Hoy me he animado a escribiros sobre la Alcazaba de Almería, un monumento que me sorprendió más que gratamente este verano.

La Alcazaba está declarada Monumento Histórico – Artístico y pertenece al Tesoro Artístico Nacional. Como iremos viendo se trata de un complejo, ya que en su interior hay parte árabe y cristiana.

Localización

Está situada en un cerro aislado desde el que se tenía una visión y control perfecto de toda la ciudad. Se une a través de la muralla de la Hoya con el cerro de San Cristobal, creando un gran complejo defensivo, evitando toda entrada a la ciudad por tierra.

Está muy bien señalizada y no tiene pérdida. Os cuento varias opciones para llegar, es bien sencillo:

  1. Subir des del el parque de Nicolás Salmerón por la calle de la Reina y empalmar con la calle Almanzor (dónde se sitúa la entrada a la Alcazaba), o
  2. Desde el Ayuntamiento coger calle Jose Maria Acosta y llegar de nuevo a la calle Almanzor.

Las distancias con bastante cortas con lo cual en ningún momento te cansas ni tienes sensación de pérdida, ya que en casi todo momento la puedes ver a lo alto del cerro.

Descubriendo la Alcazaba de Almería

Tras ver desde la ciudad sus fantásticas murallas, ves la entrada principal a ellas. Hace un pequeño zigzag en cuesta arriba, llegando a la puerta de la Justicia y la Torre de los Espejos (lo cual constituye la entrada principal).

Alcazaba de Almería, ¿dónde está?
Booking.com

En el interior hay 3 recintos, los dos primeros musulmanes y el tercero de origen cristiano.

Recinto 1

Actualmente aparece ocupado por jardines, fuentes y zonas de paseo sin embargo, su función original era la de una urbanización, con numerosas casas, baños, dependencias, etc. pero con problemas de abastecimiento de agua solucionados a través de la noria y del aljibe que hoy en día aún se conservan.

De este recinto destaca el Muro de la Vela, un en el que se reflejan las diversas modificaciones arquitectónicas que han ido acumulándose en la historia de la Alcazaba. Sobre el muro hay una gran campana, denominada Santa María la Mayor, que fue construida bajo el mandato de Carlos III. Esta campana en principio servía para avisar de las invasiones piratas, pasando posteriormente a marcar los turnos de riego.

Enfrente del Muro de la Vela, se puede contemplar una impresionante muralla de defensa que, atravesando un barranco, sube hasta el Cerro de San Cristóbal.

Recinto 2

Separado del uno por la muralla del Velo, por la cual puedes recorrerte todo el ancho del complejo y hacer fotos de la parte sur y norte de la misma, viendo el aspecto global del complejo.

Formaba una pequeña ciudad palaciega, uno de los edificios mejor conservados es el de los aljibes, a su lado, se encuentra una ermita mudéjar mandada construir por los Reyes Católicos. En esta zona podemos visitar una preciosa vivienda musulmana, reconstruida con todo detalle y sus numerosas fuentes de la suerte con pececillos donde los visitantes piden deseos lanzando monedas a sus aguas. Por otro lado se encuentran los llamados baños de la tropa, siguiendo el modelo de los baños romanos.

En este recinto estuvo el Palacio de Almotacín derruido por un terremoto.

Recinto 3

Tras la toma de la ciudad bajo el mandato de los Reyes Católicos mandaron construir un Castillo en la parte más elevada de la Alcazaba. Su ejecución provocó la desaparición de gran parte del área palaciega anterior. A este recinto, protegido por tres torres y un foso, se accedía a través de un puente elevadizo. Todo el conjunto está dominado por la Torre del Homenaje, que presenta una portada gótica, coronada por el escudo de los Reyes Católicos. En esta Torre se conservan aún numerosos cañones. En el centro del patio hay un aljibe rectangular y unas construcciones subterráneas que se utilizaban como mazmorras.

Otras dos construcciones importantes son: la Torre de la Noria del Viento y la Torre de la Pólvora, con excelentes miradores a la ciudad y a su mar.

Entre algunos de los hechos históricos que le dan sentido a este emplazamiento señalar que Almería era la salida marítima más importante de Al-Andalus, siendo a la vez el cuartel general de la flota omeya y dentro de ella se construían navíos de guerra. Almería también fue el mejor mercado de la España musulmana. No sólo venían a su puerto los mercaderes musulmanes desde Egipto y Siria sino también los cristianos de Francia e Italia. Mercaderes y viajeros abundaban en sus calles, y los impuestos sobrepasaban con gran diferencia los de cualquier otro puerto de mar.

Respecto a sus visitas decir que se encuentra en el histórico barrio de La Chanca, origen de la ciudad en donde las casas se hacían en cuevas y que está situado mirando al Puerto. Se puede visitar tanto por la mañana como por la tarde hasta las 8. Puedes ir por libre o contratar un guía en distintos idiomas. La entrada para los ciudadanos almerienses es gratis para los que no sois de aquí, entrar costará sobre unos 3 eurillos aproximadamente, muy poco para toda la inmensidad que hay que ver.

Otro detalle importante es que desde hace ya dos años, durante los meses de julio y agosto, todos los viernes y sábados a las 10 y a las 12 de la noche hay unas visitas que son gratis para todo el que quiera ir en las que hay un guía que te lo va explicando todo además de un teatro con personas vestidas de musulmanes, un concierto con música típica musulmana, otro concierto cristiano y una degustación de tés, limonada y dulces típicos. Yo he estado este verano dos veces en estas visitas en las que podemos disfrutar además de su espectacular iluminación y me han encantado, por eso conozco tan bien a esta bella Alcazaba.

Concluciones

Alcazaba de Almería

No me esperaba por ningún sitio tal complejo artístico, tanto por su precio (gratis), tamaño (enorme comparado con la de Málaga, y una de las mayores arquitecturas musulmanas en la península tras la Alhambra de Granada), y por las sensaciones que transmite.