Saint-Germain-en-Laye

Actividades que te recomendamos

Saint-Germain-en-Laye no es un sitio que visite mucha gente cuando va a París. A muchos os sonará más que nada por el Paris Saint Germain el equipo de fútbol de la ciudad, que se creó en 1970 por iniciativa de varios miles de socios del equipo parisino que deseosos de volver a la división de honor convencieron a los dirigentes del equipo de Saint Germain de unirse a ellos, creando así el nuevo club que desde entonces ha cosechado tantos éxitos.

Precisamente es en esta pequeña ciudad donde está el centro de formación del PSG y su terreno de entrenamiento (Camp de Loges) y donde viven muchos de los jugadores del primer equipo que te puedes encontrar por la calle. Y tras la anécdota futbolera os cuento.

Esta pequeña ciudad, tiene unos 40.000 habitantes y está situada a unos 25 km. de París al oeste, en el departamento de Yvelines, igual que Versalles. Está muy bien comunicada con la capital a través de autopista, no llega a media hora de coche, y también es muy cómodo ir en RER ( 3,50 € por trayecto ) cuya estación te deja justito enfrente del Palacio de Saint Germain.

Su patrimonio histórico y cultural es excepcional. Intentaré resumirlo:

Un poco de historia

Interior Iglesia Saint Germain

Su origen como Ciudad Real (Ville Royale) se remontan al siglo XI, cuando el rey Pedro II el piadoso, amante de la caza en sus inmensos bosques, construyó un monasterio a tal efecto, lugar que hoy ocupa la iglesia Saint Germain.

Hoteles baratos cerca de Saint-Germain-en-Laye
Booking.com

Tanto les gustó a los reyes este emplazamiento a orillas del Sena, que en el siglo siguiente Luis VI construyó un gran palacio, que es el que queda en la actualidad, el Chateau-Vieux desplazando aquí la Corte, luego en el siglo XVI, Enrique II erigió el palacio nuevo, Chateau-Neuf, donde nació Luis XIV, el flamante Rey Sol, y del que hogaño solo queda un pabellón reconvertido en restaurante. También son oriundos de la villa Enrique II y su hija, Margarita de Valois, la famosa Reina Margot, inmortalizada por Dumas en su novela del mismo nombre.

Precisamente fue Luis XIV quien abandonó el palacio una vez construido el de Versalles, que le debió parecer más cómodo y más chic.

Iglesia de Saint Germain en Francia

Y este quedó en el olvido, como refugio de parientes exiliados, como fue el caso de Jacobo II de Inglaterra, primo del anterior que falleció y está enterrado aquí.

Luego el palacio tuvo varios usos, durante la Revolución fue prisión (como no), posteriormente hospital, escuela de caballería… y fue Napoleón, que a pesar de todo tenía mucha vista el tío, quien lo convirtió en Musée des Antiquités Nationales, y que ha perdurado con esta función hasta nuestros días.

Iglesia de Saint Germain

Aún se conservan las casas señoriales construidas por la aristocracia durante los siglos en los que la corte pasaba aquí largas temporadas y que dan a la ciudad un aire de distinción, equilibrio y elegancia indescriptibles

Además del trajín de reyes, también tuvo una gran importancia cultural. Aquí nació el genial músico Debussy, y residieron en Saint Germain Alejandro Dumas padre e hijo (quienes escribieron en SG Los tres mosqueteros, El Conde de Montecristo y La Damas de las Camelias respectivamente), Moliere (idem para El Avaro), Mozart, Delibes, Offembach…

El entorno

El Palacio situado en un extremo de la ciudad está rodeado por el bosque de Saint Germain y por los jardines diseñados en terrazas por Le Nôtre, el mítico jardinero real de Versalles, en total unas 3.500 ha de terreno, que llegan hasta las orillas del Sena. Es realmente un sitio maravilloso para pasear sin prisas.

Qué ver en Saint-Germain-en-Laye

chateau Saint-Germain-en-Laye

A continuación tenéis un pequeño listado con los imprescindibles a ver en Saint-Germain-en-Laye durante vuestra visita:

  • El Chateau Vieux (palacio), sus jardines y el Museo de Arqueología que ya he citado, que alberga la colección de arte prehistórico más importante del mundo y una de las mejores de arte arqueológico de Europa. Cierra los martes y la entrada general cuesta 4,5 €.
  • Los jardines del palacio, los parterres y la Terrasse André le Notre, recientemente han plantado viñas y elaboran vino con sus uvas. Repartidos por los jardines hay fuentes del estilo de las de Versalles, con referencias mitológicas y tal.
  • El bosque de Saint Germain. En la oficina de turismo de la ciudad facilitan unos folletos para realizar varias rutas por sus 3500 hectáreas, incluso existe la posibilidad de alquilar bicicletas o hacerlas a caballo. Es una auténtica maravilla y a lo largo del paseo nos iremos encontrando con carteles informativos que nos harán disfrutar aún más de la exuberancia de la vegetación. Por cierto, en pleno bosque nos encontraremos con otro palacio más pequeño, el Chateau du Val.
  • La casa natal de Debussy. Edificio del siglo XVII y convertida en museo con pertenencias del músico, objetos personales, etc. El edificio en sí ya merece la pena, es muy bonito
  • La iglesia de Saint Germain. Construida en el lugar del monasterio que dio origen a la ciudad, no tiene un gran interés arquitectónico pero es bastante bonita, con verla por fuera vale
  • La plaza del mercado. Es el centro neurálgico de la ciudad, porticada, amplia y elegante, hay mercado tres veces por semana y el primer domingo de cada mes un mercado de «brocantes», muebles, antigüedades y objetos diversos.

pueblo de Saint-Germain-en-Laye

Por lo demás es una delicia recorrer la ciudad a pie, es muy pequeña y te vas encontrando con todas las mansiones señoriales de las personalidades que vivieron aquí, gran parte del centro es peatonal y destaca especialmente por la gran cantidad de comercios que hay, la mayoría de mucha calidad.

Para comer cualquiera de las braserías es recomendable, aquí lo raro es encontrar un sitio cutre. Recomiendo no marcharse sin probar alguna de las especialidades de repostería, son exquisitas.

Lo ideal es acercarse a la oficina de turismo porque también hay la posibilidad de visitas guiada a pie individuales y/o colectivas tanto por la ciudad como por el castillo, jardines y bosque.

Es realmente un sitio digno de ver, ya sé que Paris es la leche y la mayoría lo visitamos justos de tiempo como para andar de excursión pero esta ciudad es un concentrado de los últimos mil años de la historia de Francia, conservado con una elegancia y un savoir faire excepcional.

Para terminar os diré que es muy caro, tanto como París o más, no en vano es de las ciudades con más calidad y nivel de vida de Francia. Y es que los futbolistas tontos no son, no…..

Ah, la vida nocturna es inexistente, mejor dejarlo para París.

Imágenes: KoS (Wikipedia) | Infernal Quack (Wikipedia)

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.