Comienza el mes de Abril y hoy toca hablar sobre una de las zonas de esparcimiento próximas a la ciudad de Zaragoza.  Hoy en un principio os iba a hablar sobre los galachos de la Alfranca, otro de los galachos de la ribera del rio Ebro pero que son menos conocidos que los de Juslibol.

Hacía muchos años que no iba, nos apetecía dar un paseo sin salir de la ciudad y para cambiar el paseo, se me ocurrió ir a estos galachos que hacía muchísimos años que no visitaba y cuando llegamos nos encontramos con que aquello había cambiado completamente, así que por este motivo en vez de hablaros de los galachos de la Alfranca os hablaré de la Finca de la Alfranca que en el año 2005 se declaró Bien de Interés Cultural.

Localización

Se encuentra situado en el barrio rural de Pastriz, a unos 15 kilómetros de Zaragoza, llegar hasta ellos es bastante fácil y la mejor forma es hacerlo a través de la Z-40 (cinturón de la ciudad conocido como cuarto cinturón), dirección Huesca, a unos 5 kilómetros de pasar el río Ebro, se toma el desvió hacía Santa Isabel – Movera y a escasos 100 metros, se toma el desvío hacia Movera – Pastriz.

Pasando primeramente por el barrio de Movera, después el de Pastriz, a unos 2 kilómetros de este último llegaremos a la Finca de la Alfranca donde hay habilitados varios parking.

Si no se dispone de coche se puede acceder a ellos en autobús utilizando la línea que lleva a ambos barrios. También se puede acceder en bicicleta.

Un día en la Finda de la Alfranca

Lo primero nada más llegar lo primero que hicimos fue aparcar, para ello la finca dispone de dos zonas de aparcamiento, una primera nada más entrar con una capacidad más que aceptable y una segunda que está habilitada principalmente para autobuses. Una vez con los pies en la tierra nos dirigimos hacía:

Hoteles cerca de La Alfranca
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Zaragoza
Buscar

Las Caballerizas

Que es donde se ubica la recepción o el punto de información, allí es donde nos ofrecieron todo tipo de información acerca de que poder visitar en la Finca. Como dato importante comentaros las visitas a los galachos en primavera están anuladas para no molestar a las aves que se encuentran en periodo de nidificación, a cambio realizan visitas guiadas de forma gratuita a los sotos de la ribera.

En el interior del edificio hay una zona habilitada para realizar talleres, una zona de tienda donde comprar algún recuerdo de la zona y una zona con máquinas expendedoras a unos precios bastante buenos (coca cola 330 cc. 0,90 €), una vez recogimos la información y a atravesando las caballerizas nos dirigimos a:

Convento de San Vicente de Paúl

Se trata de un antiguo convento que data del S.XIX de estilo neoclásico, viéndolo desde fuera lo que más destaca son los dos torreones octogonales.

En la actualidad se ha rehabilitado y sirve de Centro de interpretación de La Naturaleza de Aragón, la entrada es gratuita y el acceso está adaptado para minusválidos y dispone de dos plantas que se salvan utilizando las escaleras o utilizando los ascensores.

En el interior podemos ver una muestra variada de la flora y la fauna existente en los galachos, su forma de vida y como ha ido evolucionando el entorno. Dado que las zonas que rodean los galachos son de cultivos también veremos una muestra de los útiles que se utilizaban para el campo. A todo esto se añaden varios audiovisuales.

Al finalizar la visita que es libre (no hay visita guiada), para los niños hay unos ordenadores en el que a forma de juego les irán haciendo preguntas tipo test acerca de lo que han visto en la visita al centro. Una vez finalizamos la visita nos dirigimos a:

El Palacio de los Marqueses de Ayerbe o Casa de Palafox

Construido en el S.XVIII y al igual que el Convento de San Vicente de Paul de origen neoclásico. El interior actualmente no se puede visitar ya que se encuentra en obras, así que aprovechamos para dar un paseo por:

Jardines Históricos

Estos jardines rodean el Palacio son de influencia francesa y fueron construidos entre los S.XVII – XIX. Tanto el Palacio como los jardines se encuentran en un recinto cercado por verjas y la puerta principal se cierra fuera del horario de apertura.

Dado que aunque era invierno salió una día primaveral estuvimos dando un agradable paseo por los jardines, la afluencia en su interior era más bien escasa así que se respiraba paz y tranquilidad, los jardines cuenta principalmente con arbustos y un gran olivo próximo al centro, los caminos entre por lo que circulamos son de tierra así que no es aconsejable dar un paseo los días de lluvia. Desde aquí nos dirigimos al:

Jardín de Rocas

Es una zona muy curiosa, porque en una gran zona verde han colocado un enorme juego como si fuera el juego de la oca, a medida que vamos avanzando se cruzarán en nuestro camino grandes rocas puestas en circulo en donde nos explican su procedencia, composición y utilización.

