La Villa de la Orotava aún conserva su casco antiguo delimitado perfectamente, algo que le ha permitodo obtener la declaración de Conjunto Histórico-Artístico.

Sus habitantes reciben el nombre de orotavenses o villeros y aunque el núcleo principal de la población es la villa hay otros muchos núcleos donde se reparten sus habitantes.

En sus calles, cuajadas de edificios de interés, se concentran obras dignas de ser admiradas, tales como la Ermita del Calvario, la iglesia de San Agustín, la Plaza de la Constitución, la Carrera del Escultor Estévez, la iglesia de Santo Domingo o el ex convento de San Benito Abad, entre otros.

El Valle de la Orotava es conocido como el Jardín del Teide. Esta vasta zona se extiende desde las mismas faldas del gran volcán hasta una costa de sugerentes formas y sabor marinero; un conjunto que ofrece al visitante todo el encanto y la amabilidad de sus pueblos, y una sorprendente belleza monumental y paisajística.

La comarca está formada por los municipios de Puerto de la Cruz, La Orotava y Los Realejos, tres enclaves peculiares que dan vida a un lugar perfecto para disfrutar de unas completas vacaciones, en las que todo es posible en cualquier época del año.

El clima de este rincón noroccidental es particularmente benigno, con temperaturas siempre primaverales y una media anual de 20 º C: un ambiente perfecto para disfrutar plenamente de calles cuajadas de historia, del verdor continuo de sus paisajes y de una ciudad turística y cosmopolita cuya tranquilidad sigue seduciendo a propios y extraños.

¿Quieres reservar una guía?

El Valle de La Orotava nos ofrece a todos los visitantes una amplísima y sugerente oferta de ocio, en la que prima el contacto directo con la naturaleza, con actividades que nos permiten disfrutar de un paisaje único o también disfrutar del placer de sumergirnos en cualquiera de sus preciosas playas. Senderismo, rutas a caballo o en bicicleta, parapente o surf son algunas de las opciones a tener en cuenta.

Lo que más me gustó de la villa fue su centro histórico donde podréis encontrar, no sólo edificios religiosos como la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción o la de San Agustín, sino unas casonas verdaderamente preciosas como las de (esperad que me coja el folleto turístico que me traje de recuerdo, porque obviamente, no me las se de memoria) Lercaro, Zárate-Machado, Mesa, Monteverde, Ponte y Franchy.

Pero la que más me gustó (y no necesito folleto para acordarme) fue la Casa de los Balcones una impresionante casa señorial de tres plantas y como su nombre indica tiene unos preciosos balcones de madera. Una vez que accedáis al interior descubriréis un precioso patio con más balconadas de madera y lleno de vegetación. En uno de sus salones podréis ver cómo se hace artesanalmente los calados y bordados tan típicos de la zona, también los podréis comprar. Hay auténticas obras de arte pero cuando pregunté por el precio de una mantelería casi me caigo ya que costaba casi 400€ realmente era una maravilla pero se me iba un poco del presupuesto. También tiene un centro de enseñanza y divulgación para que no se pierda esta artesanía, de hecho, esta actividad en sí constituye nun importante atractivo turístico de la zona.

Por los pelos nos perdimos una de las celebraciones más importantes de La Orotava, la fiesta del Corpus que es cuando el casco histórico ( creo que fue declarado Monumento Nacional o algo parecido ) se llena de alfombras de flores y en la plaza del Ayuntamiento se confecciona un enorme tapiz de flores y tierra.

La Orotava, ¿dónde está?
Booking.com

Por cierto, se me olvidaba mencionar los jardines La Hijuela del Botánico y el jardín de La Victoria en el mismo casco y que poseen tanto zonas verdes como recreativas y amplios paseos para disfrutar de la naturaleza

El Parque Nacional del Teide, con toda su espectacularidad y belleza, y el Observatorio Astronómico de Izaña, son otras posibilidades que conviene no olvidar a la hora de visitar el Valle de La Orotava.

la orotava

Decidir dónde alojarse es ya una cuestión de preferencias, porque en la zona hay una amplia oferta de alojamiento, por lo que podemos optar entre grandes establecimientos de cuidadas instalaciones y servicios de primer orden, pequeños hoteles con encanto, casas rurales y apartamentos turísticos. El Valle cuenta, además, con todo lo necesario para la celebración de fructíferos encuentros de trabajo.

Nosotros disfrutamos de unas vacaciones en Puerto de la Cruz así que, durante nuestra estancia, tuvimos la ocasión de conocer bien todo el Valle de La Orotava, que es de una belleza incomparable y os recomiendo visitar.

Encontré la visita muy interesante y es una buena alternativa si está en Tenerife y un día quieres cambiar la playa o el Teide por algo diferente. Si sales a primera hora de la mañana para la hora de comer ya has terminado.