El Parque de las Ciencias de Granada es un lugar fantástico por la cantidad de cosas que puedes aprender de una manera sencilla e interactiva. Sin límite de edad, podremos disfrutar lo mismo de un día sólo aprendiendo que en familia por la diversidad de opciones que nos ofrece.

De nuestra visita podremos obtener un día repleto de conocimientos, anécdotas y detalles que hasta ahora no habíamos tenido en cuenta.

Situación

Se encuentra a unos dos kilómetros de la Catedral en dirección suroeste, muy cerca del Centro Comercial Neptuno. Andando es una media hora, así que la opción más recomendable es llegar en autobús cogiendo la línea 1 ó 5 que dejan en la puerta.

La entrada principal la reconoceremos por sus estatuas y su gran puerta acristalada que nos da la bienvenida. El precio de la entrada (normal) es de 8,5€ con el planetario (que merece la pena) o 6€ sin él. En la página web (http://www.parqueciencias.com) podemos consultar toda esta información.

Recorriendo el Parque de las Ciencias de Granada

Lo primero que nos encontramos antes de entrar son algunos experimentos tales como un modelo de agujero negro que nos explica su efecto. Es hora de adentrarnos propiamente en el recinto que da acceso a todas las salas. La primera sala que vimos era una exposición temporal que combinaba arquitectura y literatura. Era curioso ver como se intercalaban y relacionaban los elementos arquitectónicos para interpretar de manera subjetiva diferentes obras literarias y tratadas desde diferentes puntos de vista. Por ejemplo pude ver a George Orwell y su obra 1984 interpretada de manera espectacular mostrándonos una sociedad manipulada y controlada.

Existen numerosas exposiciones temporales en el Parque, todas ellas de un alto valor científico y divulgativo. Algunas de las que más me han llamado la atención, aunque no haya podido ir a todas han sido la de Escher y los universos infinitos, investigaciones de células madre, la taxidermia o la Teoría de la Relatividad. Todas estas exposiciones son tratadas con sumo cuidado por lo expuesto, sirviendo como aprendizaje para cualquier edad.

Hoteles cerca de Parque de las Ciencias
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Granada
Buscar

La segunda de las salas fue la del cuerpo humano (permanente), donde se puede aprender todo en referencia al mismo, practicando con distintos juegos. De todos ellos, el que más me llamó la atención fue uno donde competías con una pareja por mover una bola mentalmente y llevarla hasta el terreno del contrario (se pone a prueba tu poder de concentración y focalización). En la parte de arriba de la sala se podían ver esqueletos de distintos animales entre los que estaba la ballena que nunca me deja de sorprender en los museos por su tamaño.

En esta misma planta, no encontramos con otra sala que es la de Al-Andalus y la Ciencia. Es una oportunidad única para conocer nuestro pasado y el legado que nos dejaron y quizá de paso, desprendernos de algunos malos prejuicios que podamos tener por falta de información. Justo al lado se encuentra un robot con el que poder interactuar y conocer más de cerca, los avances que está habiendo en robótica.

Tras esto salimos a la calle para ver la exhibición de halcones y águilas, donde aprendí mucho de estas aves y del peligro que corren por culpa nuevamente del ser humano que no sabe respetar y convivir con la naturaleza. Es sorprendente ver a un halcón cazar, descendiendo a cerca de 300 kms/h para dañar a su presa y hacerla caer, así como las diferentes técnicas que utilizan y como gastan el mínimo de energía ya que no saben cuando volverán a comer.

Después del espectáculo nos dirigimos al mariposario, un lugar con una humedad tremenda donde conviven diferentes especies de mariposas y otros animales. Un lugar tropical que además posee un pequeño laboratorio donde podremos encontrar explicaciones más que interesantes sobre la vida de estos animales. Esta parte del Parque es la que me parece más amena y relajante. Está llena de actividades al exterior y de juegos para niños, por lo que es una gran opción para descansar un rato y tomar algo.

parque de las ciencias

Uno de los sitios que más llama la atención por las vistas que se pueden obtener, es el mirador. Situado a una altura de 50 metros, no solo podrás contemplar unas vistas espectaculares de la ciudad si no que además podrás aprender a utilizar un sismógrafo o un receptor GPS. La mejor experiencia la podrás obtener contemplando un atardecer de Granada, uno de los más bonitos para mí. En la planta de acceso podremos ver una colección de pequeñas representaciones de las principales torres y miradores del mundo.

La sala de la Biosfera es sin duda otro lugar para perder el tiempo ya que está llena de explicaciones para distintos fenómenos que ocurren en nuestro planeta como movimientos del agua, biodiversidad y muchos más módulos relacionados con La Tierra. La sala de Percepción me produjo una enorme curiosidad ya que se juega con los efectos ópticos y las distintas realidades que tiene nuestro cerebro de percibir lo que ocurre.

Conclusiones

Recomiendo encarecidamente la visita a este centro en el que podremos aprender sobre multitud de temas científicos de muy diversas categorías (matemáticas, astronomía, salud, física, bilogía y muchas más), así como pasar un agradable y ameno día. También es una ocasión idónea para contemplar unas maravillosas vistas de la ciudad de Granada desde su torre de observación.

Me encanta ir porque se pasa un día genial en el que me llevo mi mochila y mis bocadillos y me siento entre la naturaleza y la ciencia a comérmelo, es todo un lujo
Se necesita en realidad más de un día para ver todo el parque pero como yo ya lo tengo visto pues cada vez que voy en vez de ir todo el día a lo mejor voy 6 o 7 horas las que tenga ganas en ese día.

Lo recomiendo para todo el mundo tanto pequeños porque van a disfrutar y aprender a lo grande como a los adultos que podemos investigar y disfrutar de un día inigualable.

Además sus grandes instalaciones hacen que el tiempo no afecte en gran medida, es decir, que si llueve se pueden hacer miles de cosas dentro de los pabellones, asique no preocuparos si el día que decidís ir llueve, podéis hacer muchas cosas.

No perdáis la oportunidad de llevaros un grato recuerdo del Parque de las Ciencias de Granada.