Otro de los puntos de interés se surgen a nuestro camino son los restos de una Noria, de los que se pueden ver principalmente la rueda, del resto del edificio se ve la fachada principal que tiene la forma de un castillo aunque viendo su buen estado es de imaginar que su construcción es reciente.

Continuando nuestro paseo por el juego a nuestro paso sale un pequeño laberinto construido en piedra, aquí nos detuvimos a descansar durante unos minutos mientras el peque jugaba.

Siguiendo las baldosas llegamos hasta la edificación más alta de toda la finca el observatorio, construido en madera y accesible para minusválidos ya que se puede subir por las escaleras o por el ascensor. Desde lo alto se contempla las mejores panorámicas no solo de la finca sino de toda la zona de los galachos, así que si se tiene es aconsejable ir con prismáticos.

Eran algo más de las 13:00 del domingo, en un principio teníamos pensado pasar 2-3 horas en los galachos pero después de la sorpresa que nos encontramos nada más llegar, que el día era fantástico y que no lo estábamos pasando tanto nosotros como el niño de vicio, decidimos quedarnos a comer. Así que nos dirigimos al:

Edificio de Servicios

En él se ubica la cafetería que dispone también de restaurante, como os digo nos pensábamos quedarnos así que entramos a preguntar si tenían bocadillos, su respuesta fue afirmativa y aunque no hay mucho para elegir ya que solo hay de tortilla de patata y de jamón serrano estos son contundentes y a un precio bastante bueno 3,25 €. Si sois de los que no se contenta con un bocadillo, disponen de un menú en el que se puede elegir entre 4 primeros y 4 segundos por un precio de 17,50 €, aunque si elegís esta opción os aconsejo reservar con tiempo ya que cuando nosotros fuimos estaban todas las mesas reservadas. En este mismo edificio también disponen de baños.

Nosotros nos pedimos los bocadillos para llevar ya que al lado del edificio de servicios hay una amplia zona de picnic con mesas, como todas estaban ocupadas echamos la manta en el césped y allí estuvimos hasta las 15:30, una vez reposada la comida nos dirigimos al:

Embalse del Carrasco

Es una masa de agua en el que se ubica un pequeño observatorio de aves, dependiendo a la hora que se visite se pueden observar diferentes tipos de aves, para acceder hasta el embalse se hace desde el aparcamiento a través de una amplia pista de 1 kilómetro de duración hasta llegar a una senda estrecha que nos lleva al observatorio, la senda atraviesa todo el embalse, una vez visitada esta zona, seguimos por la pista hasta llegar a:

El Pinar

Se trata de un pinar donde predominan el pino piñonero y el carrasco, dos especies muy arraigadas en este zona, dado su climatología, esta zona se utiliza como zona de esparcimiento y hay habilitado un merendero cubierto y varias zonas con mesas. Una vez aquí nos dimos media vuelta y nos dirigimos al coche, en total fueron 6 horas en la finca de la Alfranca que se nos pasaron en un pis pas.

Para el 1 de mayo tenemos reservada una visita guiada al soto del rincón falso, que es una pequeña ruta de 6,5 kilómetros, así que os seguiré contando sobre este lugar.

Datos prácticos

La Alfranca

Hay que tener en cuenta que la Finca solo se encuentra abierta al público los fines de semana y festivos, entre semana solo admite a grupos de escolares, además la entrada a todos los sitios es gratuita, incluso las visitas guiadas, los horarios de apertura son:

  • Primavera – Verano: (1/04 al 30/09) de 10 a 14 – 16 – 20 h
  • Otoño – Invierno de 10,30 a 14,30 – 15,30 a 18,30 h.
  • Teléfono de reservas para visitas guiadas 976 10 58 40
  • Teléfono de reservas para el restaurante 976 10 71 83

Horarios de los autobuses:

  • Hasta la Alfranca los sábados por la mañana de 10:00 a 13:00, por la tarde de 17:00 a 21:30 con una frecuencia de 30 minutos
  • Los domingos por la mañana de 10:00 a 13:00 de 17:00 a 20:00 con una frecuencia de 1 hora.
  • Los autobuses de vuelta mantienen los mismo horarios pero con una cuarto de hora de retraso 10: 15, 10:45, 11:15….

En el mismo recinto se pueden alquilar bicicletas de montaña por un precio de 3 € la media jornada, además existen paseos a caballo y las rutas guiadas ya mencionadas. Desde la Finca se inician multitud de rutas a los diferentes sotos de la ribera como Cantalobos, las Perlas, Benedicto ect…

Conclusiones

A poco más de 10 minutos en coche se encuentra la Finca de la Alfranca, una gran desconocida en Zaragoza, en ella se puede pasar un día agradable disfrutando de la naturaleza por muy poco dinero y podrás conocer los diferentes edificios rehabilitados, además de pasar un día en plena naturaleza. Así que si un día estas aburrido, no sabes que hacer o simplemente visitas la ciudad y quieres salirte de lo turístico la Finca de la Alfranca y su entorno es una buena opción.