Esta vez voy hablaros sobre un tema que me interesas y me gusta mucho, el patrimonio histórico y cultural que tenemos sobre los pueblos pasados, un gran ejemplo y además muy cercano a mí, son las Ruinas de Itálica.

Dónde está

La Ruinas de Itálica, están situadas en la provincia de Sevilla, muy cerquita de la capital, a unos 8 kilómetros, justamente en el pueblo de Santiponce.

Os dejo con la dirección completa:

Avenida de Extremadura número 2.
Código Postal: 41970 Santiponce.

Su origen

Fue fundada en el año 206 a.C, para instalar a soldados veteranos y heridos de guerra una vez iniciada la conquista de la Bética.

La ciudad estaba formada por dos zonas: una, la cuidad vieja, hoy bajo el actual puenlo de Santiponce, y otra, la nueva, formada por un barrio residencial que se construyó en época del emperador Adriano.

Hoteles cerca de Ruinas de Itálica
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Sevilla
Buscar

A esta última pertenecen la mayor parte de los restos que están excavados.

Antes de la construcción del barrio fue preciso garantizar el suministro de agua y establecer el sistema de cloacas. Para la la traída y difusión de las aguas, se construyó el Castellum Aquae, que es una casamata de cemento, que aun hoy sigue abasteciendo agua a Santiponce.

Entonces recogía las aguas de un acueducto que las traía del río Guadiamar, cerca de Gerena.

Este depósito estaba situado en el extremo más elevado de la ciudad, permitía distribuir el agua a presión a través de tuberías de plomo a edificios públicos, como a las termas.

Urbanización de Itálica

Una vez construido esto, se inició la urbanización, y construcción de calles y edificios.

Su trazado es ortogonal, es decir en ángulo recto, con manzanas regulares. Las dos arterias principales eran cardo (N-S) y decumano (E-O). Sus calles son muy anchas, de 16 metros, incluidas las aceras que estaban todas porticadas.

Las casas

Eran construidas para las familias aristocráticas. Constan de un patio porticado y son precedentes a las casa andaluzas.

El centro está ocupado por un jardín o patio, donde hay un altar dedicado a los dioses, todas las habitaciones giran en torno a este patio.

Me llama mucho la atención la decoración, ya que tendría que ser preciosa, las habitaciones de los nobles estaban decoradas con mosaicos, un ejemplo, es la casa de los Pájaros, que tuvo que ser muy bonita.

En la primera crujía de la casa suelen situarse los comercios, con salida directa a la calle, desde donde se vendían los productos al público.

Edificios públicos

Entre los edificios públicos caben destacar el teatro, para espectáculos escénicos, el anfiteatro, para combates de gladiadores, luchas con fieras…, las termas, que son los baños públicos y lugar d ereunión, el foro, lugar de reunión de los romanos , que se encuentra ubicado en pleno núcleo urbano de Santiponce, por lo tanto sin haberse podido excavar en extensión.

  • El teatro de Itálica está ubicado en el casco urbano de Santiponce, del que hoy día se ha hecho una restitución del original con mármol del mismo tono. El muro de la escena, ha sido , en parte restaurado » fustes, capiteles que se encontraban a su alrededor y se ha procurado colocar muchos de estos elementos en su lugar original.
  • El anfiteatro, fue desgraciadamente el edificio más expoliado. Es de planta ovalada , como suelen ser los anfiteatros romanos. La intervenciones arquitectónicas de mayor transcendencia fueron la dirigida por el restaurador A. Jimenez entre los años 1983 – 86.
  • Las termas, son edificios públicos destinados a baños frios y calientes, contaban además con sala para masajes, reuniones, lectura, o para practicar algún deporte.

Zonas visitables de Itálica

Cada zona destacada de Itálica tiene un cartel informativo explicando cada elemento al detalle.

