Este fin de semana he estado en Santander y hemos visitado El Soplao (una cavidad única en el mundo)

Disfrutaremos de un kilómetro y medio de recorrido dentro de la mina, aunque la longitud total de esta es de 17 kilómetros. 

Del total 1.5 Km. esta en la visita de turismo (la que yo he hecho) pero cabe decir que también hay una visita de aventura es decir, vas vestido con traje especial, y no hay ninguna luz para poder ver, la única luz será la de tu casco.

En esta visita-aventura se realiza sin un camino trazado es decir habrá que arrastrarse, escalar y…

Para facilitar el acceso (solo al principio de la mina) se ha construido un tren pero aun esta en periodo de prueba.

Dónde está y cómo llegar

La cueva está situada entre los municipios de Herrerías, Valdáliga y Rionansa, en lo alto de la montaña Sierra de Arnero, a 540 metros de altitud, en un antiguo paraje de explotación minera.

El Soplao, ¿dónde está?
Booking.com

Está un poco complicado de encontrar pero una vez que encontramos un cartel de señalización hacia el Soplao es sencillo.

Hay que subir una montaña así que los que se marean que se tomen la pastillita para el mareo.
De todas maneras aunque nosotros fuimos por la autoría en dirección Oviedo os digo como se va:

Se puede realizar por la autoría A8 Santander-Oviedo, salida 269. Los Tánagos.

Si vas en todoterreno:pistas forestales de Celis y La Florida.

Situado a 40 min de Torrelavega y a una hora de Santander y cerquita de San Vicente de la Barquera, Comillas, Suances y Santillana del Mar.

¿Quieres reservar una guía?

Para aparcar el coche está bien porque hay bastante sitio.

Cabe decir que está lleno de vacas rodeando la entrada de la mina, lo que lo hace un paisaje más bello (claro si no te dan miedo)

Hay máquinas de refresco y de helados situados al aldo de la taquilla.

Los servicios impecables de limpios pero el agua que sale de no es potable.

Un poco de historia

Fue descubierta a principios del siglo XX debido a la explotación de una mina, dentro de la cueva podemos apreciar restos de esta mina, así como cavidades realizada por los mineros en la labor de la explotación de esta.

Pero lo más bonito no es visitar la mina y cerrar los ojos y pensar que por donde tu pisas trabajaron y murieron muchísimos mineros, lo más bonito sin duda es el paraíso natural creado tan solo con agua y carbonato de calcio.

Numerosas y digo numerosas porque no podría ni acercarme al número exacto de estalagmitas y estalactitas que hay concentradas en la mina.

Mi experiencia en El Soplao

Primero nos adentramos en la mina por un caminito y dejando una vieja vía de tren a la derecha (el tren forma parte del viaje al centro de la mina pero aún esta en practicas y no es posible su funcionamiento.)

Poco a poco nos adentramos en la mina que cada vez va siendo más húmeda, fría y oscura.

La guía nos aconseja que nos pongamos algo de abrigo que aún estando a 25 grados en el exterior en la mina alcanza tan solo los 10º.

Pero la sensación de humedad y frió nos gustaba ya que nos estábamos metiendo en una mina de verdad (recalco lo de verdad por que no es un replica).

La mina nos mostraba una diversidad de formaciones excéntricas y provocan un juego de luces y sombras que por un momento se ponen los pelos de puntas.

En medio de la oscuridad el guía solicita nuestra parada cerca de una vaya, todo el grupo se para y en silencio oímos una voz en Off que nos comenta como era la labor minera dentro de la cueva.

Recreando las voces de los mineros y gracias al eco parecía que si en algún momento nos giráramos veríamos al minero con martillo en mano canturreando canciones de la época.

Poco a poco vamos dejando la oscuridad gracias a una pequeñas bombillas situadas entre rocas que se van encendiendo y entre luces y sombras podemos apreciar que encima y debajo de nosotros tenemos miles de estalactitas y estalagmitas señalándonos…. de color blanquísimo, solo con mirarlas y verlas tan blancas te da más sensación de frió.

