Barcelos

Actividades que te recomendamos

Creo que ya os he comentado que el verano pasado estuve viajando por el norte de Portugal, y os recomendé que os animarais a salir de la monotonía de visitar sólo el Algarve o la zona de Lisboa cuando hacéis turismo por tierras lusas.

Pues bien, hoy os voy a enseñar un sitio muy bonito que se encuentra situado en otra bella y monumental ciudad portuguesa, Barcelos. Se trata del Palacio de los Condes de Barcelos. Pero antes os voy a dar unas indicaciones sobre la ciudad por si la visitáis…

Dónde está Barcelos

Barcelos es una ciudad muy bonita del norte de Portugal, pertenece al distrito de Braga.

Está atravesada por el río Cávado.

Históricamente fue una ciudad de asentamiento romano y de importancia también en la época cartaginesa. Por su situación estratégica, sirvió de enlace entre España y Portugal.

Si a alguno os suena por algo, seguramente será por su relación con el gallo de Portugal (Gallo de Barcelos), que seguro que todos conocéis, ya que es el símbolo nacional de Portugal. Pero es una ciudad que tiene mucho que ofrecer y que bien merece una detenida visita.

Hoteles baratos cerca de Barcelos
Booking.com

Qué ver en Barcelos

puente de barcelos

Barcelos tiene un patrimonio monumental y arquitectónico bastante extenso. Destacan sobre todo:

  • Puente Medieval, del siglo XIV.
  • La Iglesia matriz del siglo XIII.
  • Torre del Homenaje, del siglo XV.
  • El palacio de los Duques de Baraganaça o de los Condes de Barcelos ( es conocido por ambas denominaciones)
  • Iglesias como la de Nossa Senhora do Terço, de la Misericordia y del Buen Jesús da Cruz.

Es aconsejable también la visita de la feria semanal que se instala en la plaza de la Feria en la que podremos adquirir objetos de artesanía y sobre todo cerámica, que es muy apreciada en la zona.

La Leyenda del gallo de Barcelos

Gallo de Barcelos

Ya que os estoy hablando de esta bonita ciudad no voy a dejar pasar la oportunidad de comentaros la leyenda que dio origen al que es el actual símbolo de Portugal y que tuvo su origen en la ciudad de Barcelos. Seguro que todos conocéis este emblemático y colorido gallo y más de uno seguro que lo tenéis en casa, en algún objeto o suvenir que tengáis y que proceda de Portugal.

La leyenda dice que un peregrino gallego, en su ruta por el camino de Santiago, mientras se encontraba en Barcelos, fue acusado de robar plata. El peregrino se declaró inocente, sin embargo se ordenó que fuera ejecutado en la horca. En el momento de proclamar su inocencia ante el juez, que se estaba comiendo un gallo asado dijo que si era verdad lo que él decía, el gallo se levantaría y empezaría a cantar…y así ocurrió, por lo que libró de la horca.

Con esta leyenda, el gallo se convirtió en el símbolo de Portugal. Y en Barcelos podréis encontrar numerosas esculturas de este gallo por toda la ciudad.

El Palacio de Barcelos

palacio barcelos

Es casi lo primero que vemos al entrar en la ciudad, a continuación del Puente que cruza el río Cávado, que es un bonito puente medieval que os comentaré otro día.
Se encuentra en una zona elevada, dominando la ciudad, junto al río. Su importancia es tal en la ciudad que ha sido declarado Monumento nacional.

Junto a él se encuentra la Catedral (Iglesia matriz) y “la Picota o Pelourinho” del siglo XV, que de estilo gótico y realizada en granito, es una columna muy alta situada sobre una base escalonada y que tiene a modo de capitel una jaula tallada en piedra.
El palacio es un edificio de piedra, rodeado de jardines. En la actualidad es también sede del Museo arqueológico.

palacio de barcelos

Es un sitio de visita libre o gratuita y el museo de su interior por ende, igual. Por tanto nos hayamos con un museo al aire libre.

Es de estilo gótico y su origen se sitúa en el siglo XV ,fue construido por el rey Alfonso (octavo conde de barcelos y primer duque Bragança). En la actualidad se encuentra algo deteriorado, ya que en el siglo XVIII fue abandonado tras ser bastante afectado por el terremoto de 1755. Por ello sólo cuenta con algunos de sus muros principales.Entre las ruinas de lo que fue se pueden apreciar también los restos de lo que era una torre que se situaba junto a la puerta principal a la que se accedía por un puente de madera.

chimenea palacio de barcelos

En sus orígenes se encontraba flanqueado por cuatro enormes chimeneas, de las que en la actualidad sólo se conseva una. Estas chimeneas, de gran altura eran símbolo de riqueza y sólo se situaban en las casas de los más pudientes.

