Santuario de Fátima

Actividades que te recomendamos

Siempre he tenido una enorme curiosidad por lo acaecido hace ya muchos años en Fátima, por las extrañas y sucesivas apariciones de la Virgen. Por la vida y personalidad de los tres niños elegidos para ser testigos de las apariciones y por el secretismo que siempre ha rodeado, y que aún lo hace, a los tres misterios de Fátima.

Este verano estuve de vacaciones en la zona oeste de Portugal, en la Costa Central. Por su cercanía este era el momento de conocer el Santuario, y así lo hice. Me gustaría describíroslo y transmitiros las sensaciones que el lugar me hizo sentir.

Pero antes creo que es necesario que recordemos un poco la historia…

Los tres pastorcitos

escultura en el santuario de fátima

En 1917 tres niños de corta edad, Lucía ( de 10 añitos) y sus primos , Francisco (9) y Jacinta(7) vivieron una experiencia que les hizo cambiar sus vidas. La aparición de la Virgen.

El hecho tuvo lugar en el campo, lugar en el que los pequeños hacían labores de pastoreo. Iluminada por un relámpago, apareció la Virgen portando un rosario entre sus manos y les dijo que debían rezar y que realizaría sucesivas apariciones en los cinco meses consecutivos, los días 13 y a la misma hora.

Hoteles baratos cerca de Santuario de Fátima
Booking.com

Los niños fueron asistiendo a cada una de estas apariciones, y en la última de ellas participaron cerca de 70.000 personas. En el lugar de las apariciones se ubica hoy una capilla que podremos visitar si nos acercamos a conocer el santuario.

La mayor de los niños, Lucía, ya como Religiosa de Santa Dorotea aquí en España, vivió dos últimas apariciones en Pontevedra y en Tuy.

Los dos pequeños han sido beatificados ya, hay que tener en cuenta que salvo Lucía que vivió hasta el 2005, los otros dos niños fallecieron al poco tiempo de producirse la aparición ( Francisco en 1919 y Jacinta en 1920). Se espera su próxima canonización.

La imagen de la Virgen y la bala del Papa

Santuario de fátima en portugal

La imagen de la Virgen de Fátima que se venera en la Capilla de las apariciones, es una escultura de pequeño tamaño, de poco más de un metro, nada ostentosa y de madera policromada.

Como curiosidad, hay una corona que la Virgen sólo luce en ocasiones especiales de extraordinaria riqueza elaborada en oro perlas y piedras preciosas. Pues bien, en ella está incrustada una bala, la que atentó contra la vida de Juan Pablo II en 1981( seguro que recodáis el atentado). La bala fue ofrecida por el Sumo Pontífice a la Virgen en señal de agradecimiento por haberle salvado la vida. Desconocía este hecho y me resultó bastante curioso.

Los misterios de Fátima

Atardecer en el santuario de fátima

Es el término que se usa para referirse al los tres secretos o profecías que fueron confiados a los pastorcillos por la Virgen.

Los dos primeros se revelaron en 1941, el tercero fue confiado por Lucía al Papa en 1960 y fue revelado por Juan Pablo II en el año 2000. El primer misterio hacía referencia al infierno, el segundo a la cristiandad y sobre el significado del tercero se suceden las interpretaciones y especulaciones debido a la creencia de que pudiera incluir referencias a anuncios catastróficos o a un holocausto nuclear.

Con estas pinceladas imagino que habréis refrescado la historia de Fátima y el significado de la misma para el mundo cristiano.

Como lugar de culto y peregrinación nace el Santuario de Fátima, lugar que hoy os quiero describir.

Mi visita al Santuario de Fátima

El santuario de fátima por la noche

Se trata de un recinto abierto, de hecho es un lugar de peregrinación y la gente se concentra en los alrededores. Rodeando al santuario veréis gran cantidad de coches, autobuses cargados de peregrinos. Hay multitud de hoteles, algunos de ellos sorprendentemente ostentosos lo que parece que queda fuera de lugar para un destino de este tipo. También hay gente que se agolpa en los alrededores y que literalmente hacen la vida allí, en sus coches, en tiendas de campaña o en pequeños campamentos improvisados.

Viendo a esta gente, uno se da cuenta de que la fe mueve montañas y de todo lo que lleva consigo el seguir con firmeza unos dogmas.

Plaza del santuario de fátima por la noche

Cuando llegas al lugar te sorprende sobre todo su grandiosidad. Una inmensa explanada que debe abarrotarse de peregrinos en fechas señaladas, con una fuente en el centro y rodeada de una serie de edificios que paso a describiros.

Mi visita fue en el mes de agosto, así que imaginaos el panorama, con casi cuarenta grados en medio de la explanada, el sol y con todo un viaje de regreso en coche a España pendiente para esa tarde. Puede que las circunstancias no fueran las más adecuadas para la visita. Pero me lo tomé con calma y ya que estaba allí decidí conocer el lugar en profundidad

Los edificios principales del santuario son:

  • La Basílica de Nuestra señora del Rosario
  • La Columnata
  • La Estatua Del Sagrado Corazón de Jesús
  • La Capilla de las Apariciones
  • Basílica de la Santísima Trinidad

Basílica de Nuestra Señora del Rosario

En primer lugar entré en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario. Es uno de los edificios principales del Santuario. Se trata de un edificio de estilo neobarroco con una elevada torre de 65 metros de altura que está rematada por una pesada corona de bronce y una cruz que se ilumina por la noche.

