Hace unos días he vuelto al Carmen de los Mártires. Era el día de excursión de la clase de mi hija (con todo los padres incluidos, que en un principio estaba planeado para ir a la montaña, pero como el día se inició muy nublado con indicios de que pudiera llover, prefirieron irse a un sitio más cercano y eligieron este).

Yo tengo la suerte de vivir cerca de este sitio de ensueño y a menudo he ido a darme un paseo por los jardines románticos y huertos nazaríes de este palacete del siglo XIX. Está situado al lado de los bosques de la Alhambra, el Auditorio de Manuel de Falla y el Hotel Palace. 

Este carmen fue construido al final del siglo XIX dónde anteriormente se encontraba la ermita de los Santos Mártires. En los años 70 y después de pasar de manos privadas a públicas, una operación inmobiliaria destruyó gran parte de la propiedad bajo la pretensión de construir un hotel. La presión social impidió que el proyecto siguiese adelante, aunque no se pudo evitar gran parte de la destrucción.

El bosque desapareció casi por completo, decenas de árboles centenarios y un laberinto romántico que lo atravesaba desaparecieron, así como ejemplares de plátanos, castaños de indias, cedros y madroños.

Hoy en día se ha restaurado en gran parte y cuenta con unos jardines románticos dónde nada más entrar encuentras una fuente a modo de pequeña cascada y rodeada con tupida vegetación que da un rico frescor, algo que se agradece enormemente en verano. Pavos reales se pasean por todo el parque que rodean todo el Carmen.

Continuando el camino se llega a una gran explanada dónde te encontrarás de frente el palacete, a la izquierda una gran fuente de cerámica de estilo Art Nouveau y a la derecha una espléndida vista sobre Granada. Continuando el camino y después de subir unas escaleras uno se topa con el Jardín Barroco Francés que tiene una gran fuente con nenúfares en cuyo centro hay una estatua de Neptuno y que está rodeada por otras estatuas que representan las cuatro estaciones.

Hoteles cerca de Carmen de los Mártires
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Granada
Buscar

Más adelante, andando un par de minutos se llega a la parte del parque que menos daños ha sufrido: un pequeño lago con patos, cisnes y pececillos el cual se puede rodear por un caminito. En el centro de este estanque hay un pequeña islita con una torre comunicado por un pequeño puente y que se podía visitar pero ahora está cortado. Además en la isla se encuentra uno de los árboles más singulares del lugar, el árbol de las pelucas, llamado así porque sus frutos poseen unos pedúnculos fructíferos plumosos que, en verano y otoño, le dan un aspecto de cabellos sobre las hojas. También existen carpes, madroños, cedros de Bussaco, originarios de la primera plantación, con unos 150 años de edad.

Dejando el pequeño lago atrás, pasando por unos huertos se llega a un pequeño mirador dónde se encuentra un gran Cedro, debajo del cual San Juan de la Cruz escribió parte de su obra. Desde el pequeño mirador se puede contemplar una parte del barrio El Barranco del Abogado. Este cedro y un acueducto son aún restos del convento de los mártires.

Junto al Carmen hay un pequeño patio imitando los patios nazaríes con un largo estanque inspirado en el Patio de la Acequia y en una de los lados una gruta con rocalla.

Algo más abajo están situados el jardín de las Palmeras y el jardín Español, no suelo acercarme a esta parte que no me parece tan interesante como la de arriba antes mencionada.

Desde hace tiempo se veía que iban a ampliar el parque y por fin lo han abierto, lo vi ese día de excursión y eso es lo que realmente me ha incitado a escribir esta opinión , ahora es como tres veces más grande.

Sigue la idea del parque romántico, con caminos curvados y mucha diversidad de plantas, árboles y fuentes, aunque aún falta que crezcan para que sea un sitio lleno de frescor como es la parte antigua.

Pero me alegro que por fin tengamos en Granada un parque estupendo y grande. Bueno, se hizo, hace años el parque García Lorca, un parque con caminos rectilíneos que recuerdan a las calles de Nueva York y plantaciones de flores y arbustos matemáticamente calculados, y que por eso nunca me ha gustado.

Aunque estuve hace poco y ahora que los árboles están mas crecidos me está empezando a gustar más. Y además quizás lo del diseño sea lo de menos, sencillamente hacen falta más parque en Granada, más zonas verdes…

Carmen de los Mártires

Bueno, volviendo al parque del Carmen: en la parte nueva hay un viejísimo tronco de árbol muerto, tendrá más de un metro de diámetro (me hubiera gustado que hubiesen colocado un cartel explicativo sobre este árbol, que era, un olivo o qué, cuantos años tenía etc. pero no hay nada). El día de la excursión la maestra de la clase se le ocurrió que nos cogiéramos todos de la mano y rodeáramos este árbol y así cantamos y bailamos con los niños alrededor de este viejo tronco que quién sabe dios cuantos años tenía… Y así finalizó nuestra excursioncilla hacia el Carmen de los Mártires, el cual aconsejo a cualquiera que se acerca a Granada para unos días, vaya a visitar.

Para quien le interese, este es su horario (por cierto, la entrada es gratuita):

  • de lunes a viernes de 10 h a 14 h y de 16 h a 18 h,
  • los sábados, domingos. y festivos de 10 h a 18 h.
  • Del 1 de abril al 30 de septiembre de lunes a viernes de 10 h a 14 h y de 17 h a 19 h, sábado. y festivos de 10 h a 19 h.

Se llega con los autobuses, 30, 32 y 34 que van a la Alhambra, algunos cada 5 minutos, se llega cómodamente a este palacete.