Óbidos

Actividades que te recomendamos

Óbidos es una villa medieval situada en la Regiao do Oeste, una región que da hacia el Océano Atlántico y se interna hacia el centro de Portugal. Óbidos se encuentra a 70 km al norte de Lisboa.

Es una pequeña ciudad completamente amurallada, murallas por las cuáles puedes hacer el primer recorrido alrededor de la ciudad. Sus calles estrechas suben y bajan a lo largo de toda la ciudad, salpicada por casitas blancas típicas, adornadas de mosaicos, flores y plantas.

Breve historia de Óbidos

Muralla de obidos

Fue fundada por los celtas en el año 308 a.C. En el siglo I fue conquistada por los romanos. A los romanos les suceden los visigodos que permanecen en la ciudad entre los siglos V y VI.

En el siglo VIII los moros ocupan la villa, la cuál es conquistada por los portugueses en el 1148. En 1282 (coincide con la boda en Óbidos de D. Dinis y la reina Isabel) Óbidos pasa a ser la dote integra de las reinas portuguesas hasta 1824.

Óbidos sufre varios terremotos y por lo tanto, encontrareis que muchos de sus monumentos históricos han sido parcial o totalmente reconstruidos. Pese a ello, la ciudad aún conserva su aire medieval intacto.

Hoteles baratos cerca de Óbidos
Booking.com

Qué ver en Óbidos

Castillo de obidos

Todos y cada uno de los rincones de esta villa son fotografiables, las calles son empedradas y adornan sus encaladas paredes blancas con maceteros llenos de geranios rojos.

Es muy turística por lo que recomiendo ir a primera hora, hay aparcamiento de sobra, pero obviamente fuera del recinto amurallado.

El Castillo de Óbidos

Castillo de obidos

El castillo medieval situado en un lugar estratégico, sobresale por la ciudadela y el palacio de los Alcaides en la parte Norte y la torre do Facho en la parte Sur. El Rey Dinis, mandó ampliar la alcazaba en el siglo XIV, construyéndose también la torre don Fernando (del homenaje).

A partir del siglo XV, la villa fue creciendo dentro de las murallas, accediendose a ella por cuatro puertas y dos póstigos, entre las que destaca la Porta da Vila, con un magnífico frontal de azulejos, donde las ancianas del lugar se ponen a hacer encaje de bolillos para mostrárselo a los turistas, es un trabajo primoroso.

Vistas desde el castillo de obidos

Los valientes que queráis subir y recorrer las murallas, tened cuidado, porque no hay ningún cartel avisando del peligro que os espera, por supuesto no recomiendo subir con niños, no hay vallas, solo una cuerdecilla y en algunos lugares brilla por su ausencia, la mejor opción para los que no sean tan osados es esperar en el castillo reconvertido en pousada=parador, como dormir esta al alcance de muy pocos 200 €/noche por habitación, nos podemos consolar tomando una cocacola 2.5 €, fuera de broma, es bastante peligroso, mi marido fue con nuestra hija pequeña, y volvió a los dos minutos para dejarla conmigo y volver a intentarlo, a los 5 min. regresó otra vez para dejarme el bolso con las cámaras, je. je. por si tenía que utilizar para salvar el pellejo ambas manos, y al final lo consiguió y regresó muy contento porque la vista es excepcional.

Otros lugares

Acueducto de obidos

Aunque el castillo es lo más llamativo de Óbidos, hay otros rincones que no puedes dejar de visitar:

