Guimarães

Actividades que te recomendamos

Siguiendo con mi empeño en que conozcáis Portugal, porque está tan cerquita…. Y como la Semana Santa está a vuelta de calendario, hoy quiero recomendar otro de sus espléndidos rincones, una ciudad histórica y para más datos Patrimonio de la Humanidad “Guimarães”, hasta el nombre lo tiene bonito.

Guimarães, situada en el Norte de la nación a muy poquita distancia de Braga, y no demasiado lejos de Oporto (55 kms.), «es la cuna de Portugal», ninguna otra ciudad portuguesa tiene su pasado histórico, allá por el siglo XII Dom Afonso Henrique la convierte en capital del país.

Es una ciudad medieval en perfecto estado de conservación, con murallas y castillo y una variedad inmensa de estilos, desde el románico, al mudéjar, desde el barroco, al neoclásico, presente en los cientos (es un decir, porque son muchísimas) de iglesias que pueblan la ciudad y por supuesto el magnifico palacio de los Duques de Bragança.. De alguna manera me recuerda a Cáceres y a Asissi, tres ciudades en las que es un placer perderse entre sus calles porque siguen conservando el aspecto que tuvieron en la época medieval.

Dónde está Guimarães

395 Km. de Lisboa y a 55 Km. de Oporto. Entre Oporto y la frontera española de Galicia, el verde país del Miño ha recibido el sobrenombre de «Jardim de Portugal», por la belleza de sus paisajes.

Un poco de historia

Castillo de guimaraes

En el siglo XI, el Rey de león había concedido a un cruzado borgoñón, como premio por haberle ayudado a combatir a los moros, un pequeño condado situado entrel el Miño y el Duero.

Hoteles baratos cerca de Guimarães
Booking.com

El hijo de ese conde Afonso Henriques, nació y creció en este castillo; pero cuando él a su vez tuvo que empuñar las armas, aprovechó la ocasión para proclamarse Rey de los portugueses, en 1139, fijó su capital en su ciudad natal y siguió comiéndoles terreno a los moros por su cuenta. Afonso Henriques llegaría a conquistar alguna plaza mora, incluso en el lejano Alentejo.

Qué ver en Guimarães

Palacio de guimaraes

  • Paço Dos Duques de Bragança: Mandado construir en el siglo XV por el primer duque de Bragança Este palacio tiene cuatro cuerpos que cercan un patio interior. Lo más curioso son unas chimeneas cilíndricas que sobresalen poderosamente sobre el resto del tejado. El interior es digno de admirar pues esta muy bien conservado, cuidan todos los detalles, música, incluso tienen maniquíes con los réplicas de los ropajes que vistieron los nobles habitantes de este palacio, también por original, destaca la capilla pues esta sobre uno de los patios del palacio y se puede apreciar mejor toda la arcada.
  • Igreja De Sao Miguel Do Castelo: Andando unos 100m. nos encontramos con la capilla románica de San Miguel, conserva la pila donde se dice que el Rey Afonso fue bautizado. Como fuimos en agosto tuvimos el privilegio de contemplar una procesión.
  • Castelo de Sao Miguel: Castillo medieval asociado a los orígenes del reino portugués. De planta gótica, está formado por una muralla con ocho torres almenadas y la del homenaje. Según la tradición aquí nació el primer Rey de Portugal.
  • Largo de Oliveira: Centro del casco histórico donde se encuentran el PADRAO DO SALADO, templo gótico del siglo XIV, la DOMUS MUNICIPALIS (antiguo Ayuntamiento) y la COLEGIATA DE NOSSA SENHORA DA OLIVEIRA, antiguo monasterio restaurado por Joao I en agradecimiento por su victoria en Aljubarrota. Su torre manuelina data de 1515
  • Museo de Alberto Sampaio: Ocupa el hermoso claustro románico y las habitaciones contiguas de Nossa Senhora da Oliveira, en él se exponen bellas muestras de arte sacro y cerámica

Los alrededores

Plaza de guimaraes

Monte Da Penha

A cuatro kilómetros de Guimarães se encuentra el Monte Da Penha. El acceso puede hacerse por carretera o teleférico.

En la ladera se halla el MONASTERIO DE SANTA MARINHA DA COSTA, adaptado a pousada y rodeado de riachuelos y un frondoso parque.

Los jardines, con una bella fuente renacentista, y la cpilla están abierto al público. Desde este punto, la vista es magnífica.

