Biarritz

Actividades que te recomendamos

Biarritz es una ciudad muy bella, de la costa labortana, en el País Vasco francés, situada a escasos 20 kilómetros de la frontera con Irún, y a unos 30 minutos de San Sebastián, pero mejor os cuento con detalle los secretos de esta bella ciudad.

Como llegar a Biarritz

Pues es muy sencillo hasta que sales de la autopista, aunque no creo que te pierdas. Lo que ocurre es que hay un montón de calles, accesos…

Si vas por autopista, lo mejor es salir por Biarritz parme, la salida hacia el aeropuerto, y luego seguir tranquilamente las señales de «Centre ville», centro de la ciudad.

O, si preferís ir tranquilamente por la costa, podéis salir en la salida de Hendaia, justo nada más pasar la frontera a mano derecha.

Si lo que decides es ir en avión, pues muy fácil, coges o un autobus o un taxi que te llevarán al centro.

Si vas en autobus de línea, te recomiendo ir los autobuses de la compañia PESA, que salen de Bilbao o San Sebastián, dos veces al día, y te dejan al lado del ayuntamiento.

Hoteles baratos cerca de Biarritz
Booking.com

Toda la ciudad dispone de parquímetros, pero lo bueno es que sólo funcionan durante la época estival. El precio de la hora es 1,20 euros, aunque luego dispone de tarifas semanales por 10 euros. De todas formas dispone de unos 4 parkings subterráneos en pleno centro, donde por unos 10 euros podrás dejar el coche todo el día.

No suele haber problemas para aparcar, incluso en verano, pero no te recomiendo querer aparcar en pleno centro, porque entonces seguro que te cuesta un poco más. Suele ser más sencillo por la zona de la iglesia.

Un poco de historia

Vista de Biarritz desde la costa

Biarritz, debe su nombre al euskera: bi significa dos, y arritz quiere decir piedra, por lo tanto es dos-piedras. Esto se debe a los dos entrantes de piedra que adentran en la mar.

Desde siempre, Biarritz ha sido una ciudad de pescadores, donde los arrantzales, pescador en euskera, esperaban en la costa a avistar ballenas, para salir a la caza de ellas. Una vez cazadas, las llevaban a la costa con marea alta, y esperaban a que ésta bajara para poder trabajar en ella; quitarle la piel, la grasa, la carne…

Pero realmente, esta ciudad vio su esplendor bajo el reinado de Napoleón III. Este se caso con Eugenia de Navarra, y ésta le pidió que construyera un edificio en esta bella ciudad para pasar el invierno, y poder estar cerca de su familia. Napoleón aceptó, y construyó un edificio, Villa Eugenia, a orillas del mar, majestuoso, y que visto desde el aire, tiene forma de E. A partir de aquí, fueron muchas las familias reales de toda Europa que fueron a Biarritz como Alfonso III, y muchos los zares, que hicieron de esta ciudad el centro de veraneo de la aristocracia rusa. De ahí la iglesia ortodoxa, junto a la Villa Eugenia.

Hoy en día son muchos los turistas que eligen esta ciudad para veranear, y relajarse junto al mar. Aún así, Villa Eugenia que se ha convertido en un hotel de lujo, tiene un tercio de los huespedes como origen Rusia.

Se nota el alto nivel de vida por todas las calles, y la elegancia de esta bella ciudad. También se ha convertido en enclave, y lugar predilecto para los surfistas, que disfrutan de lo lindo con las fabulosas olas, por no hablar de los numerosos campeonatos de surf que se celebran en la Grande Plage, delante del casino.

La ciudad

Vista del faro de Biarritz

Es una ciudad de unos 25000 habitantes, que puede triplicar su censo por tres en verano, y duplicarlo en numerosos puentes nacionales de Francia y España.

Su centro neurálgico es la playa, aunque podríamos decir que se extiende desde el faro, hasta la virgen.
Aún siendo una ciudad muy turística, esta ciudad es de los habitantes de Biarritz, por lo que está hecha para vivir durante todo el año, sin lugares especiales para turistas.

Todo está muy limpio, y se puede ir por toda ella a pie, sin cansarse, y disfrutando del paisaje.
Tenéis que tener en cuenta el alto nivel de vida que hay, por lo que no es una ciudad barata. Un café puede costar unos tres euros en el centro.

Qué ver en Biarritz

Faro de Biarritz

Es una ciudad con numerosos rincones para visitar, aunque estamos obligados a llevar el coche, porque si vas a Biarritz tienes que visitar a pueblos aledaños, igual de bellos.

Voy a empezar a contaros los lugares interesantes, partiendo del faro. El faro, que se encuentra en el lugar más alejado, si venimos de Irún, data de 1831 y desde aquí podemos observar toda la ciudad y contemplar atardeceres preciosos. En verano está abierto todos los días, y fuera de esta época durante los fines de semana y días festivos.

Villa Eugenia en Biarritz

Si seguimos andando, dirección de las playas, a unos cinco minutos nos topamos con Villa Eugenia, y justo en frente, al otro lado de la calle, la iglesia ortodoxa, que se puede visitar e incluso podemos asistir a una misa.

