Si, si. En el Mariposario del Drago, hay cientos de mariposas de las zonas tropicales de nuestro planeta, viviendo en un enorme jardín acristalado de 400 metros cuadrados y 7 metros de altura. Dentro de ese ingente invernadero se reproduce el hábitat natural de estas mariposas, dónde vuelan en completa libertad, a pesar de estar cautivas.

La vida media de una mariposa es de tres semanas, así pues, el hecho de pasar ese corto espacio de tiempo en un jardín de este tamaño no les resulta perjudicial. Están tan acostumbradas a convivir con el hombre que no se asustan de nosotros y siempre hay alguna que se posa en tu ropa(sobre todo si vistes de colores chillones) o en tu pelo y debes andar con cuidado de no pisarlas porque descansan en cualquier parte, incluido el suelo.

Ya el jardín en sí es una auténtica delicia: cascada, riachuelo, plantas tropicales. Pero la experiencia de sentir las mariposas sobre ti y acercarte a ellas sin que se asusten y echen a volar es inexplicable. Yo hice seis carretes de 36 fotos cada uno y salieron unas fotos increíbles.

Otra experiencia preciosa fue ver nacer una crisálida. Allí mismo tienen una especie de laboratorio donde recogen los capullos y los cuelgan para controlar el proceso y que los visitantes podamos disfrutarlo sin producir ningún daño a las mariposas.

De vez en cuando alguien avisa de que una mariposa está a punto de nacer y todos vamos a agolparnos frente a tan increíble espectáculo. Yo vi nacer una monarca, recién salida del capullo su cuerpo era más grande que sus alas, encogidas aún por el líquido amniótico y por el reducido espacio del capullo. Tardó cinco minutos en cobrar el aspecto normal y permaneció durante 3 horas sujeta con sus patas al capullo, hasta que sus alas se secaron completamente y pudo volar.

Ésta, la monarca, es la especie que emigra cada año de Méjico a Canadá en millones de bandadas y que siempre nos sacan en las noticias. Recorren 80 kms por día volando a una media de 18 km/h. Las que regresan al año siguiente son una cuarta o quinta generación, pues la vida de estas mariposas es de unas pocas semanas.

Quizá la mariposa que más me impresionó fue la nocturna Attacus Atlas, una de las mayores del mundo. Las que vi medían 23 cms de envergadura, pero pueden llegar hasta 35 cms. Incuba como oruga durante 5 ó 6 meses, para luego vivir tan sólo 4 ó 5 días, el tiempo suficiente para poner huevos.

Todo esto lo sé porque hay cuidadores muy atentos que te responden a cualquier duda y te cuentan muchas curiosidades sobre las mariposas.

En la planta de debajo del jardín hay una exposición permanente con maquetas que reproducen el ciclo vital de las mariposas, muchas imágenes interesantísimas y una proyección sobre insectos.

Para mí fue la visita más interesante de mi viaje a Tenerife y me da mucha pena porque nadie ha oído hablar de esta maravilla. Todos mis amigos han estado en Tenerife y todos fueron al Loro Parque y a ver el Drago Milenario, sin saber que sólo a unos metros del Drago se encuentra el Mariposario.

mariposario del drago

Mariposario del Drago, ¿dónde está?
Booking.com

Para quien se anime a visitar esta maravilla que seguro no le defraudará, ahí van unos datos de interés:

Horarios:

  • Horario verano: 9-19 h.
  • Horario invierno: 9-18 h.

Precio de la entrada

  • Precio adultos: 6 €
  • Precio niños: 3 €

Dirección:

Icod de los Vinos (junto al Drago Milenario)
Tfno.: (34) 922 81 51 67
Email: mariposario@wanadoo.es
TENERIFE – ISLAS CANARIAS

Ah!! Y no olvidéis la cámara de fotos y un montón de carretes!! También se permite la filmación en vídeo.