Tiene quince altares que representan los quince misterios del rosario. En la capilla mayor hay un relievc en piedra que representa a la Santísima Trinidad y podremos ver también las tumbas de los dos hermanos Francisco y Jacinta.

La basílica estaba llena de gente, creo yo que más turistas que peregrinos, como ocurría en mi caso. El calor del exterior hacía que muchos buscaran el guarecerse del sol en el interior de la Basílica que, sombría y con sus elevados techos y anchos muros de piedra propiciaba una bajada considerable de las temperaturas.

columnas del santuario de fátima

Saliendo de la Basílica se alza a ambos lados de una escalinata que nos lleva a la explanada central, la Columnata, doscientas columnas y catorce altares realizados en cerámica policromada, así como numerosas esculturas realizadas en mármol blanco. La columnata es un vía crucis que es nexo de unión de la Basílica con el resto de los edificios que forman parte del recinto.

Si bajamos la escalinata volvemos al centro de la Plaza o explanada, en ella hay una fuente como base de una enorme escultura, La Estatua Del Sagrado Corazón de Jesús, que brilla bajo el sol ya que está realizada en bronce dorado.

Los peregrinos beben de la fuente y recogen agua, quizá con el convencimiento de que el agua es bendita.

columnata en el santuario de fátima

El siguiente edificio a visitar y que creo que es el fundamental es la Capilla de las Apariciones. El edificio es muy moderno, de planta cuadrada y rodeado de cristaleras. El templo se erigió en el lugar en el que supuestamente tuvieron lugar las apariciones de la Virgen a los tres niños. En el lugar en el que se encontraba la encina en la que se dice que apareció, se encuentra la imagen de la Virgen de Fátima de la que antes os hablé, protegida por una urna de cristal.

Alrededor de ella, hay una especie de circuito donde peregrinos arrodillados , muchos de ellos enfermos, recorren el trayecto alrededor de la imagen de la Virgen. Es quizá los más llamativo del lugar, ver a la gente arrodillada tantísimo rato. Sin embargo mi impresión no fue muy buena. Me pareció que había mucho de espectáculo en estas manifestaciones exaltadas de fe hacia la figura de la Virgen.

Junto a la capilla se encuentra el Crematorio de velas, es fácilmente localizable por la tremenda humareda que se eleva al cielo desde este lugar, en él tiene lugar la llamada la procesión de las velas. Encontramos una especie de dispensario de cirios y velas, donde no hay nadie cobrando, pero sí carteles que discretamente te informan del precio de cada cirio, y urnas donde puedes dejar “el importe” de los mismos, se supone que a modo de donativo.

lateral del santuario de fátima

Resulta curioso ver también los exvotos en cera de gran tamaño que representan a los tres niños. Junto al dispensario, está la enorme pira para prenderlos, pero las llamas son tan grandes que la gente lo que hace es echarlos directamente al fuego.

Todo esto de las velas y los exvotos, con la gran incineradora, me dio muy mala impresión, parecía más un rito pagano que la manifestación de un acto de fe.

Junto a la capilla se puede admirar la Encina Grande, en recuerdo a la encina en la que apareció la virgen

Si volvemos de nuevo la explanada y bajo un sol de justicia en mi caso, encontramos justo en el polo opuesto a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, una nueva basílica que ha sido construida recientemente, en el 2007, para poder acoger a un número mayor de peregrinos.

Se trata de la Basílica de la Santísima Trinidad. Enorme y muy moderna tiene capacidad para unos 9000 peregrinos sentados. Cuenta con varias capillas. La visité y también una exposición sobre el mundo de las Misiones que se podía visitar en una sala junto a la Basílica.

Conclusión

santuario de fátima

Tenía curiosidad por conocer el sitio, más que nada por las historias que sobre Fátima me contaba mi abuela, aunque yo las concebía más bien como un cuento infantil. Se me presentó la oportunidad de hacer una visita al Santuario y la aproveché.

El pueblo me pareció un lugar de contrastes, por un lado hotelazos increíbles y tiendas por todos lados en las que hay un negocio bastante boyante basado en la venta de souvenirs. Por otro lado, peregrinos más humildes agolpados en las proximidades del santuario. Hay grandes zonas de aparcamiento y zonas verdes en las que prácticamente hacen su vida, comen allí , en mesas de picnic instaladas a tal efecto, duermen en tiendas de campaña, incluso tienen sus propios tendederos de ropa.

Impresiona también ver la parafernalia que en torno al culto se ha montado, el hecho de que los peregrinos recorran un circuito apoyados sobre sus rodillas, mientras los demás observan, me resulto algo artificioso y la procesión de las velas una forma más de hacer negocio. Quizá lo único que me impresionó fue la grandiosidad del lugar.

A pesar de los peros, cuatro millones de peregrinos visitan anualmente este Santuario, así que recomiendo que lo veáis si tenéis la oportunidad y saquéis vuestras propias conclusiones. La visita a un lugar así no es algo que se haga todos los días.

Te recomendamos

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.