Dentro se exponen diferentes objetos realizados en piedra como sarcófagos, lápidas escudos o blasones…todo ello procedente de iglesias, conventos y casas que ya han desparecido.

palacio de los condes en barcelos

En los jardines que lo rodean podemos encontrar también un Crucero (Crucero del Señor del Gallo). Si recordáis la leyenda, que os acabo de comentar….Pues la historia continúa…..Se dice que nuestro querido peregrino gallego volvió años después a Barcelos para esculpir este crucero con la historia del gallo. En los relieves de su superficie podemos apreciar al peregrino, al gallo y hasta la horca. Es del siglo XIV y es la pieza más importante del museo.

Se pueden ver también capiteles románicos y las paredes interiores se encuentran engalanadas con mosaicos hechos con los típicos azulejos portugueses.

La visita al museo como os he dicho, es gratuita, y el horario de visitas es de 9 a 19h, y en invierno de 9 a 17.30h.

Mi opinión

Barcelos

Mi visita a Barcelos fue, como no, el resultado de una recomendación de la oficina de turismo de la ciudad donde me encontraba, Esposende. Nos dijeron que merecía la pena visitar el mercado que semanalmente se organiza en el centro del pueblo.

Yo por mi parte, desconocía la importancia monumental de Barcelos (no sabía ni que era la cuna del principal símbolo portugués). Por ello decidimos hacer la visita en una tarde. Al llegar allí nos dimos cuenta de todo lo que había que ver, y tras recorrer a toda prisa el Mercado (que es curioso también), nos vimos obligados a improvisar una rápida visita cultural a la ciudad.

Nada más llegar te das cuenta de la belleza de la misma y de toda la historia que sus calles y edificios albergan. El mercado colorista (que otro día os comento ) es sólo el preludio de todo lo que debes visitar entre las muchas esculturas de gallos que se dispersan por toda la ciudad.

puerto de artesania en barcelos

En cuanto al palacio, es un sitio bastante curioso. La primera impresión que nos da es que trata de un castillo, ya que sus elevados muros de piedra y su estructura poligonal nos recuerda a las construcciones fortificadas. Su situación privilegiada, en la orilla derecha del río Cávado, en lo alto de un promontorio nos lleva también a pensar que pudiera ser un castillo. Sin embargo, es en realidad un palacio que es reflejo de la riqueza de los que fueron sus moradores.

Entramos y descubrimos la riqueza que su interior alberga en las diferentes dependencias que en su día formaban el palacio. Los elementos arquitectónicos que se exponen son variados. Lápidas y sarcófagos medievales conviven con otra serie de elementos propios de la vida cotidiana del palacio como fuentes o pilas y junto a ellos aun presiden las estancias los diferentes escudos y blasones tallados en piedra.

Llama mucho la atención, la alta chimenea cilíndrica que queda de las cuatro que existían en un principio. Pudimos ver también una especie de escenario, que en su momento debió de servir para diferentes representaciones, o bailes…Y curiosamente unos músicos estaban afinando sus instrumentos y ensayando lo que supongo que sería un posterior concierto. Imagino que debido a la belleza del lugar, se ofrecen recitales de música o conciertos al aire libre, en las noches de verano.

vistas desde torre da porta nova en barcelos

En el exterior se pueden observar más restos arqueológicos dispersados por el jardín. Me llamó mucho la atención que piezas que seguro que son valiosas se encontraran a la intemperie sin ningún tipo de protección contra las inclemencias del tiempo, o contra los desaprensivos que pudieran dañarlas.

Las vistas desde el exterior son preciosas ya que al encontrarse elevado nos permiten divisar el río y el bonito puente medieval. Y su situación en pleno histórico, hace que realizando un recorrido alrededor del palacio, tengamos una visión de los principales edificios de la ciudad.

vista de barcelos

En cuanto al crucero (Crucero del Señor del Gallo), que como os he dicho es la pieza más importante del museo, se eleva majestuoso recordándonos la influencia de Galicia en el norte de Portugal. Y sus escenas talladas son la mejor explicación de porqué el gallo un símbolo.

Os recomiendo que conozcáis el palacio, pero por supuesto es imprescindible que veáis toda la ciudad . En cuanto al palacio, fue una visita que me encantó, no sé si porque fue improvisada, o porque la belleza y la luz del lugar junto al sonido propiciado por el ensayo de los músicos que allí se encontraban crearon el ambiente más propicio para disfrutarla.

Imágenes: Krysztof Golik (Wikipedia) (2) | Joseolgon (Wikipedia) (2) (3) | Joao Carvalho (Wikipedia) (2) (3)

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.