáceres
Buscar

En una placa enmarcada a la entrada del santuario podemos leer lo siguiente:

Si eres indiferente, respeta

Si eres culto, admira

Si eres creyente, reza

No estaría nada mal que todos siguiéramos y cumpliéramos el sentido de estas leyendas, y no sólo en el santuario.

Existe también a la entrada una tienda en la que se venden libros y objetos religiosos.

Para los cacereños es su virgen y en su honor es bastante normal que muchas cacereñas se llamen Montaña (he tenido ciento de compañeras). A la Virgen de la Montaña se la profesa una gran devoción en Cáceres y todos los años, el primer domingo de mayo, se celebra una gran romería en la que se sube a la Virgen desde Cáceres hasta el santuario. Diez días antes de esta fecha se ha bajado a la Virgen, con gran acompañamiento, desde su santuario hasta la Concatedral de Santamaría.

Si visitas Cáceres no dejes de subir al Santuario de la Virgen de la Montaña. Te gustará y podrás disfrutar de unas espléndidas vistas. Además, allí mismo hay un restaurante por si te apetece comer en el lugar.

El santuario puede visitarse todos los días de 9.00 a 13.00 h. y de 16:00 a 20:00 h.

Ermita de la Virgen de la Montaña

Me imagino que si os animáis a visitarla no lo haréis a pie, pero si así fuera en el camino encontrareis varias capillas, un restaurante (que espero siga abierto) y en el ambiente: risas, jolgorios, sufrimientos, esperanzas, dolores, desencantos…. de todos aquellos que fuimos dejando la piel de nuestros pies, por creer en milagros.