Si nos dirigimos a la playa, paseando por su paseo, lo primero que veremos, será el casino, imponente, pero pequeño, que también suele acoger exposiciones.

Siguiendo por la costa, lo siguiente que nos encontramos es el puerto de los pescadores, y justo encima, la iglesia, muy bella por dentro, típica de la costa labortana.

Iglesia Ortodoxa en Biarritz

Si continuamos con nuestro paseo, cruzando el túnel, nos topamos con el museo marítimo (del que os hablo más adelante) y la Virgen, precioso emplazamiento, y mucho más con la mar agitada, pero cuidado con no mojarte, que las olas pueden llegar al paseo.

Si seguimos, veremos una playa muy pequeña, que en su día era la empleada por Eugenia y Napoleón III. En esa playa, existe el club de los osos, que da nombre a un grupo de personas que se bañan todos los días en esta playa, sea cual sea el tiempo, y que fue fundado por Eugenia.

Hasta aquí nuestra visita, pero hay muchas más cositas. Yo os he dicho lo que no os podéis perder si vais a esta ciudad.

Qué hacer en Biarritz

Vista de la playa de Biarritz

Si eres de los que prefiere visitar, descansar e ir de compras, ahora te digo lo que te interesa.

Como no, ir a la playa si te encuentras en verano. Siempre hay socorristas, y las olas puede que imponentes para la gente que no conoce el cantábrico. Y surf para los surfistas.

Para descansar, te aconsejo ir al Thalassa y piscinas municipales que se encuentran junto al casino, y que disponen de unas vistas exclusivas del mar; eso sí, tienes que llevar traje de baño de slip, porque sólo se puede ir con este tipo de trajes de baño.

Si eres de los que les gusta las tiendas de moda, no te preocupes. Tienes desde tiendas de 2ndsky y Quiksilver, hasta tiendas como Hermés, lo más selecto de lo selecto. También te recomiendo ir a la tienda de ropa 64, que representa el número del departamento francés de esta zona.

FAro de Biarritz al anochecer

Y en plena zona peatonal, en el centro, tenéis las Galerías Lafayette, especializadas en ropa. También os aconsejo comprar perfumes, y sobre todo cosas de farmacia, que son más baratas, pero ir a un par de parafarmacias antes de comprar.

Por último, no os podéis ir sin probar la pastelería de esta zona. Para ello, podéis probar a entrar una de las muy buenas pastelerías de esta zona. Personalmente os recomiendo la pastelería Henriet, en pleno centro, justo detrás del casino. En esta pastelería he comprado los mejores pasteles que jamás haya comido en mi vida. Son un poco caros, unos 3 euros cada uno, pero a caso estar en Biarritz, disfrutar de esta maravillosa ciudad, no merece hacer unos excesos que de vez en cuando no le vienen nada mal al cuerpo… 😉

Acuario de Biarritz

Roca de la virgen en Biarritz

El Museo del Mar se encuentra situado al borde del mar, concretamente en Plateau de l’Atalaye (Frente a la Roca de la Virgen)

Este museo nos acerca al mundo del mar a través de la relación de los vascos con el mar y en él podemos contemplar una serie de animales marinos y utensilios de pesca así como una colección de maquetas además de contar con espacios dedicados a la geología, etnografía y meteorología marina. Lo más destacado son sus grandes acuarios con tiburones, focas y una serie de peces de diferentes especies, colores y tamaños.

El museo está dividido en cuatro plantas las cuales paso a detallar a continuación:

Planta -1

Esta planta es la más baja de todo el edificio, se accede bajando las escaleras una vez cruzada la entrada del museo o pudiendo acceder a la misma (igual que al resto de las plantas) a través del ascensor.

En este espacio se encuentran diversos acuarios donde podemos contemplar más de 150 especies de peces e invertebrados del Golfo de Vizcaya como son por ejemplo: pulpo, congrio, raya, estrella de mar, mero, coqueta, hipocampo, rodaballo, sepia, chicharro, calamar, anguila…

Planta 1 o planta principal

Iglesia de Santa Eugenia en Biarritz

En esta planta se encuentra la entrada del museo y a su vez se encuentran otra serie de espacios como son:

  • Galería de los cetáceos: En ella podemos contemplar esqueletos gigantescos (me llamó mucho la atención el cráneo de la ballena azul, era inmenso), moldeados de animales (orcas, delfines, ballenas) contando a su vez con un audiovisual interactivo y un espacio dedicado a la pesca del bacalao y otro cuyo tema está referido a los vascos y la caza de la ballena.
  • Etnografía marítima: aquí encontramos diversas colecciones de la historia del mundo marinero.
  • Técnicas de pesca: aquí podemos contemplar lo relacionado con la pesca en el País Vasco mediante maquetas, aparejos y audiovisual interactivo.
  • Instrumentos de navegación: en este espacio se encuentran diferentes maquetas de barcos así como demás instrumentos, algunos de ellos muy curiosos.