  1. La muralla: restos de la misma, con un puentecito de entrada que separaba el anfiteatro de la zona residencial de la ciudad. Para acceder a ella, tienes que ir por el camino de la izquierda tras toparte de frente con el anfiteatro romano situado justo en la entrada al conjunto arqueológico.
    Tras esta muralla aparecen las amplias calles empedradas (con la calle principal llamada Cardo Máximo) formándose un conjunto de manzanas con calles rectangulares.
  2. Edificio dedicado a la conservación de Itálica, justo a la derecha de la entrada al conjunto arqueológico. Destaca en él un friso donado por la Exposición Universal de Sevilla de 1992.
  3. Edificio de la Exedra: edificio semipúblico monumental para que la parte alta de la sociedad tuviera su momento de ocio y disfrute. Solamente pueden verse sus cimientos.
  4. Edificio del mosaico de Neptuno: destaca un colorido Neptuno central rodeado de animales marinos, reales e imaginarios, junto a una pelea entre hombres y animales como aves y cocodrilos y un hipopótamo.
  5. Casa del patio Rodio: de camino a ella te topas con el mosaico del laberinto.
  6. Casa de los Pájaros: destaca su patio interior, con fuente rodeada de columnas y jardines, y su mosaico con más de 30 dibujos de aves.
  7. Traianeum: restos a modo de cimientos del templo dedicado al emperador Trajano.
  8. Casa del Planetario: es una amplia casa, dónde destaca sus dos mosaicos, sobretodo el de la representación de los 7 dioses en honor a los 7 días de la semana. Además se pueden apreciar los cimientos de una antigua panadería, habitaciones y patio interior con alguna columna. Además, está el mosaico en homenaje a Teseo y la leyenda del Minotauro.
  9. Termas mayores: son de gran extensión, y es preferible verlas desde su pequeño mirador en alto. Básicamente se pueden observar los cimientos de su antigua estructura interior en la cual habían salas de distintas temperaturas de agua, gimnasio e incluso una biblioteca.
  10. Anfiteatro: se conserva dentro de lo que cabe bien el graderío, patio central y primera galería. Tenía una capacidad desde 20000 a 25000 espectadores, lo que da una idea de su tamaño, que incluso su capacidad era superior al número de ciudadanos de Itálica. Solamente te dejan visitar una de sus entradas, el patio central y su primera galería interna, y me quedé con las ganas de poder acceder al graderío y poder desde allí ver cómo se veían los juegos que en el interior del anfiteatro tenían lugar. También se puede apreciar dentro de su forma ovalada, como en el centro hay una fosa subterránea dónde guardaban a los animales. En una de sus galerías, la que está más al sur, se puede encontrar el texto que explica el por qué de los juegos y del anfiteatro, y sus normativas. En este texto se hace referencia a Marco Aurelio y a Cómodo.
  11. Termas menores y Teatro: están fuera del conjunto arqueológico y se visitan de manera independiente. Ambos corresponden a la época anterior al emperador Adriano.
  12. Miradores: hay cuatro miradores en las zonas sur, norte, este y oeste desde los cuales puedes tener una vista panorámica del interior de Itálica por un lado y de los exteriores por el otro. En el mirador este, puedes observar una réplica de la escultura de Trajano que se encuentra en el museo Arqueológico de Sevilla.
  13. Parque interior: todo el conjunto arqueológico de Itálica está rodeado, sobretodo por su lado norte y este, de un parque con árboles y abundante fauna de aves.
  14. Para terminar de ver bien Itálica, es aconsejable visitar el Museo Arqueológico de Sevilla, también gratuito los domingos, y ver la escultura de Diana cazadora y otros restos encontrados en su interior.

Itálica en museos y colecciones

Una buena parte de Itálica ha sobrevivido en Museos y colecciones privadas como el Museo Arqueológico de Sevilla y la colección privada de la Condesa de Lebrija, que está abierta al público en el palacio de lebrija, en Sevilla.

En esta última se encuentran objetos como marfiles, camafeos, bronces, vidrios, esculturas, y principalmente mosaicos procedentes de las Termas, y de otros lugares de Itálica como el mosaico que representa los «amores de Zeus».

Los restos que se encuentran en el Museo Arqueológico de Sevilla, tienen como base una colección realizada en el siglo XVIII en el Alcázar de Sevilla.

Los restos más importantes son los escultóricos por su valor estéticos como » La Venus de Itálica» o la estatua de Trajano. Las inscripciones forman, también, un importante fondo.
Son muy abundantes tanto las encontradas en mosaicos como en estelas funerarias.

Conclusión

ruinas de italica

En este espacio, como veis se reúnen numerosas muestras que testimonian su esplendor pasado, y siempre resulta agradable hacer una visita a estos lugares.

A medida que andamos por la ciudad con sus calles pavimentadas, sus aceras porticadas, sus cipreses nos podemos por algunos momentos trasladar a la época romana, solo falta cerrar los ojos y soñar. Gran ciudad donde podemos ver aún los restos de su servicio de abastecimiento de aguas y de su red de cloacas que aún están bien visibles.

Una aclaración, el viajero que vaya a Itálica creyendo que va a encontrar una ciudad aún en pie esta muy equivocado, quedan los restos desenterrados de este barrio, ya que hasta la época en la que se comenzaron los trabajos eran tierras de cultivo.

Pero con gran imaginación y disfrutando de los grandes restos que se conservan el caminante disfrutara como un bárbaro a las puertas de Roma. Para mí, humilde Historiador, merece la pena y muy mucho, aunque sólo sea por pasear porque es un marco incomparable para pasear y pasear, entablar conversaciones allí donde una vez habitaron tan nobles gentes.

En fin, es un gran conjunto arqueológico, que merece la pena visitar, además la entrada es gratuita !

Por supuesto lo recomiendo.