Tuvimos la suerte de coincidir con las fiestas gualterianas que se celebran el primer fin de semana de agosto, así que estaba lleno de portugueses en romería cantando y bailando una especie de jota, fue muy divertido, y había un buen ambiente, la verdad es que me hizo mucha gracia, después de estar harta de escuchar que los portugueses son bastante sosos, pues estos se lo pasaban pipa, cantaban y bailaban sin parar, había puestos con productos regionales, etc.

Citania de Briteiros

A 9 km. al norte de Guimaraes, es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Portugal. Excavado durante el siglo XIX, en él se encontraron los basamentos de 150 moradas de piedra.

Desde el siglo IV a C. hasta el Iv. de C. estuvo habitado por celtíberos y más tarde por romanos.

Dónde alojarse

Guimaraes
Guimaraes, Portugal; December 2015: The Largo do Oliveira as the beautiful Monument Padrao do Salado always frequented by tourists Guimaraes

También aquí tengo refugio que recomendar, además a elegir, uno en plena ciudad y otro en el Monte de la Penha, en un antiguo monasterio (Santa Marinha) rehabilitado como pousada y desde donde las vistas de la ciudad son únicas.

Pertenece al grupo de las pousadas históricas, que es cómo decir “lo mejor de lo mejor” (son las que ocupan un edificio histórico, un castillo, un monasterio, un palacio…) fue construida como convento agustino en el siglo XII y después de varias restauraciones y “algún pegado” es el equivalente a un hotel de cinco estrellas. Sus jardines repletos de macizos de hortensias y arboles centenarios, los salones, el claustro, las terrazas y balconadas, hacen de este lugar un sitio para perderse. Ah¡¡ olvidaba las bellísimas paredes cubiertas de azulejos y las fuentes.

Con nuestra manía de dejar todo para última hora, conseguimos habitación, pero en la parte “del pegado” que es un añadido en plan moderno, una habitación espléndida con magnificas vistas, pero sin el encanto que tienen los diminutos dormitorios del monasterio, donde han unidos dos celdas de los antiguos monjes para sacar uno, las colchas, los muebles, las armaduras, las alfombras de esparto… a tono total con la época.

La habitación doble en temporada alta puede rondar de 160 a 180€, por habitación y con desayuno incluido, solo un paseito por los jardines de la Penha y el magnifico desayuno, ya compensa…

Siendo un lugar de ensueño en los alrededores encuentras de todo: campos de golf, paseos a caballo, excursiones, ruinas romanas…

Por supuesto hay otro tipo de hoteles donde alojarse, y más baratos, la cadena Ibis tienen habitaciones desde 40€ que no están nada mal, también os recomiendo que echéis un vistazo al llamado “Turismo de habitaçao” similar a las pousadas históricas pero un poco más económico, claro que con menos plazas y difícil de encontrar vacantes.

Conclusión

Pueblo medieval de guimaraes

Son varias las ocasiones en las que he ido a Guimaraes, y en distintas épocas del año aunque, sin duda, en primavera es cuando más me gusta.

La ciudad y los alrededores bien merecen una visita y afortunadamente no están tan saturados como la zona de Lisboa, así que ¿qué mejor ocasión para los viajeros? Pero os lo recomiendo a todos porque aprovechando bien el tiempo, ni las carreteras portuguesas son como eran, ni todos los días se tiene ocasión de conocer otra bella ciudad recomendada por la UNESCO.

Además de todas las indicaciones históricas y de hoteles, hay una serie de puntos que siempre me han fascinado de esta ciudad. Por una parte sus jardines públicos, diseñados, construidos y cuidados como si fueran pequeños jardines de Versalles. Jardines que dan alegría y luminosidad a toda la ciudad. Un museo: El Museo de Sampaio. Es, sencillamente, fascinante. Las esculturas prerromanas que se conservan (hay una en concreto de gran tamaño, que ostenta un enorme falo que descansa sobre una pierna), la disposición de las obras en el claustro y el jardín, expuestas a las inclemencias del tiempo, cuidadas pero con musgo, las estelas funerarias, la disposición de las salas…

…y para comer ¡¡bacalao¡¡. y si queréis ver la costa, a tiro de piedra está Matosinhos, la playa de Porto, aunque nada que ver con nuestras playas, pero esto será materia para otra opinión…

También merece la pena visitar los alrededores, especialmente hacia el norte

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.