Planta 2

Estatua de la Virgen en Biarritz

Al igual que la primera planta esta está dividida en varias secciones, son las siguientes:-Sala P. Arné: esta sala está dedicada a exposiciones y animaciones temporales. Nosotros pudimos contemplar una serie de imágenes y fotografías de diversas aves acuáticas así como aves disecadas de estas especies.

  • Espacio audiovisual: en este espacio pudimos ver un vídeo relacionado con el nacimiento de un bebé foca, concretamente más de 30 minutos de imágenes inéditas sobre el nacimiento de una foca llamada Naia en este museo del mar. Me gustó mucho este vídeo, me pareció muy curioso.
  • Visión subacuática de las focas: en este espacio nos encontramos la parte de abajo del estanque de las focas, en el podemos contemplar como bucean dichos animales haciendo las delicias de pequeños y mayores.
  • Gruta de los tiburones: esta especie de “cueva” da espacio al estanque donde habitan los tiburones de especies diferentes. En el momento de nuestra visita pudimos contemplar uno de tamaño considerable rodeado por tiburones pequeños, el aspecto de esta gruta me gustó mucho.
  • Geología: en este espacio podemos contemplar diferentes fósiles así como de imágenes de vistas de los ancantilados.

Planta 3

Biarritz

Esta es la última planta del museo o planta superior y en ella nos encontramos con:

  • Estanque de las focas: desde aquí podemos contemplar la parte superior del estanque de la planta anterior, aquí nos encontramos con las focas que deciden sacar por unos momentos la cabeza del agua o deciden tomar el sol. Este espacio está dedicado también para darles la comida a dichos animales y disfrutar del espectáculo que nos brindan estos simpáticos mamíferos. El horario de la comida de las focas es todos los días a las 10:30 y 17h.
  • Tienda: en ella podemos comprar algún recuerdo de la visita en forma de postales, peluches, libros, juegos, llaveros, materíal de papelería etc.
  • Restaurante: el museo cuenta con un restaurante, no puedo opinar nada sobre el mismo ya que cuando fuimos estaba cerrado.
  • Vista panorámica: sin lugar a dudas recomiendo disfrutar de las vistas espectaculares sobre el litoral rodeado de numerosos arrecifes y rocas, algo realmente digno de disfrutar, las vistas son realmente bonitas.

Biarritz es sin lugar a dudas una localidad preciosa con un montón de lugares con encanto para visitar y descubrir, quiero hacer mención de algunos de ellos en las proximidades del museo.

Muy cerca del mismo nos encontramos con la playa que he nombrado antes, Port Vieux, una pequeña y tranquila playa desde la cual parte hacia el centro una calle con el mismo nombre donde se ubican bastantes hoteles, restaurantes así como varias tiendas (muchas de ellas de souvenirs).

Nada más salir del museo nos encontramos con un monumento en memoria de los caídos en las guerras mundiales justo antes de llegar a La Roche de la Vierge (la Roca de la Virgen) conectada por un puente de hierro que data de 1881.

En lo alto de esta roca nos encontramos con una estatua blanca de la Virgen Maria. Según cuenta la leyenda salvó la vida a unos marineros los cuales decidieron levantarle dicha estatua. Sin lugar a dudas recomiendo visitar esta roca y contemplar el mar con todo su esplendor al lado de la misma.

Si seguimos el paseo por el litoral no podemos dejar de visitar el Port de Pecheurs (puerto de los pescadores) y disfrutar de su encanto y para finalizar este pequeño recorrido (Biarritz tiene muchas más cosas para visitar) acercarnos hasta la Grande Plage (Gran Playa), considerada una de las mas bellas de la costa siendo una playa ideal para los amantes del surf.

Alguna que otra recomendación

Casa típica de Biarritz

Siempre que decidáis ir en épocas de puentes o vacaciones, reservad antes de ir, porque suele estar todo lleno. La verdad que la peor época para ir es el verano, aunque la playas son muy bonitas con buenas olas para los amantes del surf, pero está hasta la bandera y no vais a apreciar la belleza de este lugar con todo su esplendor que merece.

Sea verano o invierno, llevad siempre un jersey y un paraguas, porque aquí el tiempo no avisa.

Y si hace mal tiempo, no os preocupéis, esta ciudad es bonita de todas la maneras.

Y aquí, ningún problema con los carteristas, porque yo ni he visto, y nunca he visto ningún robo.

Conclusión

Biarritz

Biarritz es una de la ciudades más bonitas de la costa vasca. Es una ciudad creada para descanso y disfrute de la realeza francesa, por lo que aún conserva ese aire de nobleza que distingue a las ciudades “reales”. Su playa es una joya, y durante un temporal, desde cualquier lugar alto junto a ella, se nos ofrece un espectáculo impresionante. En una ciudad que invita al paseo y conserva el antiguo puerto pesquero en un estado casi puro.

Para finalizar y después de haber comentado todo lo anterior solo me queda recomendar la visita a Biarritz y disfrutar de su belleza y del azul del mar y más ahora que se acerca el veranito.

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.