Cuando fui por primera vez a Salobreña, apenas había cuatro edificios en el paseo marítimo que, para colmo, estaban mal comunicados con el pueblo. Pero de eso hasta hoy, han pasado muchas cosas.

Aquello parecía una «colonia» belga, algo lógico teniendo en cuenta que la Astrida (residencia de verano de Balduino y Fabiola de Bélgica) está a 10 minutos andando aunque, después de la muerte de Balduino en 1993, ya no se ven tantos belgas por la zona.

En los últimos años ha experimentado un crecimiento considerable (en proporción ha crecido más que Almuñecar) y se han construido muchos edificios hasta completar el paseo marítimo.

Una ventaja que tiene es que se tarda poco en llegar desde el interior (menos de 45 minutos desde Granada y el doble si es desde Jaén)… ¡y no está terminada la autovía! cuando se termine se tardará menos todavía, porque ahora, en el punto donde la autovía pasa a ser carretera, se produce un cuello de botella que ralentiza un poco el tráfico. (se puede disfrutar con las vistas de la sierra y la Alpujarra… a todo hay que verle algo positivo :-P).

Es un lugar pequeño pero eso no quita que no haya visitas de ocio/culturales interesantes: el castillo árabe, el peñón, el paseo de las flores, el museo arqueológico…

Las calles son estrechas y empinadas. Todas encaladas de un blanco luminoso, llenas de flores, bien geranios o azahares u otras… El suelo me llamó la atención ya que está realizado con piedras pequeñas(el asfalto de las calles) y todas ellas forman adornos florales.

Salobreña, ¿dónde está?
Booking.com

Destaca su enorme Playa sin los enormes Hoteles ni moles de Apartamentos como los de Almuñecar que también hemos estado. Una playa muy grande donde bañarte y disfrutar de las vistas de un pueblo donde el Castillo está algo abandonado pero hay miradores más elevados y fue la Residencia de verano de los Reyes Nazaritas, más tarde Prisión Real y en la actualidad realizan en teoría actividades culturales según nos dijeron en la oficina de información turística pero de esto ni rastro.

El pueblo tiene una Industria Azucarera y también vive del turismo en verano ya que sus aguas limpias y azules son recorridas por los windsurfistas, ayer no vi muchos.

Al igual que Granada, cuenta con el Barrio de Albaycín donde estaban los moriscos antes de su expulsión, es la zona más bonita.

Salobreña, en comparación con Almuñécar o Motril, está muy por detrás en cuanto a discotecas o pubs (la última vez me pareció contar 5 en total, pero no sé si abrirán en invierno) aunque eso no quiere decir que no se pueda pasar un buen rato (el que se aburre es porque quiere).

Salobreña

Pero a mí lo que más me gusta de Salobreña (aparte de la playa, que eso siempre gusta) es que hay muchas zonas por las que se puede ir en bicicleta sin problemas, no me refiero al carril-bici, sino a pequeños carriles y caminos por el campo por los que casi no pasan coches y desde los que se pueden tener buenas vistas del pueblo y la playa… si alguien está interesado en eso y va a Salobreña, que se pase por la oficina de turismo y le darán varios mapas (al menos a mí me los dieron amablemente).

Otra cosa que me gusta de Salobreña es que es un lugar muy tranquilo para estar (aunque hay que reconocer que los belgas eran más tranquilos que los españoles… también es que había menos) y ahora se están construyendo algún que otro balneario… para el que le interese 😉