Cascais

Actividades que te recomendamos

Cascais es un pueblecito pesquero de la costa que está un poco más allá de Estoril pero que no tiene nada que ver con éste. Lejos de los magníficos chalets amurallados de Estoril, Cascais es un pueblecito de casas pequeñas pero muy bien cuidadas hecho para pasear y relajarse.

Cascais es un antiguo pueblo de pescadores que en la actualidad es muy turístico y vive sobre todo de este sector, aunque en su puerto todavía se ven barcos pesqueros. Antiguamente Cascais era el lugar de vacaciones de la aristocracia portuguesa y ahora mismo el novel de la gente propietaria de casas es bastante elevado, así como los precios de las casas.

Cómo es Cascais

Casco urbano de Cascais

El caso urbano de Cascais es pequeñito, pero muy bonito, son callejuelas pequeñas, llenas de tiendas y terrazas, con mucho ambiente, con músicos callejeros, malabaristas, bailarines, la verdad es que está bastante animado. La playa de Cascais es muy pequeñita, más bien, sería como decir que tiene dos calitas.

Fuera del territorio del Casco Urbano, Cascais es bastante grande, llena de Hoteles y Edificios de Apartamentos.

Zona de apartamentos en Cascais

Hoteles baratos cerca de Cascais
Booking.com

La Boca Do Inferno, el lugar más famoso de Cascais, es algo así como una formación rocosa que deriva en cavernas por donde entra y salen las olas. Muy bonito. Y tienen un mirador donde podréis verlo perfectamente.

Lo mejor es callejear al atardecer, es una zona muy agradable, limpia, sin delicuencia, no cuentan los atracos en los restaurantes, je, je., una ciudad hecha por y para el turismo, pero sin masificar, espacios amplios, callecitas pequeñas, un sitio acogedor para pasear tranquilamente y quedarse ensimismado mirando al mar a un lado y a las fabulosas villas señoriales al otro, sin prisa.

Boca do inferno en Cascais

Algo que no os podéis perder es el palacio de los Condes de Castro, conocido también como Museo Municipal, en la Av. Humberto I de Italia es digno de ver, palacete de 1910 en estilo revivalista. Colección de obras de arte, mobiliario indo-portugués y biblioteca con más de 3.000 volúmenes con ediciones del siglo XVII ,tiene acceso directo a la playa por un subterráneo y una pequeña playita privada. El enclave es inmejorable, no cabe duda que el que lo hizo escogió el mejor sitio.

Enfrente del museo/palacio esta la ermita de Sao Sebastiao del siglo XVI con preciosos azulejos y por ultimo el encantador parque que le rodea, donde hay un quiosco con terraza en la que se puede desayunar o merendar a precio más que asequibles, os lo recomiendo sobretodo si vais con niños, a mi hija le encanto pues a parte de los columpios, lago artificial etc, está lleno de pavos reales.

Bahía de Cascais

Si os entra hambre, estos son los restaurantes más recomendados de Cascais: O Pescador, Pipas, Villa Velha, etc. pero cuando llegué allí pude comprobar que sus precios no estaban al alcance de mi presupuesto, así que me dedique a callejear y alejarme de la «zona turistica» y os daré un par de nombres: «Pereira».  Tienen el mejor Bife que he comido en Portugal y por supuesto todo tipo de pescado grelhado. «O Viriato», superconcurrido por lo que si queréis pillar mesa para cenar, tendréis que reservar o acudir antes de las 20:30 h., tienen unas deliciosas gambas al ajillo por 8 € y unas estupendas sardinas, es un poco más caro que el anterior, pero merece la pena.

En cuanto a la zona marítima de Cascais, es moderna y bien equipada para atracar mas de 600 embarcaciones. Se completa con un centro comercial de moda con restaurantes y bares como Portugalia, Mercearia Vencedora, etc. Está bien para conocerlo y dar una vuelta, pero si queréis comer bien a un precio razonable dirigíos a los restaurantes que os he citado antes, apartados de lo que denominaríamos la zona «ave de paso cañazo».

Recomendaciones

Playa de Cascai

  • En el paseo marítimo, después de la boca del Infierno, tenéis un puesto-furgoneta de perritos calientes increíbles, no son los típicos perritos, llevan varias cosas más que lo hacen único. Probarlos.
  • No dejéis de beber vino verde, que además de no ser nada caro está buenísimo.
  • Pedid en alguna ocasión arroz con marisco, es parecido a nuestro arroz con bogavante, así, caldosillo, buenísimo también.
  • Y muy ricas también las sardinas asadas que tienen en carta todos los restaurantes. Muy ricas.

Qué ver cerca de Cascais

Boca do inferno en Cascais

Si tenéis pensado hacer ruta y conocer varios pueblos en un mismo día, os cuento lo que podéis ver cerca de Cascais.

Cascais está como a unos 25 Km. de Lisboa, lo que es un aliciente, porque siempre tienes la gran ciudad a un paso y porque Lisboa tiene muchísimas cosas bonitas que ver, aunque ya es preciosa en si misma, pero para hablar de Lisboa necesitaríamos otra opinión.

Está literalmente al lado de Estoril, porque cuando te quieres dar cuenta ya estás allí, desde lejos es como si sólo fuera un paseo marítimo, a partir de un punto Estoril y al otro lado Cascais, pero este último es mucho más bonito, Estoril, por lo menos para mí, no tiene nada especial, exceptuando el casino, al que le guste jugar, claro, porque por fuera tampoco es que sea muy bonito, por la noche con las luces y tal, da más el pego, pero por el día se ve bastante antiguo.

Playa Tamariz

También está muy cerquita de Sintra, y esta localidad si que es bonita, preciosa, tenéis el pueblecito que está lleno de callecitas pequeñitas y estrechas, con escaleras que suben y bajan calles llenas de tiendas con productos típicos portugueses, así como de restaurantes.

Pero luego podéis subir a la sierra de Sintra y ver el Palacio del Moro, lo cierto es que está bastante en ruinas, en la actualidad lo que podemos ver son las murallas del palacio y algunas torres.

También está la visita estrella que es el Palacio Da Pena, un palacio muy colorista, que se puede visitar por dentro y que aun guarda el mobiliario de la época, data del 1839 más o menos y fue encargado por el Rey Consorte Fernando II quien mando construir este Castillo sobre las ruinas del Monasterio de Nuestra Señora Da Pena. Visita obligada, además tiene unos jardines que casi nadie visita, que son realmente muy bonitos, llenos de estancas y charcas.

También Cascais está al lado de Guincho, aquí como atractivo tenéis una playa preciosa e inmensísima ideal para windsurf, surf, skiyurf y todo tipo de deporte terminado en surf. Eso sí, en ocasiones (muchas) hay muchísimo viento, con su correspondiente arena pegándote en la cara y el agua está bastante fría, pero claro, es el atlántico.

En definitiva, no dejéis de visitar Cascais porque os va a encantar.

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.