Para aquellos que alguna vez tengáis la oportunidad de venir a la costera ciudad de Almería, quiero compartir con vosotros uno de los sitios con encanto e historia más importantes de esta ciudad.

A los pies de la Alcazaba de la ciudad, y en pleno centro histórico de la ciudad, rodeada de varios de los más representativos monumentos, está situada la plaza de la constitución, conocida por los que hemos vivido allí siempre como «La Plaza Vieja».

Os podría contar su pasado musulmán, que fue zoco, que algunos toreros tuvieron su tarde en ella, o tantas cosas más, pero todo ello seguramente lo podríais ver en google. La plaza es porticada y dentro de ella está situado el ayuntamiento, a cuyos políticos nadie quiere ver, pero que tiene una bonita escalinata de mármol de Macael. El centro de la plaza está presidido por el «pingurucho» de los coloraos, monumento a la libertad con bastante historia.

Seguramente os interesará más que os cuente que, hoy en día está rodeada de buenos bares en los que os podéis sentar y disfrutar de una cervecita bien fresca (o vino) junto con una tapa escogida de la carta o de las que «cantan» los camareros. En especial, muy cerca de ella se encuentra «Casa Puga» que los almerienses conocemos bien. En Feria, sobre el 20 de agosto, se monta una carpa con varias barras en las que sirven «porrones», «botas» y «cubalitros» de tinto de verano o de rebujito, todo ello acompañado de sus correspondientes tapas. La plaza se pone a tope, la música y la bebida hacen que difícilmente tengas tiempo de aburrirte. Las cruces de mayo, tienen también a esta plaza como protagonista, aunque con menos gente que en feria.

En alguna nochevieja, desde el canal autonómico, se ha retransmitido «las doce uvas» desde ella, y también fue protagonista en el boom «Bisbal», ya que se retransmitía desde allí el apoyo que se le dio a mi paisano en aquel momento.

plaza vieja almeria

Hoteles cerca de Plaza Vieja
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Almería
Buscar

En un corto paseo se alcanza la catedral de Almería, un convento de monjas de clausura (donde mi madre llevaba los fascículos de los periódicos para que los encuadernaran y donde hacían unas obleas muy ricas por encargo), el arzobispado y desde ella salen muchas excursiones (a pie) que tienen como destino la Alcazaba. Pero todo lo anterior, os sirve si queréis hacer turismo cultural, si lo que os interesa es otro tipo de turismo, es importante que os cuente que por la noche la zona de marcha de Almería (conocida como las cuatro calles) queda también a tiro de piedra, o que muy cerca se encuentra «la calle de las tiendas» (no deja lugar a la imaginación ¿no? que desemboca en la Puerta Purchena, que es el considerado como el centro neurálgico de mi ciudad, desde donde podéis bajar por el paseo de Almería donde están las principales tiendas de moda.

En estos momentos, debido al paso del tiempo y al uso dado a la parte del ayuntamiento, se está remodelando y reconstruyendo, eso si respetando la fachada original. Todo esto para hacerle un lifting a uno de los monumentos más emblemáticos de Almería.

Un saludo y espero que tengáis la oportunidad de visitarla algún día.