Puy Du Fou

Actividades que te recomendamos

Después de que hubiésemos dormido en Cholet, en un hotel situado en boulevard Gustave-Richard, lugar donde habíamos asentado nuestro “cuartel general” por la proximidad que había a Le Puy-du-Fou (tan solo a unos 20 kilómetros de distancia) y porque en las mismas minivacaciones visitaríamos –aunque de forma rápida- la ciudad de Nantes, nos dirigimos al parque de atracciones Le Puy-du-Fou.

Era la primera vez que lo visitaba y me ilusionaba conocerlo por los comentarios que había oído a alún que otro de mis amigos que ya habían estado con anterioridad.

Al llegar a Le Puy-du-Fou lo primero que vimos fue la información que hay en la entrada principal en la que se anuncian las cuatro zonas en las que está dividido el parque: “El Pueblo del Siglo XVIII”, “El Fuerte del Año Mil”, “El Estadio Galo-Romano”, “La Ciudad Medieval”, y “Le Bourg 1900”.

ciudad medieval puy du fou

A la vista de que las zonas a visitar tienen horarios concretos nos vimos en la conveniencia de tener que trazarnos un plan con la finalidad de coordinar convenientemente las distintas visitas a fin de no perdernos nada (o casi nada); en esta previsión tuvimos que tener en cuenta que la cantidad de personas que acudían a cada espectáculo era muy grande y esto nos obligaba a acudir a cada uno de ellos con antelación suficiente.

El parque es inmenso (son 55 hectáreas dedicadas al espectáculo), con grandes distancias. Previniendo esto todos íbamos calzados convenientemente (unos llevaban bambas y otras, como yo, calzábamos zapatillas muy cómodas y flexibles).

Hoteles baratos cerca de Puy Du Fou
Booking.com

Quizás la pregunta clave es si realmente merecía la pena tanta espera y tantas horas para pretender ver lo máximo posible; indudablemente diré que sí, no solamente mereció la pena pasar todo el día en Le Puy-du-Fou sino que posiblemente pronto repetiremos la visita.

A continuación citaré la opinión que a mi me mereció cada una de las zonas de atracciones que visité:

Le Village XVIII

El Pueblo del Siglo XVIII (Le Village XVIII Sigle) es un espectáculo que tiene una duración de algo más de un cuarto de hora en el que –con aire lúdico y amable- se representan escaramuzas, peleas, luchas, bailes y actuaciones de funambulistas en un pueblo del estilo del siglo XVIII.

Las actuaciones fueron tan perfectas que me parecía estar viviendo una realidad en aquél siglo. En una de las casas del pueblo un grupo de folclore actuó con música tradicional. Fue bonito.

Fuerte del Año Mil

Después de haber presenciado el espectáculo del Pueblo del Siglo XVIII volvimos a hacer nuevamente cola para poder acceder al Fuerte del Año Mil aunque de nada nos sirvió el estar un buen rato guardando cola porque tan pronto como fueron abiertas las puertas (una media hora antes de comenzar el espectáculo) la gente comenzó a entrar sin respetar turnos ni zarandajas, aquello parecía una estampida de las que solemos ver en las películas de vaqueros (valga la expresión, es tan solo una comparación) y mi mayor temor era el de que podría quedarme sin un asiento desde el que poder ver el espectáculo; por suerte al aforo era de unas 3500 plazas y no tuve ningún problema en este sentido.

A veces, cuando me acuerdo de aquella multitud de gentes queriendo todos ser los primeros en entrar, me imagino lo que hubiese llegado a ser posiblemente si dentro repartieran billetes de 500 euros a los cien primeros en entrar (¿inimaginable?). Pero bueno, lo importante aquí es el espectáculo, que con una duración de una media hora aproximadamente mostraba la reproducción perfecta de un pueblo cuyas casas eran chozas y estaba convenientemente fortificado; una torre construida con los mismos elementos y con la misma técnica que se utilizaban en el siglo X defendía aquel territorio rodeado de un foso de agua. Era verdaderamente sorprendente.

Estadio Galo-Romano puy du fou

Nuevamente formamos parte de otra avalancha de gestes que deseaban abandonar aquella zona para dirigirnos a “guardar cola” en el siguiente, el Estadio Galo-Romano ya que solo tiene una sola actuación diaria y si no se va con la suficiente antelación pues está la posibilidad de que te quedes esperando para poder verlo otro día. Tuvimos suerte aunque esto nos costara retrasar nuestra hora de comer ya que como la actuación la realizan al mediodía no podíamos perdérnosla.

Es un estadio verdaderamente sorprendente por su gran tamaño, tanto por fuera como por dentro (por fuera impresiona tanto que creo que casi nadie se queda sin hacerse las fotos de rigor). Casi se llenó del todo a pesar de que cuenta con seis mil asientos. Para mi gusto vale mucho más el escenario que el propio espectáculo porque no es una de las actuaciones más brillantes que he visto, ni con diferencia; las clásicas carreras de cuadrigas y la presencia de leones, tigres, gladiadores luchando… me parecieron buenas pero sin salirse de lo que ya estamos acostumbrados a ver en otros lugares.

Aquí también me quedé sin entender mucho de lo que decían porque todo era en francés. No obstante, a pesar de todo, he de decir que la réplica del Coliseo está tan bien conseguida que parece el Coliseo original de Roma. La duración aquí es de algo más de tres cuartos de hora. Si tengo que valorar este espectáculo del Estadio le faría un seis sobre un total de diez.

espectaculo puy du fou

¿Te imaginas más de cinco mil personas saliendo del Estadio Galo Romano?. Pues imagínatelas también tomando cada una rumbos distintos en virtud de lo que querían visitar a continuación. Nosotros fuimos a visitar la Ciudad Medieval. Aunque también había muchas personas esperando la entrada también es cierto que la aglomeración era mucho menor.

Visitamos las calles y nos adentramos en los edificios para recorrerlos por dentro. La reproducción de toda la ciudad es tan exacta que tanto las casas como las calles, los castillos, las ruinas, el suelo, todo está hecho de materiales reales (no de cartón piedra ni vinilo). Es una obra de arte que merece la pena contemplarla y, por supuesto, plasmarla en la memoria de la cámara digital. La duración es de aproximadamente un cuarto de hora.

El Baile de las Aves Fantasma

Uno de los espectáculos que más me gustaron fue sin dura El Baile de las Aves Fantasma, que duró casi media hora. Se trata de un auténtico espectáculo de cetrería realizado sobre las ruinas de un castillo medieval. Los espectadores estamos colocados en dos gradas de forma semicircular con una capacidad total para tres mil personas. Quizás tan digno de ver como el propio espectáculo es el recorrido que hay hasta llegar al lugar, que está rodeado de grandes jaulas con aves de caza.

Al contrario que la mayor parte de la gente, nosotros habíamos dejado para el final el espectáculo de La Batalla de la Torre del Homenaje que, con una duración de unos veinticinco minutos largos, nos mostró carreras de caballos, justas, malabares, y como joya la batalla con cuatro máquinas disparando fuego mientras el castillo se mueve… una verdadera batalla de fuego.

Imágenes: Web Oficial Puy Du Fou

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.