Tras observar la primera galería, vamos andando lentamente (ya que el suelo resbala bastante) y notamos como de vez en cuando nos va cayendo gotas en la cabeza y entramos a otra galería. en la que hay un pequeño puente y millones de estalagmitas y estalactitas, tan blancas y puras como las primera que vimos.

Pero estas son algo diferentes y es que parece que son fantasmas, tienen cara, tienen formas y por este motivo la galería la llamaron Galería de los fantasmas.

Volvemos a abandonar esta galería y vamos entrando en otras, todas llenas es estalagmitas y estalactitas, además de superficies tapizadas de aragonitos, falsos techos.

Vamos entrando en numerosas galerías, unas más grandes otras más pequeñas, unas más húmedas otras menos.
Pero al final vemos lo único que caracteriza al Soplao de otras cavidades como estas. Son estalagmitas y estalactitas simulando la nieve sobre árboles y arbustos pero lo increíble de todo es que dentro de la mina nunca ha existido vida vegetal.

Y la sensación de que hubo flora nos engaña ópticamente.

En otra galería nos encontramos con las pisolitas, llamadas perlas de las cavernas.

Son formaciones que deben su nombre al parecido con las perlas de las ostras.

Tampoco podemos olvidar el Falso suelo, una zona considerada como la «Capilla Sixtina» del mundo subterráneo, debido a su grandiosidad, disposición y conservación.

También cabe decir lo curioso y precioso que es ver una estalagmita y una estalactita juntas. después de muchos años han conseguido juntarse y forma una columna con numerosas formas.

Datos de interés

Puedes realizar tu reserva en el teléfono 902 82 02 82, las reservas hechas en este teléfono tendrán prioridad absoluta.

Las personas que no hayan hecho su reserva podrán comprar las entradas en las taquillas.

No se permite la entrada a menores de 6 años.

El tiempo entre una visita y otra es de 1 hora.

Por la humedad y el sistema de pasarela es imprescindible calzado plano, si las chicas vamos con tacones se nos meterian dentro de los agujeros de las placas de las pasarelas y seria muy incómodo.

Se aconseja ropa de abrigo ya que la temperatura media es de 10º.

Visitas a partir del 1 de octubre:

  • De 10.00 a 18.00
  • Los lunes esta cerrado ya que realizan revisiones medio-ambientales y mantenimientos.

Precios:

  • Niños desde 6 hasta 15 años acompañados: 6€
  • Pensionistas: 6€
  • Estudiantes: 6€
  • Resto adultos.: 9€

La visita aventura en El Soplao

el soplao

La entrada es la misma que la visita normal, pero antes de entrar en detalles comentaros el vestuario:
Allí ellos te proporcionan botas de agua, un mono desechable, un casco de minero con luz y una batería para que no te quedes sin luz.

Tu ropa la guardas en unas taquillas y te quedas con las llaves para la vuelta.

También decir que puedes comprar tanto calcetines como guantes por uno euro cada cosa. Pero realmente no es necesario.

Ahora entramos en materia, como ya he dicho, se entra igual que en la visita normal, solo que vas de chiste, porque imagínate todos de cale y tú con las botas, el mono y el casco.

En la primera zona, la luz se lleva apagada, pues lo tienen preparado con luz y el suelo con hormigón, es decir, que no es necesario nada de lo que llevamos.

Al llegar a la sala de «Los FANTASMAS» empezamos a caminar por terreno irregular, para empezar ya tenemos que encender las luces y bajar unas escaleras que te llevan a una zona donde se ven pocas calizas, comparado con lo que se ve luego.

Llama la atención una caliza que esta en el suelo y que a simple vista parece nieve.

Tras un recorrido sinuoso, en el que tienes que arrastrarte por el suelo, y subir escaleras y rampas llegamos a una gran galería donde vemos gran cantidad de calizas.

En esta galería nos sentamos todos en el suelo y apagamos las luces y nos quedamos en silencio, y en este silencio se escucha de vez en cuando como cae una gota de agua, que es la que va originando las calizas.

Una excursión maravillosa que os la recomiendo a todos, no dejéis de visitar estas cuevas.