  • Praça de Santa María: Es el centro de la ciudad y se abre a estrechas y sinuosas calles que se prolongan con escaleras, arcos, pasadizos y puertas ojivales. En ella destaca la iglesia de Santa María, templo mayor de la villa, donde en 1441, Afonso V se casa con su prima Isabel. A destacar el sepulcro renacentista y un retablo en el presbiterio de Josefa de Óbidos en el que se describe el matrimonio místico de Santa Catarina.
  • Museo Municipal: Ubicado en la antigua Casa Consistorial del siglo XVI, alberga obras de Josefa de Óbidos, fragmentos arquitectónicos medievales, recuerdos de la guerra contra Napoleón, objetos procedentes de excavaciones romanas, etc..
  • Porta Do Vale Ou Senhora Da Graça: es otra de las puertas de entrada a Óbidos, en la cual se encuentra una capilla-oratorio dedicado a Nta. Sra. da Graca. Fue reconstruida por un magistrado de las Indias en 1727, como promesa a su hija, que murió por amor por un joven obidense. Por lo tanto, esta capilla se convirtió en un verdadero templo, cuya nave no es más que una pequeña calle en su interior.
  • Iglesia de Santa María: iglesia principal ubicada en la plaza del mismo nombre. Data del periódo visigodo, fue transformada en mezquita durante la ocupación mora, y recuperada por los portugueses en 1148. En el siglo XV fue modificada por iniciativa de la reina Leonor, y en 1570, debido a los daños que sufrió por el terremoto de 1535, fue reconstruida totalmente.
    IGLESIA DE SAN PEDRO, de fundación medieval, solo conserva algunos vestigios góticos en el portal de su fachada. Se destaca en su interior, un magnífico retábulo dorado del período joanino.
  • Iglesia de la Misericordia: Antigua Capilla del Espíritu Santo, fue la reina D. Leonor quién fundó allí la Santa Casa de la Misericordia. Se destaca en su exterior, un portal sobre el cuál se erige un nicho con una figura de la Virgen con Niño de cerámica vidriada y pintada (que data de 1600). Su nave interior está revestido de mosaicos azules y amarillos. Al costado de la iglesia se encuentra el Hospital de la Misericordia, rico en detalles barrocos.
  • El acueducto: de 3 kms, mandado a construir por la reina D. Catalina de Austria, mujer de Joao III.

También puedes ver en la ciudad varias iglesias y capillas (Iglesia de Sao Joao, Iglesia de Sao Tiago, Capilla de Sao Martinho) y Ermitas (de N.S. do Carmo y de N.S. de Monserrate) más ( Hay varias iglesias para recorrer como la de Nossa Senhora do Carmo (Gótico – Romana), Santa María (Renacentista), Misericordia y Sao Pedro (del s. XVIII).

El mercado Medieval de Óbidos

mercadillo obidos

El mercado medieval se celebra todos los años en verano , lo que es un añadido más al atractivo turístico de la ciudad de Óbidos, tanto que año tras año atrae a multitud de visitantes.

Si vas caracterizado de la época medieval te cuesta más barato y se pueden alquilar trajes medievales al precio de otros seis euros si quieres vivir aún más la experiencia y se pueden sacar unos bonos que incluyen entrada , disfraz y cena medieval.

Es un curioso mercado en el que se combinan artesanía, comida y bebida en tabernas típicamente medievales, teatro, torneos, espectáculos, cetrería….Todo ello recreado con una ambientación tan perfecta, que haces un encantador y sorprendente viaje en el túnel del tiempo.

Si de por sí la ciudad merece la pena ser visitada, el hecho de que en los días en que decidí conocerla se celebrara el tan conocido mercado medieval hizo que el descubrimiento fuera aún mayor.

Nada más llegar y tras preguntar en la oficina de turismo, nos informaron de que para acceder al mercado debíamos subir a la parte alta de la ciudad.

Por el camino, por la que es la vía principal ya se apreciaba el ambiente festivo medieval, gran cantidad de gente ataviada con ropajes antiguos se cruzaban con nosotros.

santuario obidos

Las chicas lucían unas coronas hechas con flores secas que podían adquirirse en los pequeños establecimientos que van saliendo al paso, bazares, tiendas de recuerdos o incluso en puestos callejeros ( podéis ver cómo son estas coronas en una de las fotos).

Los niños van provistos de espadas, escudos, ballestas, arcos de madera que también pueden ser adquiridos en estos puestos.

Como guías tendrás la música que se oye en el interior de la muralla y la gente que va delante tuya aproximándose a la fiesta.

Ya cerca de la entrada se pueden sacar los pases de entrada y acceder al interior y dentro la recreación de la fiesta medieval es increíble, es como si el tiempo se hubiera detenido, los detalles han sido cuidados al máximo y la gente está vestida a la perfección, pero es que el ambiente de jolgorio que en esa época debió vivirse está presente en el lugar.

Encontramos puestos donde adquirir diferentes objetos de artesanía, todos ellos parecen medievales, es asombroso.

Junto a ellos hay rincones donde se practican actividades variadas y propias de la época, como la cetrería , el tiro con arco, hay mercado de animales, los carros guiados por burros campan a sus anchas. Espectáculos de danza, teatro, canto en cada esquina, y para continuar la visita, nada como reponer fuerzas tomando algo.

