Si hay una Ciudad, con mayúsculas, bella en Canarias, es San Cristóbal de La Laguna. Ciudad tranquila a la par que cosmopolita. Antigua, aunque moderna.

San Cristobal de La Laguna es también llamada la ciudad del Adelantado aunque el nombre por la que la conocemos aquí y cómo se dice de una manera familiar es La Laguna.

Un poco de Historia

La historia cuenta que Alonso Fernández de Lugo, se asentó en “Aguere” (la laguna en lengua guanche) con sus tropas cuando la conquista, por que consideró a su llegada a la isla que aquel lugar tenia de todo, además de estar protegido de los piratas al estar alejado de la costa.

El primer asentamiento fue en la actual iglesia de Nuestra Señora de La Concepción. Las edificaciones se construyeron de forma ordenadas según el plan que imperaba en Europa, que era de cuadrícula, que se conserva hasta hoy en día. Poco después se construyó la Catedral. Otro edificio emblemático es la Universidad, situada en la Cruz de Piedra.

Cómo es San Cristóbal de La Laguna

Es una ciudad que está muy cerca de la capital, Sta. Cruz de Tenerife, a unos 9 ó 10 kilometros por la Autopista del Norte.

Está a unos 800 metros de altitud sobre el nivel del mar, lo que hace que sea una ciudad bastante más fresquita y húmeda en invierno, aunque en la época estival hace mucho calor.

San Cristóbal de La Laguna, ¿dónde está?
Booking.com

Cuentan que está enclavada encima de una antigua laguna, que por lo visto se fue secando, y de ahí su nombre. Puede que tenga algo de verdad, pues es muy húmeda, lo que hace que tenga algunas características especiales .

Una de estas características y que siempre me ha llamado la atención es que en muchos tejados, sobre todo en los de antigua construcción, entre las tejas haya muchas plantas, llamadas verodes.

Es una característica muy singular y por eso se dice que en La Laguna es la única ciudad del mundo donde crecen plantas en los tejados.

Desde esta altitud tiene una vista maravillosa, en los días que está despejado, de todo el mar Atlantico y de la capital Santa Cruz..

Allí está ubicado el aeropuerto de Los Rodeos, desde salen casi todos vuelos que nos llevan a la peínsula, ya que el aeropuerto del Sur, está mas bien destinado a vuelos charter y con destinos extranjeros, pero en ambos hay vuelos hacia todos los sitios.

¿Quieres reservar una guía?

Una característica de este aeropuerto es que debido a las nieblas, en muchas ocasiones, lo tienen que cerrar desviando los despegues y aterrizajes hacia el sur.

También en La Laguna está la Universidad, donde se pueden cursar todo tipo de carreras, haciendo que esta ciudad tengan un ambiente estudiantil muy joven .

Una de las calles más conocidas es la llamada la calle de la Carrera, donde están ubicados una gran multitud de comercios, y alrededor de esta calle se concentra gran parte del comercio lagunero.

En esta misma calle al final de la misma está la catedral de La Laguna.

Tiene un gran Patrimonio Artistico y Cultural, y en ella se celebran muchas exposiciones de todo tipo, pintura, escultura, fotografía, etc.

Es una ciudad antigua y moderna, que los visitantes a las islas canarias, no se debieran perder.

En ella no se ofrece sol y playa, pero sí, arte, cultura y buena gastronomia.

Aparte de todos estos datos, hay que decir que La Laguna es Patrimonio Histórico de La Humanidad desde el 5 de diciembre de 1999. En la laguna no hay grandes edificaciones, lo que la hace mas intima.

Mi experiencia

El visitante se siente cono en su casa, ya no solo por sus gentes, sino también por el ambiente en que se mueve, porque aun siendo una cuidad con un toque antiguo, no deja de tener de todo cerca de la mano.

Las noches de los fines de semana se respira un ambiente de fiesta especialmente en la zona denominada el cuadrilátero, zona de bares y Pub., donde se dan cita cientos de personas para vivir un fin de semana intenso.

En navidades, esta es la ciudad del archihalago donde mas se impregna ese espíritu de diversión y fiesta, ya que se cuidan detalles no solo por parte de las autoridades, sino también de los cuidadazos y te puedes encontrar desde bandas musicales que recorren las calles en coches antiguo tocando, hasta puesto en las esquinas donde te dan vaso de chocolate caliente para entrar en calor.

La Laguna es mágica. En cada piedra de cada casa, en cada adoquín de cada calle, se respira ese no se que te embriaga. La Laguna hay que vivirla.