Encontramos puestos donde se puede adquirir comida o bien comer in situ, en mesas y bancos de madera compartidos con vasos y platos de barro con hogueras donde se cocinan caldos en pucheros de latón y carne a la barbacoa. De verdad que es increíble la recreación de la época, no sé si por las fotos podréis llegar a apreciarlo.

Para finalizar y como colofón se celebra un torneo medieval al que por supuesto acuden el rey y la reina y todo su séquito situados en una tribuna, luchas entre caballeros medievales a caballo que sin duda te transportarán a otra época.

Es un evento al aire libre y allí la temperatura incluso en verano no es muy alta , viene llevar alguna chaqueta por si refresca.

Finalizada la fiesta y de vuelta por la calle principal te recomiendo que pruebes el licor de guindas (Ginja de Óbidos) que se sirve en pequeños vasitos de chocolate que luego claro está te comes, como si de un bombón de licor se tratara, es una delicia.

Alojarse, comer y salir

Vistas del pueblo de obidos

Tienes varias opciones de alojamiento que van de:

  • habitaciones en casas (turismo de habitaciones) entre 40 y 50 euros por habitación con desayuno aproximadamente (temporada alta). Son casas muy bonitas, bien puestas y la gente es muy amable.
  • hoteles y albergues: de 3 y 4 estrellas, con piscina, preciosas habitaciones y vistas. Los precios oscilan entre 70 y 120 euros (temporada alta).
  • la pousada: es preciosa y esta muy bien decorada. Su precio oscila entre 165 y 250 euros, según temporada y habitación.

Para comer también hay varias opciones que van desde los restaurantes de hoteles a pequeños restaurantes y bares con comidas típicas a lo largo de la ciudad. En este sentido, tienes opciones para escoger. La ciudad tiene mucho movimiento tanto de día como de noche, donde puedes encontrar bares abiertos, repletos de gente joven hasta tarde.

También la ciudad está repleta de pequeñas tiendas donde encontraras productos típicos en artesanías y bebidas. Puedes encontrar tiendas de vinos y chocolates, de música celta y medieval y de artesanías de Óbidos, como mosaicos, imanes, muñecos de personajes históricos de la ciudad, etc.

Los alrededores de Óbidos

Vistas desde la Muralla de obidos

Si te quedas con ganas demás, cerca de Óbidos puedes encontrarte con:

  • Lagoa de Óbidos: a 17 Km. en dirección a Peniche se encuentra esta laguna navegable formada a partir del gran golfo existente en la Edad Media entre Peniche y Nazaré. Es un frágil ecosistema donde diversas especies encuentran un privilegiado habitat, se pueden observar numerosas aves migratorias.
  • Praia da Foz do Arelho: Junto a la laguna, es un extenso arenal con cualidades terapéuticas. En Agosto que es cuando yo fui está hasta arriba porque las aguas son mas calientes y tranquilas que las del atlántico y los portugueses aprovechan para ir con sus hijos. Hay una pequeña lonja donde se pueden comprar todas las especies que se pescan en la laguna: berberechos, almejas, etc.También hay restaurantes donde preparan los productos típicos de la zona.
  • Peniche: A 14 Km. de Óbidos, es el tercer puerto pesquero en importancia de Portugal. Está sobre una pequeña peninsula rocosa unida al continente por una lengua de arena. El sitio ideal para hospedarse y sobretodo para comer, porque el pescado y el marisco es excelente y superbarato.
  • Islas Berlengas: Se va en barco desde Peniche, rodeando el cabo Carvoeiro, la travesía dura 1 hora aproximadamente, es un archipiélago formado por una isla de 2 km2 y varios islotes, es la única reserva marítima de todo el país, aunque parece mentira al ver a los submarinistas pescando con botellas de oxigeno, en vez de a pulmón, pero bueno…

Conclusión

Vista panorámica de obidos en portugal

Óbidos en mi ranking particular de ciudades portuguesas está en el puesto nº 3, justo después del nº2 Tomar y el nº1 Sintra.

Es una ciudad que se puede ver perfectamente en una mañana, y los alrededores por la tarde. Pero está claro que es visita obligada porque pasear tranquilamente por sus calles es un auténtico lujo.

No dejes de ir a esta ciudad, sobre todo si tienes previsto estar en Lisboa o en otra ciudad cercana como Oporto o Coimbra. La gente es super amable y servicial, y creo que te sentiras cómod@, relajad@ y bien atendid@ en esta pequeña villa.

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.